Nuestra pequeña

3

Tengo unas enormes ganas de llorar, pero no quiero darle ese gusto.

Sabía que Will se acostó conmigo solo por diversión, pero hacerlo para que me grabaran y más personas me vieran.... agradezco enormemente que los planes hayan fallado.

—¿Quieres llorar? —pregunta con burla.

—¿Que está pasando aquí? —se acerca Will

No dejaba de mirar a Tiffani y su cara de satisfacción, es igual a la de mis tíos.

—Nada amor, vamos a la fiesta —giro y tomo el brazo de él.

Por mi parte también gire y prácticamente corrí a mi auto, si voy a llorar será donde nadie me vea.

Escucho un pequeño grito llamándome pero lo ignoro y arranco lo más rápido que puedo.

....

Al día siguiente durante la mañana fue la misma rutina.

Extraño a mis padres, mi mama era pediatra una de las mejores del país y mi papa era entrenador de fútbol, de ahí mi pasión por verlo y sentir la emoción del juego, él era entrenador de mi universidad actual, es por eso que entre en ella.

De todos los años que entreno ahí no perdió ni un solo partido, él era el mejor de los mejores, todos lo llamaban para que trabaja con ellos, pero mi papa siempre se negó, en esa universidad fue donde él y mi mama estudiaron y se enamoraron por eso era muy apegado a ella.

Al llegar, camino directo a mi casillero, guardo unos libros y saco otros.

—Hola Emma

Volteo para ver quién es, y es otra vez ese chico ¿Qué es lo que tanto quiere de mí?

—Hola Ben —regreso a lo que estaba haciendo, guardo el último cuaderno y cierro el casillero.

—No te vi en la fiesta —continua hablándome y sonriendo.

Lo miro extrañada.

—Ya que ganamos fuimos a celebrar a mi casa —dice orgulloso inflando el pecho.

—Me hubiese encantado pero no hubiera sido buena idea —me dispuse a caminar hacia mi salón.

—¿Porque no? —me sigue.

¿Sera tonto o se hace?

—¿Qué quieres de mí? —pregunto directa, parando en seco.

—¿A qué te refieres? —paso su mano por su cabello.

¿Sera alguna especie de tic cuando está nervioso?

A un tengo ganas de tocarlo. Papa solía tener bastante cabello, yo solía enredar mis dedos en el cómo lo hacía mama también.

—Nadie nunca se me acerca, muchos menos ahora, pero tu pareces insistir cuando claramente no te quiero cerca de mí.

—Disculpa no me había dado cuenta, solo quería ser amable....bueno yo me voy, no te molesto más —se veía bastante apenado y arrepentido.

¿Porque siempre debo alejar a las personas? Quise disculparme por ser tan fría pero ya se había ido.

Estúpida.

Estúpida.

—El realmente quería ser amable, mi hermano es así —la tal Katy se para a mi lado mirando a la dirección donde se fue su hermano.

—Realmente no quería hablarle así —agacho la cabeza.

Siento su mirada en mí.

—No estoy tan segura, pero no te culpo por actuar a la defensiva, después de todo lo que se dice de ti.

—¿Crees que se haya enojado? —muerdo mi labio

—No, Ben no es de los que se enoja tan fácil —sonríe, ahora si se parecen— Él no sabe de todos los rumores que circulan por la universidad, los evita siempre.

—Ya veo —fue todo lo que salió de mi boca.

—Por cierto, por lo de ayer lo siento, no era de mis mejores días y me desquite contigo cuando ni siquiera te conozco.

—Está bien —sonrió - Bueno yo me voy a clase.

—Claro, soy Katy.

—Emma.
 

KATY

Después de mi encuentro con Emma voy a clases, pero no dejaba de pensar ¿El por qué su actitud? ¿Y por qué Tiffani estuvo con ella ayer? No sé qué hablaron, pero se notaba que no era nada bueno.



Maria.A

Editado: 04.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar