Obscuridad "En Las Sombras"

Apariciones que preocupan

Después que Edwards se va, me quedo pensativa sentada en el sofá mientras Bianca y Thomas juegan en la alfombra, estoy preocupada, no me gusta nadita tener que ir a Chicago, tengo un mal presentimiento.

Miro a Thomas está jugando con su hermanita, le gusta hacerla reír,  es muy buen hermano y aunque no crean, mis hijos son imanes para varios niños que se quedaron en este nivel, con los que les gusta jugar.

-¿Esa cara Di? - pregunta Leonard entrando a la sala.

-Leonard no me gusta esa locura de ir a Chicago.

-Di, no es la primera vez que vamos de viaje a una casa con actividad paranormal. - comenta  sumamente tranquilo.

-Esa casa a la que iremos es la casa de un asesino serial - comento  sarcástica.

-Tampoco es la primera vez que me cruzó con ex convictos, investigamos en prisiones y sanatorios abandonados. Comprendo tu preocupación los convictos, asesinos, etc son jodidamente molestosos y dañinos.

-Leonard, son almas negras, son peligrosas, esas almas no trascienden, imposible que lo hagan, hay leyes dentro y fuera de este universo y esas personas las rompieron al matar a otro ser humano, no tienen permitido entrar al cielo o como quieras llamar al lugar donde van las almas, oh purgan pena en el purgatorio, o se queman en el inframundo, no me gusta - tiemblo- además es un, un, payaso.

-Dilayla no me digas que te dan miedo los payasos - exclama burlón.

-Pues sí, joder, si - respondo muerta de miedo  - odio a los payasos, desde niña, me vuelven loca, échale la culpa a IT de Stephen King. La leí cuando era muy niña y no dormí por dos meses, mis padres tuvieron que cambiarme de cuarto con Layla y a los cumpleaños no iba por no ver al susodicho payaso.

-Y para colmo te apuesto que viste la película.

Me sonrojo y asiento mirando al piso.

-Creí que viendo la película se me curaría.

-Error, te debiste volver histérica ¿la viste completa?

-No, no pude, salí completamente muerta de miedo del cine.

-¿Sabes que Stephen King escribió ese libro por John Wayne Gacy?

-Sí, lo sé, es el peor asesino del mundo, violó, mató, degolló a sus víctimas, después las enterró en su sótano, o las tiro en la calle, o en el río - me da náuseas -es horrible.

-Tranquila mi amor, iremos a Chicago, no pasará nada que no podamos sobrellevar, te lo garantizo.

-...Diana, tú me buscas - exclama Thom y corre a esconderse.

-¿Ves a Diana? - pregunta Leonard levantando una ceja.

-No, es trascendida.

-Complicado, tener otro médium en la familia.

-Ya hablé con él, en la guardería tiene que jugar con los niños de ahí y dejar a sus "amiguitos" acá.

-¿Crees que lo entenderá? - pregunta pensativo - es difícil vivir con habilidades extrasensoriales, lo sabes tú, lo sé yo y hay que enseñar a nuestros hijos a vivir con ello - alza a Bianca que está sentada en la alfombra. - digo nuestros, porque Bianca en su corta edad, también ve cosas, sé que te diste cuenta.

-Lo sé - me paro y abrazo a Leonard - somos una familia de freakys... - me abraza y me da un beso.

-Tan sólo salimos de lo normal y si somos freakys... - sonríe y me besa

-Algo freaks... - sonrió y le guiño un ojo.

-¡¡¡Ahhh!!! - El grito de Thomas nos separa, casi me voy para atrás por el susto.

Salimos disparados de la sala, comenzamos a buscar por toda la casa a Thomas.

-¡¡¡Thom!!! ¿Dónde estás, mi niño?

-Campeón ¿dónde estás?

Buscamos y buscamos por todo lado, hasta que por fin lo encontramos en la canasta de ropa, metido hasta el fondo.

-¿Qué haces aquí, campeón? - Leonard lo alza – ¡Di, aquí está Thomas! - grita aparezco unos minutos después con Bianca en brazos,  a velocidad rayo, abrazo a Thomas y lo miro, él tiembla está muy asustado.

-¿Que te pasó pequeño?

-Mami, hay una cosa fea en mi cuarto, Diana se asustó y se fue, me dejó sólito con esa cosa.

-Yo iré a ver - respondí  Leonard y me pasa a Thomas y a Bianca.

-Pero Leonard si vas tú no podrás verlo.

-Tranquila, no veo pero siento, te llamo si necesito ayuda.

Esos minutos se convierten en días, pasan muy lento y mi corazón se pone inquieto, prefiero ir a ver, dejo a Thomas con Bianca en el sillón de la sala y camino en dirección a su cuarto.

Lo primero que veo es a Leonard parado en medio, entro despacio, no me está gustando esta situación, el ambiente es muy pesado.

-¿Leonard? - preguntó con voz baja.

-Shhh Dilayla - Leonard me mira, se lo nota tenso - hay alguna presencia por allá ¿verdad? - me muestra con su dedo en la esquina del cuarto.

Me acerco lo más que puedo y veo una figura, es "no humano" ¡Joder! ¿Cómo llegó esta cosa acá? Siento un escalofrío que me cruza por toda mi espina dorsal.

-Es un" no humano"- susurro, temblando.

-¿Demonio?

-No lo sé, no se deja distinguir - y mejor que no lo haga, no me agradan estas cosas- pero no es una sombra de un ser humano.

-¿Qué hacemos?

Toco mi medalla de San Miguel Arcángel.

-Caminemos rezando a San Miguel arcángel y vamos por Sábila para purificar el ambiente.

-Definitivamente somos unos Freaks. - exclama mientras caminamos en retroceso y empezamos a rezar, hasta salir del cuarto.

Doy un suspiro, estoy muy asustada, mi cuerpo entero es un manojo de nervios.

-Vamos por los niños, los bajamos donde los chicos y volvemos a purificar todo.

-Si - corro donde mis niños.

Thomas está asustado, sus manitos están frías y está un poco pálido.

-Tranquilo campeón, no te preocupes, nosotros sacaremos esa cosa que te asustó.

-¿En serio, papi? - pregunta temblando y metiendo su carita en mí cabello.

-Palabra, mi niño - Leonard hace puño, se lo muestra, Thomas en su miedo sale de su escondite y hace puño para que Leonard lo choque.

-Falala - responde Thom, como en la película "Grandes Héroes" que le encanta a mi pequeño.



Sissi Pamela Terceros Beltran

Editado: 01.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar