No me odies, Quiéreme

Otra vez en el mismo sitio

 

Los días posteriores a su discusión con Alicia, Alonzo trató de seguir con su vida como si nada hubiera pasado, cómo antes de que ella llegara a su vida, pero le costaba trabajo seguir con normalidad, por más que su mente trataba de convencerse que era igual a Erika, algo muy dentro de él, le decía que estaba equivocado, pero por más que quisiera creer que ellas dos eran tan diferentes, no podía olvidar que Alicia lo había engañado y tratado de arreglar su vida a su conveniencia.

Ese fin de semana Alonzo no tenía muchas ganas de salir, pero ese día era la exposición de Angélica y si no iba tendría a sus amigos detrás de él, y eso tampoco le apetecía demasiado, por eso prefería presentarse en la galería saludarlos y después desaparecer, sí, su plan era perfecto, aunque no tuviera el animo suficiente para llevarlo a cabo.

Alonzo arregló a Adrián, quién en los últimos días estaba demasiado inquieto, al parecer su hijo también estaba enamorado de Alicia, y la extrañaba. Aún no estaba seguro de que haría con su trabajo en Calzate, pero de momento seguiría trabajando ahí hasta que se venciera el contrato, claro, que el contrato no decía nada sobre la tensión en el trabajo y en los últimos días era tanta que se podía cortar con un cuchillo, pero tampoco había mucho que se pudiera hacer al respecto, al menos de momento.

De alguna manera se encontraba otra vez en el mismo lugar antes de conocer a Alicia, sin un trabajo seguro y sin niñera, aunque Elisa le llamó y para decir que no se preocupara, que ella podía seguir cuidando de Adrián, él sabía que no sería correcto que ella lo siguiera haciendo, por eso y muy a su pesar se obligó a contratar a una de las niñeras que había entrevistado anteriormente, de algún modo otra vez, el universo le estaba cobrando algo que había hecho en vidas pasadas, sin embargo, tenía que encontrar la forma de tomar el rumbo de su vida de nuevo.

Dispuesto a olvidarse al menos ese día olvidar sus desgracias personales llegó a la galería de arte, no vio a sus amigos por ningún lado, pero como las obras ya estaban expuestas empezó el recorrido, la mayoría de las pinturas tenían alcatraces rosas, lo que hizo que se preguntara si sus amigos tendrían alguna especie de fetiche con esa flor en particular o con el color.

Mientras Alonzo continuaba con su recorrido Tomás se acercó a dónde estaba él.

―¡Alonzo! ―lo llamó.

―¡Tomás! ―respondió. Adrián se empezó a remover en la cangurera, al parecer no estaba nada cómodo ahí y necesitaba más libertad.

―¿Tiene mucho que llegaron? ―cuestionó Tom, dirigiendo la mirada a Adrián.

―En realidad no, como no los vimos empezamos el recorrido por nuestra parte.

―Eso veo. ¿Vinieron solos?

―Así es. ¿Con quién más podríamos venir?

―Pensé que traerías a Alicia, sería una buena oportunidad de que interactuaran fuera del entorno de siempre.

―¡Alicia es una mentirosa! Ni Adrián, ni yo necesitamos a alguien como ella en nuestra vida. ―gruñó. El bebé gritó en protesta.

―Parece que alguien no está de acuerdo con tus palabras.

―Han sido días difíciles. ―confesó.

―Imagino que sí, pero tampoco deberías de cerrarte por una mentira sin importancia.

―No es una mentira sin importancia.

―¿No?

―No. Ella mintió respecto a quién es, dejó que creyera que era un tipo de persona que no es.

―¿Qué clase de persona creíste que era?

―Una normal, como cualquier otra.

―¿Y no es normal? Porque yo recuerdo, tiene dos ojos, dos orejas, una boca, dos brazos, dos manos, dos piernas y dos pies.

―Sabes muy bien a que me refiero.

―No, Alonzo no lo sé, entiendo que estés molesto por esta situación, pero creo que estás exagerando.

―Ella me ocultó que es hija de Calzate.

―Lo sé

―¿Lo sabes? ―Tomás asintió―. Sabías que se estaba burlando de mí y no me dijiste nada. ¿Qué clase de amigo eres? ―recriminó.

―Tranquilízate, si te decía te ibas a poner como loco.

―¿Cómo lo supiste?

―Trabajé en Calzate ―recordó―. La llegué a ver un par de veces, no parecía muy integrada en la empresa.

―Todos dicen eso, pero si no fuera por ella no estaría trabajando en Calzate.



AleBPena

Editado: 02.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar