¡no soy De Piedra!

Cristina, 25 años

Yo lo amo, ¿por qué me quieren alejar de el?.

Eso le decía a mi madre cuando me prohibió ver a Marcelo. El no era un buen tipo y yo lo entendí.

Hoy soy una profesional. Ingeniera en prevención de riesgos y tengo un departamento en la ciudad de la quinta región.

Estoy soltera y soy feliz. Marcelo solo fue una mancha oscura en mi vida. Una mancha difícil de borrar. Cada tanto me envía textos pidiendo que le de otra oportunidad. La respuesta es siempre la misma. NO.

Esta ves los mensajes son distintos, son más violentos ya son 46 mensajes que ignoro. pero no se detiene.

Esta mañana cuando salí al trabajo el estaba ahí. Esperando, cuando se acerco le pedí que no me molestara que yo estaba ocupada. El se molestó pero se fue.

A pasado un mes y Marcelo no para, me está dando miedo. Esta todos los días frente al edificio donde vivo.

Hoy Marcelo se acerco a mi y ante mi negativa tomo mi brazo y lo preciono con fuerza. Grite para pedir ayuda y el conserje del edificio llamó a la policía.

Marcelo se escapo pero puse una constancia por acoso.

Ya van dos semanas y no me a molestado más. Debió asustarce por la constancia.

Yo estoy más tranquila al no verlo parado en la calle. El Se obsesionó conmigo y ya tenía miedo.

Hoy se cumple un mes desde que llegó la policía. Y Marcelo ya es tema olvidado.

Hoy al Entrar a mi departamento dejó mi cartera en la mesa y prendo la luz. Marcelo está frente a mi y tiene un cuchillo.

Le pido que salga de mi casa. Pero se acerca a mi y tengo miedo. Camino hasta la puerta pero cuando volteo para abrirla Marcelo me está mirando y está a dos pasos de mi.

Me pide que camine y que me siente en el sofá. Yo lo hago y no dejo de mirar el cuchillo que tiene en las manos.  

Sin decir nada se lanza sobre mi y entierra el cuchillo en mi abdomen. Se siente caliente y duele. Marcelo lo hace muchas veces. Lo hace 47 veces sin detenerse.

Marcelo se quita la vida en la sala de mi departamento y mi cuerpo es encontrado junto al de el.

Un crimen Donde nadie escuchó nada. Un nuevo femicidio que saldrá en la televisión por uno o dos días y luego de eso mi nombre será olvidado como el de muchas otras mujeres.

 



Valentina Ro

#1430 en Thriller
#566 en Suspenso
#3528 en Otros
#1126 en Relatos cortos

En el texto hay: femicidio, historia ficticia, miedo.

Editado: 24.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar