Phantom heart

Escobas y cucharas de cafe

Al otro día llegaron las pocas cosas que trajimos de nuestra casa en Boston. Algunos recuerdos de familia, ropa y libros. Mamá leía las cartas y era muy buena en ello, claro que muchas veces tenia ayuda de espíritus que le decían que necesitaba decirles a las personas a su alrededor. Acomodamos algunas cosas importantes y el resto lo dejamos para ir ordenándolo en la semana. Las clases en el instituto empezaban al mediodía así que a eso de las once me termine de vestir y salí entusiasmada hacia mi primera clase.

El instituto estaba lleno del más colorido grupo de gente. Me acerque a la oficina de administración para pedir un mapa de salones y mientras esperaba se me acerco una morena bajita.

_ ¿eres nueva verdad?_ dice y sin esperar respuesta se presenta_ soy Maura Santos mi familia viene de Brasil pero yo nací aquí, bienvenida_

_ Gracias Maura soy Allegra Portté y si soy nueva vine a buscar el plano de las aulas_

_ muéstrame tu horario_ dice y se lo entrego y ella con un lápiz comienza a notar el número de los salones_ aquí están todos, yo estoy en segundo año pero compartimos algunas asignaturas avanzadas así que seremos compañeras_ dice con entusiasmo y me siento casi normal.

_ me alegra conocerte digo mientras empezamos a caminar hacia la clase de historia del arte en el tercer nivel. Mientras caminamos me cuenta que tiene dos hermanos mayores que trabajan con su padre en un negocio de reparación de computadoras notebooks y celulares y tiene 19 años. Estamos por llegar a la clase cuando pasa por al lado nuestro Marcus como un ventarrón seguido por una rubia vestida de forma muy formal y seria.

_ él es Marcus Venti y su novia AliciaTrebel. Son como la elite de aquí aunque Marcus no fue siempre así_ dice con tristeza

_ ¿porque?_ pregunto haciéndome la tonta mientras entramos a la clase. Nos sentamos a un costado cerca de las ventanas y me dice en voz muy baja

_ Alicia era la novia del mejor amigo de Marcus, Daniel, él era un gran artista y un chico genial, pero Alicia siempre estuvo colgada de Marcus, él no le daba ni la hora porque estaba con su mejor amigo pero cuando Daniel falleció hace unos años Alicia tuvo varios episodios de histeria y hasta intentó suicidarse. Así que Marcus la contuvo y un año después estaban de novios. Pero ella cambio a Marcus ¿sabes? El y Daniel eran los reyes del instituto, talentosos, simpáticos, siempre estaban armando fiestas o exposiciones, siempre estaban alrededor de todos para ser un gran grupo de artistas y cuando Daniel falleció_ dice Maura negando con tristeza_ Marcus se encerró en sí mismo y ahora solo esta con Alicia y su grupo de elitistas que se creen los próximos grandes artistas de Georgia_

_ Que lastima que haya cambiado así_ Maura asiente y llega el profesor Rogers. Me da la bienvenida al grupo y le pide a Maura que me preste sus notas para que me ponga al día con el contenido aunque cuando empieza a hablar del arte abstracto me doy cuenta de que estoy más adelantada de lo que están estudiando. Noto algo que me riza la piel del cuello y miro a un costado y veo a Daniel sentado en uno de los bancos libres. Está mirando al profesor con nostalgia y escuchándolo hablar con respeto. Entonces me mira y me guiña el ojo y dice porque sabe que solo yo lo escucho

_ el profesor Rogers siempre fue genial fue el que más me alentó a trabajar mis bocetos y convertirlos en obras callejeras, sé que no puedes contestarme sin pasar por loca pero me gusta que estés aquí preciosa_ dice y vuelve a mirar al profesor a quien miro con otros ojos desde este momento.

Terminamos la clase y tenemos arte contemporáneo, una de mis clases favoritas. El salón es enorme y tiene caballetes puestos V para que se pueda caminar entre ellos, supongo que idea de la profesora Calvert. La profesora Clarice Calvert era una mujer de unos 40 años, muy bonita de una manera hippie con largas faldas vaporosas, sandalias que la hacían parecer descalza y canas blancas tranzadas con su cabello aun oscuro haciendo una corona en su cabeza lo que le daba un aire bohemio. 

 Me recibió con un abrazo y saludo a cada alumno por su nombre, éramos unos diez los que tomábamos esta clase a esta hora. Mientras la profesora me preguntaba de donde venía y veía mis bocetos entraron Marcus y Alicia. Saludan a la profesora y se acomodan en los atriles sin hablar con nadie más. Marcus clava la mirada en mí de arriba abajo y me hace sentir cierta incomodidad. Su mirada es casi descarada sobre mi cuerpo y aunque solo llevo un jean algo ajustado, botas bajas y una camiseta blanca que dice Carpe Noctem en letras negras que parece que se están derritiendo. Alicia se acerca a su oído y le dice algo mientras me mira también y Marcus niega y se concentra en preparar sus lápices. Alicia me mira también pero siento cierta aversión hacia mí. Entonces veo a Daniel parado detrás de Alicia pero con el cuerpo inclinado hacia Marcus la mirada que le da a Alicia es extraña, no es nostalgia, ni la mirada de alguien que estuvo enamorado, es... cautelosa...

Llegan otros alumnos y nos acomodamos en los atriles. La profesora nos pide que dibujemos algo que nos represente como artistas, algo que le diga a ella quienes somos. Tomo mi lápiz y empiezo a esbozar en el lienzo un retrato de mi madre, sus líneas suaves, sus hermosos ojos redondos y siempre abiertos al asombro. Su hermosa cabellera abundante suelta. Cuando termino el retrato comienzo a dibujar detrás de ella los leves rasgos de mi abuela Margaret como si estuviera detrás de ella cuidándola. Luego termino el dibujo sombreando algunas partes para resaltarlas. Cuando levanto al vista Marcus me está mirando de nuevo. Trato de ignorarlo pero su mirada de alguna manera me quema. Siento a Daniel detrás de mí, su presencia siempre lleva cierto calor a mi piel



Oscura Galatea

#180 en Paranormal
#65 en Mística

En el texto hay: fantasmas, espiritus, crimen

Editado: 16.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar