No hicimos algo xxx

Capítulo Nueve

No podía dejar de mirar a Laín, este me sonreía de una forma realmente hermosa.

Me era un poco difícil ser expresiva en cuanto a mis sentimientos pero ahora estaba mas segura, quería una relación con Laín, quería intentarlo, al final algo me decía que si no lo hacía me iba arrepentir.

— Si — dije simplemente.

— ¿Si qué? — preguntó Laín cruzándose de brazos.

— Si quiero ser tu novia.

— Ya sabía Sofí, siempre lo deseaste...quizá muy en el fondo de tu corazón pero lo deseabas.

— Tenias que arruinar el momento — dije en forma de broma.

— Te lo dije una vez Sofí, nadie se resiste a mis encantos.— dijo guiñándome el ojo.

Nuestra conversación se vio interrumpida cuando escuchamos gritos afuera, mire a Laín e inmediatamente empecé a buscar donde esconderlo, la voz que se escuchaba era la de Eros y Carolina.

Antes de que pudiéramos hacer cualquier movimiento la puerta se abrió.

La sonrisa que Eros tenía era tan macabra.

— Como te encanta estar rompiendo las reglas Sofía y luego todo por un chico...¿tan urgida estas?

Como se atrevía a decirme eso.

— Hijo de...

— Cierra la boca Laín. — dijo Eros mirándolo ahora por completo serio. — Y lárgate de aquí.

Laín ni se inmuto.

— ¿Cuál es tu problema? Tienes envidia de que a él si lo quieran y a ti no — hablo Carolina. — ¿Es eso, estas necesitado de amor?

Eros volteo a verla molesto.

— Hay reglas, y se deben seguir al pie de la letra. — dijo.

— Y como Sofía no sigue las reglas ¿crees que eso te da el derecho a ponerle la mano encima? — preguntó Carolina.

— No hables de reglas, tu eres la persona menos indicada para decir eso. — dijo Laín. — O es que nunca le contaste a Laura que te metiste con una interna. Y te sigues viendo con ella

Carolina lo miro sorprendido.

— Ahora retrocedamos un poco, repíteme eso Caro ¿Cómo es que este le puso una mano encima a mi pequeña?

Mire a Carolina y negué, si le decía no se de que podría ser capaz Laín, ella me ignoro por completo y le conto rápidamente lo que había sucedido la noche anterior.

Laín empezó a caminar hacia Eros.

— ¿Por qué no te metes con alguien de tu tamaño? ¿Crees que andar molestando a la mujeres te hará mas hombre?

Eros se empezó a reír

— Hablas de molestar a las mujeres como si tu no hicieras eso, eres igual o peor que yo.

Error fatal haberlo comparado con el, Laín se le lanzo dándole un puñetazo en la mandíbula, Eros se lo devolvió pero Laín logro esquivarlo, así la pelea comenzó.

Debía meterme pero la última vez que me interpuse en una pelea de Laín el asunto no había terminado nada bien.

Para mi gran sorpresa la que se metió fue Carolina, antes de que Laín pudiera darle otro golpe la que se lo dio fue ella. Eros se tambaleo y sin pensarlo le iba a regresar el golpe a ella pero Laín se metió de nuevo.

No dejaban de pelearse y llegaron hasta el pasillo.

El ruido que estaban haciendo provoco que las demás chicas empezaran a salir de sus dormitorios.

Los murmullos comenzaron.

Ninguna se metía, nadie quería meterse pues se trataba de Eros y para ellas era satisfactorio ver aquello. Hasta algunas le habían intentado dar cosas a Laín para que lo golpeara con ellas... Por ejemplo Carolina le dio nuestro despertador.

Yo no podía seguir viendo eso, pese a que Laín era bueno con los puños Eros de igual forma lo era y terminaría lastimando a Laín tarde que temprano.

Tome aire y con la suficiente fuerza me dirigí hacia ellos interponiéndome, las chicas empezaron  abuchearme.

— Quítate de en medio, deja que le dé una paliza — dijo una de ellas.

Antes de que lanzara otro golpe Laín se detuvo pero Eros no tenía esa intención. A él no le importaba en lo mas mínimo golpearme, y así lo hizo su puño se poso en mi mejilla.

— ¡Sofí! — gritaron al unisonó Carolina y Laín.

Sentí una fuerte punzada, el pedazo lo sentía caliente, un profundo dolor. Me regañe a mí misma, no aprendía la lección, no debía meterme en peleas de Laín pues siempre iba a terminar lastimada.

— ¿Qué está pasando aquí?

Todos volteamos a la par al escuchar esa voz.

— ¿Quién te crees para golpear a mi sobrina?

Laura había llegado con dos policías a sus espaldas. 



Fa Wayne

#690 en Otros
#196 en Humor
#350 en Joven Adulto

En el texto hay: romance, romance drama humor

Editado: 15.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar