Pacto Con Un Vampiro

Capítulo 37|"Las mordidas no son bonitas"

Me acerqué a él meticulosamente esperando alguna reacción de su parte, pero no se movió y aquello me asustó, ¿podría ser que a Derek se le hubiera pasado un poco la mano con el golpe? Esperaba que no fuera eso.

La posición en que Hunter finalmente había quedado parecía ser bastante incómoda, por lo que con cuidado me puse de rodillas junto a él y lo acomodé de manera que quedara correctamente recostado.

Respiraba, parecía que estaba dormido. Su rostro era tan bonito que sentí ganas de acariciarlo, y ciertamente no me quedé únicamente con las ganas; pronto me vi a mi mista pasando mi mano tiernamente por su mejilla mientras él no era consciente.

Suspiré pesadamente, pensando en que pronto me tocaría enfrentarme a él, o bueno, eso suponía, por lo que había dicho Derek acerca de que Hunter se revelaría ante mí tal cual era y... ¡Un momento! ¿Y qué tal si sus verdaderas intenciones hacia mi ahora sean matarme? ¿Qué tal si ha quedado tan molesto con todo lo que ha pasado que ahora me odie? ¿¡Eh, eh!?

Vaya..., lo sé, estoy mal de la cabeza. Siempre lo he estado. No tengo remedio.

Estando de puntillas junto a él, continuaba acariciándole distraídamente, pero me detuve al aparentemente haber escuchado una risa proveniente de sus labios.

ㅡQue suave... ㅡme sobresalté y acto reflejo, quité mi mano de su mejilla al haberlo escuchado murmurar palabrasㅡ No, no pares... por favor ㅡen un descuido él apresó mi mano y la llevó nuevamente a su mejilla, ésta vez haciendo graciosos movimientos para simular que continuaba acariciándolo.

ㅡHunter, ¿estás bien?

Él abrió los ojos en el momento en que escuchó mi voz. Giró levemente la cabeza para mirarme y entonces sonrió bobamente.

ㅡ¿Cómo es posible que un ángel pronuncie el nombre de un demonio?

<<Cielos, realmente parecía un drogado.>>

ㅡEste... Ya he dicho tu nombre antes.

<<Y bueno, yo seguía siendo tan torpe como siempre con mis comentarios>>

ㅡQue afortunado soy entoncesㅡ dijo al momento en que se levantaba ágilmente del suelo.

Imité su acto y cuando estuve de pie y reparé en él, me di cuenta de que se encontraba sentado a la orilla de mi cama mirándome descaradamente. Oh... Este maldito sí que era rápido.

ㅡ¿Fue Derek, verdad?ㅡpreguntó acercándose lentamente hasta míㅡ.Sí, definitivamente fue él ㅡ se autorrespondió.

ㅡ¿Por qué dices eso?

Hunter liberó una pequeña risa coqueta.ㅡ¿De verdad eso importa? Porque honestamente ahora no tengo muchos ánimos de hablar..., preferiría hacer otra cosa, ¿sabes?ㅡ susurró, y con cada palabra que decía iba acercando más su rostro al mío, pero cuando estuvo demasiado cerca, lo aparté. No debía dejar que me basase.

Hunter gruñó e hizo un mohín, que me resultó de lo más tierno.ㅡ ¿Esta es tu venganza por lo mal que me he portado contigo? ㅡbufóㅡ Bien... Me lo merezco.

ㅡRealmente no es eso, pero igual está bien que lo tomes como una venganza, porque aún no entiendo por qué actúas de manera tan idiota conmigo.

ㅡTengo mis razones...ㅡmasculló intentando encontrar nuevamente mis labios, pero no le dejé llegar a tocarlosㅡ bésame, por favor.

Con que eso era lo que decía la voz en su cabeza cada vez que hablaba conmigo, ahora su lucha interna salía a flote; me habla cuerdamente, pero al mismo tiempo no.

ㅡ¿Cuáles son tus razones, Hunter?

No podía perder oportunidad, debía aprovecharme de su honestidad. Estando en ese estado Hunter no podría mentirme, y menos si quería conseguir algo de mí a cambio.

Noté como Hunter recorría mi cuerpo con su mirada de una manera bastante atrevida. Sí que tenía imaginación el chico, porque justamente entonces yo no llevaba nada que fuera considerado como sexy.

ㅡ¿Mis... razones?ㅡdijo él con un ronroneo de vozㅡ, pues en primer lugar me encantas, demasiado, y eso es sumamente peligroso.

ㅡ¿Y qué tiene eso de malo?

ㅡPues todo... Para empezar, yo antes no era así, nunca antes había sentido celos, y contigo me descontrolo totalmenteㅡmurmuró con voz ronca, acercándose cada vez un poco másㅡYa respondí algo, ¿ahora sí me besarás?

ㅡNo, Hunter.

ㅡPero, creí que si te respondía algo tú...

ㅡNunca acordamos esoㅡle interrumí, volviendo a marcar distancia entre los dos.

ㅡEres cruel... ㅡHunter rióㅡ, pero sé que conseguiré ese beso tarde o temprano.

ㅡ¡Vaya que eres extraño! Dime, si tanto quieres besarme ¿por qué no quieres estar conmigo? ¿O acaso nada más me quieres para un rato?

El entrecejo de Hunter se frunció instantáneamente de manera graciosa.ㅡClaro que no, tú me gustas mucho..., pero no te convengo, somos muy diferentes, creo que ya te lo había dicho.

ㅡTal vez sólo estás siendo negativo... ㅡme aventuré a decir.

Él sonrió de lado, como si acaso yo hubiera dicho una bobería.ㅡSólo eres una niña, ¿qué vas a saber tú?



PinkMu

#136 en Joven Adulto
#239 en Fantasía
#193 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, hombreslobo

Editado: 12.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar