O' Sullivan Mystery: La Explosión de Neullén

Epílogo.

Tranquilos, obviamente no morí, si no, no estaría escribiendo este libro para ustedes. Pero sinceramente, aún hasta hoy, no recuerdo nada de lo que pasó después de dormirme.

Solo sé, que a la mañana siguiente, había dormido con mis padres, porque me desperté estando al medio de ambos. (Cómo un sándwich y yo era el queso.)

Esa noche fue mágica y trágica al mismo tiempo.

Recordé lo que me dio Isaac.

Salí de la cama y fui a buscarlo, la carta y el collar.

Al bajar por las escaleras, vi a mi Bisabuela en el sofá junto a la ventana, donde veía a las hojas ser llevadas por el viento.

Me acerqué a ella y le leí la carta.

 

"Mi amor, soy yo. Tu papá. Te escribo desde un lugar muy bonito, donde hay mucha gente imaginaria, que ve cosas y dice muchas tonterías. ¡Te reirías mucho si escuchas lo que dicen!

  1. escribo esto porque quiero que sepas que jamás te abandoné. Ni a ti, ni a tu mamá. Tuve un problema nada más. Tal vez me quedé mucho tiempo con estas personas con mucha imaginación, para que pueda imaginar y crear mundos con ellos, mi amor. Por eso, quiero adjuntarte este collar, porque quiero que sepas, que dónde sea que yo esté, siempre estaré indirectamente contigo, en tu corazón y alma. Te amo mi amor, algún día te veré, algún día te volveré a besar. Solamente, te amo. -Tu papito."

 

Le puse el collar, y se puso a llorar de felicidad.

Creo que en todo este viaje, ella me ayudó a resolver todo esto porque de alguna manera, ella sabía que los Moore tenían tal carta.

Ella susurró un débil "gracias" entre lágrimas, y sonrisas.

Y cerró sus ojos.

Ella falleció ese día, pero yo estaba feliz, porque ella se fue alegre y con una sonrisa que no se la quitaba nadie, al menos ella se estaba reencontrando con su papá en el cielo, con mi tatarabuelo.

Con respecto a los Moore, no supe más de Isaac, sólo que tiene que andar por las calles de Concepción.

A los papás, los detuvieron en la frontera. Querían ubicar a Isaac para detenerlo igualmente pero hablé y discutí por todos lados para que así no fuera. Por alguna razón, quería que estuviera en paz por alguna vez en su vida.

Aunque nunca comprenderé su cambio repentino de actitud, ¿será simplemente por su abandono de sus padres cuando trataron de ir a Argentina? La verdad es que podría escribir miles de conspiraciones, pero nada puede ser realidad.

Me gustaría, algún día hablar con él y aclarar tales cosas.

Posiblemente algún día me reencuentre con él y todo salga a la luz.

Ahora mismo, 3 años después de ese incidente, estoy en Santiago. A unas pocas horas de tomar mi avión e ir a Antofagasta.

¿Por qué?

No sé si recuerdan, pero ahí fue el último lugar donde se encontró a mi padre vivo.

Viajaré al norte para seguir investigando sobre mis antepasados. Posiblemente escriba sobre mis aventuras allá, que sé que serán muchas.

Un misterio se cierra, y otro se abre.

 

-Fernanda O'Sullivan.



Darcy

#15101 en Otros
#2304 en Aventura
#6593 en Thriller
#3729 en Misterio

En el texto hay: investigacion, mujer poderosa, latinoamerica

Editado: 22.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar