¡no soy De Piedra!

Luisa, 16 años

Cuando nacemos nuestros padres quieren lo mejor para nosotros y los míos no fueron la excepción.

Siempre fueron padres bondadosos, respetuosos y honestos.

Soy hija única y siempre lo tuve todo. No solo material también emocional.

Como pasaron las años y fui creciendo mi cuerpo se desarrolló de manera distinta a las de mis pares.

A los trece años tenia busto grande y caderas anchas. Esto hacia que me sintiera mal. Me avergonzaba ser distintas a mis compañeras de curso.

Pero mi mamá siempre me enseño a quererme tal y como soy.

Y yo crecí con ese pensamiento. Amarme y quererme sin importar lo que dijeran.

Cuanto tenía catorce años mi mamá falleció de cáncer y me quedé con todo lo que me enseñó.

Yo jamás habría permitido que un otro me menospreciara. Me hiciera sentir fea o que nadie me quería.

Eso pensaba pero no fue así. Mis decisiones me llevaron a ser una mujer con miedo y sin autoestima.

Óscar fue el hombre que me enseñó a odiar cada aspecto de mi. Y lo odio por eso.

En tan solo nueve meses el me llevo a no quererme.

Lo conocí en la banda de la escuela y me gustó de inmediato. Fue mutuo y al principio fui feliz.

Por qué los monstruos no muestran sus garras al principio. Lo hacen cuando están seguros que podrán destruir.

Destruyen con palabras, con golpes y con indiferencia.

De esa manera me destruyo a mi. De apoco, día tras día hasta verte como ellos quieren.

Si solo hubiera pedido ayuda. Quizás alguien me habría aconsejado.

Eran fines de noviembre y cuando caminaba por los pasillos del liceo podía escuchar a las personas murmurando y observándome.

Pasaron días y todos seguían hablando de mi. Pero yo no sabía que pasaba.

Cristina una amiga de la banda. Me toma de la mano y me lleva al baño. Y Me pregunto si mire el video.

Pero no se de qué habla. Ella me entrega su teléfono con un video le doy play.

Soy yo con Óscar. Me grabo mientras teniamos sexo.

Miro a Cristina y le pido que me lo mande.

Busco por todos a Óscar y cuando lo encuentro sus palabras fueron hirientes y crueles.

"No te asombres gorda. Solo salí contigo por lástima y para probar tu culo grande"

Todo el colegio lo escuchó. Quiero salir de ahí. No puedo respirar. Tengo un ataque de pánico y llaman a mi papá.

Yo no le digo nada. Como puedo decir eso a mi padre.

En el video hay comentarios ofensivos y denigrantes para mi. Son mujeres y hombres que hablan de mi cuerpo y de mi aspecto. Tengo pena y solo quiero llorar.

Los días que pasaron no fui al liceo. Solo estuve en mi cama.

Recibo un texto de Óscar el que me me insulta y me agrede.

"gorda. Me das asco. Eres una escoria. Solo ocupas oxígeno"

Sus palabras no causaron llanto solo rabia. No seré capaz de salir a la calle otra vez.

Oscar terminó con mis ganas de vivir. Ya no quiero sufrir.

Tomo la decisión más difil de mi vida. Terminar con ella.

Solo espero que mi padre me perdone y encuentre tranquilidad en su vida.

Hoy está es la mejor decisión que e tomado. No ocupar más oxígeno.

 



Valentina Ro

#1451 en Thriller
#574 en Suspenso
#3580 en Otros
#1145 en Relatos cortos

En el texto hay: femicidio, historia ficticia, miedo.

Editado: 24.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar