Origen detrás del origen

Confrontación

--¿¡De que diablos hablas!?-- su sonrisa se borró de su rostro siendo remplazada por una expresión de confusión.

--El cambio de color no me lo habría esperado, supongo que es un efecto secundario; interesante.-- Jason no quitaba su sonrisa de satisfacción mientras se paseaba de un lado a otro por la habitación. 

--¡Contesta idiota!-- La exclamación salió como un gruñido gutural, Jack estaba perdiendo la paciencia.

Jason pasó olimpicamente de él y centró su atención en el ensangrentado y casi irreconocible cadáver de quien en vida fue Isaac. --Pobre tipo, creo que lo desperdiciaste Jack, era alguien muy creativo.-- Halagó Jason observando todos los muebles a su alrededor. Al hacer esto Jason le dió la espalda a Jack; oportunidad que Jack con una sonrisa demencial y furiosa aprovechó.

--¡No me ignores y contesta!-- Habiendo dicho esto Jack extendió uno de sus largos brazos hacia Jason a una velocidad impresionante logrando así crear unos rasguños tan profundos que fácilmente hubieran podido matar a cualquier ser humano. Producto de los rasguños sangre espesa de color negro salpico por el lugar; y el cuerpo de Jason, por la velocidad con la que iba el ataque se hizo hacia adelante. 

El ataque tomó por sorpresa a Jason quien logro evitar su caída deteniéndose con la mesa en la que el cuerpo de Isaac estaba. Inmediatamente se escucharon gruñidos guturales provenientes del Juguetero, la mesa de madera crujió debajo de sus garras y sus verdes ojos brillaron con furia. 

Jack quedó entre intrigado y asombrado al ver que las profundas heridas causadas al Juguetero se iban cerrando sin dejar marca alguna; miró sus garras las cuales tenían tanto sangre negra como roja. --¿Qué eres?--.

--Lo que soy no debe de importar, y lo que he dicho es cierto YO te cree Jack.-- Habló Jason levantándose y dando la vuelta para encarar a Jack; su sonrisa había vuelto a su rostro. --Te lo explicaré mejor para que lo entiendas; este humano del que te dishiciste de una manera bastante divertida debo decir, en su infancia pidió un deseo a los ángeles; esos seres molestos, sus creaciones no son nada divertidas. En fin; esos ineptos alados ignoraron su deseo pero yo que lo escuche no, así que tada.-- finalizó señalando con la mano a Jack como presentándolo, para después empezar a reír frenéticamente.

--En resumen Laughing Jack, tú me perteneces a mi Jason; y ahora que el juego acabó, vendrás conmigo.-- Sonrió mientras una de sus manos reposaba suavemente en el ala de su sombrero de copa; en medio de la obsuridad, sus ojos resplandecieron en un intenso verde.

--No, no me importa que o quién mierda seas, no iré contigo ¡tú no me controlas!-- Jack estaba furioso por lo dicho por el juguetero, él no estaba bajo las ordenes de nadie y menos (desde el punto de vista de Jack) de ese ridículo tipo del sombrero.

--¡Jack vamonos!-- Jason elevo la voz y tanto su mirada como su expresión se ensombreció, en definitiva estaba perdiendo la paciencia.

--¿¡Que no lo entiendes ridículo idiota!? he dicho que no.-- Y Jack ya había perdido la suya. Con esto dicho, su apariencia empezó a cambiar a una un tanto mas grotesca; sus garras crecieron más tornadose así gruesas y filosas, su sonrisa se ensancho mucho más casi llegando a sus orejas mostrando sus filosos dientes a través de ella, y sus ojos se agrandaron; todo en él mostraba locura y diversión. 

--¡Te destruiré  estúpido juguetero!-- Con esto dicho Jack se abalanzo contra Jason, por la fuerza ambos atravesaron la débil pared de madera del ático y cayeron en un oscuro callejón ubicado en uno de los lados de la casa.

Al caer, el cuerpo de Jason sonó como peso muerto con Jack arriba de él. Laughing Jack inmediatamente después de caer no dejó que Jason se repusiera y con sus garras empezó a soltar zarpasos  a diestra y siniestra en el cuerpo debajo suyo; una risa estridente se escuchaba por el lugar a la vez que grandes charcos de sangre negra iban cubriendo el sitio.

Cuando Jack por fin creyó haber terminado, se levantó sonriendo enormemente admirando lo que había hecho. El cuerpo de Jason había quedado relativamente destrozado de los hombros a la cabeza, un gran charco en color negro lo rodeaba, tiras de carne y piel estaban a su alrededor lo que quedaba de músculo en sus hombros y cabeza estaba expuesto; Jason no se movía en absoluto.

--Parece que no eres muy bueno jugando después de todo ¿no es así Jason the Toymaker?-- Soltó con sarcasmo Jack para después soltarse a reír de manera estridente.

A la risa psicópata de Jack, otra risa no tan escandalosa pero igualmente lunática se le fue sumando, llamando la atención del payaso de inmediato provocando que dirigiera su atención al cuerpo que tenía a su lado. 



Aleón Wolf

#3703 en Fanfic
#11842 en Otros
#4016 en Relatos cortos

En el texto hay: muertes, creepypastas, crossover

Editado: 18.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar