Pinceladas

Capítulo 19

Capítulo 19

Verte

 

Ya ha pasado una semana larga… Y hoy… Hoy es el día que tanto esperaba… Hoy volveré a verme con ella, sí… Estoy nervioso, ansioso… Solo espero sea la hora para ir a verla…

~*~

–Hola libot.

–Hola leb.

– ¿Cómo seguiste?

–Bien, ya estoy bien…

– ¿Ya estás bien?

–Sí…

–Entonces…

– ¿Qué?

–Pues… Quedamos en hacer algo cuando estuvieras bien…

–Ah sí, hoy podemos vernos…

– ¿¡Enserio!?

–Sí –ríe.

No puedo creerlo… Estoy sonriendo de una manera que no imaginan…

–Entonces… ¿En dónde nos vemos?

–Ah… No sé, dime tú…

–Y ¿sí mejor voy a tu casa?

–Bueno…

–Pero no sé dónde vives…

–Por el Supermercado cerca de la Avenida llegando al estadio…

–Mmm creo ya ubicarme…

–Sí, entonces si quieres nos vemos allí…

–Sí me parece bien, entonces ¿hoy a las 7pm?

–Sí leb.

–Bueno my libot

~*~

El tiempo transcurría tan lento… Que la ansiedad me consumía por completo… Pero al mismo tiempo no sabia… No sabía lo que haría al tenerla frente a mi nuevamente… Aquel día fue una charla simple, pero todo este tiempo ese laso se ha unido… Siento como si le conociera desde hace muchísimo tiempo, como si en mi vida pasada también hubiera pasado algo con su alma encarnada… Lo sé, suena muy fantasioso esto pero… Así lo siento…

No sabía que colocarme, parecía un niño a quien le darían su primer beso… Un joven que tendrá su primera cita… a veces me reía de mí mismo por cómo me estaba comportando… Entonces tome todo con calma y simplemente fue todo casual… Deje de preocuparme por cosas insignificantes como estas… Y solo pase el rato haciendo otras cosas mientras el reloj avanzaba… Y sí… Llego el momento, aún quedaba un buen lapso de tiempo pero no quería salir con afán y perderme, entonces fui precavido y salí un poco antes… Tome un taxi que me llevase a aquel lugar… En el camino solo pensaba en ella y en mi mente solo tenía su rostro dibujado, aquel que vi el día de la boda… El tiempo pasó muy rápido y cuando note ya estábamos en aquel lugar, le pedí al taxista me dejara en la esquina, pague y camine un poco… Miraba a todos lados con nervios y ansioso sin saber por dónde llegaría…

La espera fue eterna… Pero el reloj marcaba muy pocos minutos…

Ya me estaba poniendo cómodo en el muro bajo que había allí cerca… Cuando de pronto… Veo a una joven acercarse… Traía una camisa blanca con un estampado… Algo despeinada pero al mismo tiempo su cabello era perfecto… Y un bombón en su boca que sacaba y sostenía de vez en cuando en su mano… Venía algo despacio, miraba a algunas direcciones como buscando algo… Era ella…

Mi corazón comenzó a acelerarse… Sonreía demasiado… Me levante y entonces comencé a caminar hacia ella… No me había visto…

Cuando ya estaba cerca logró notarme, sonrió un poco pero guardo su sonrisa de nuevo… Como si no quisiera que notara también estaba feliz de verme…

Creí nos saludaríamos de beso o algo pero no fue así… Simplemente me dijo…

–Hola… –mientras sostenía el bombón un momento en su mano y luego volvió a ponerlo en su boca.

–Hola…

–Acompáñame a comprar unas galletas…

–Sí…

Se fue caminando primero, pero sin separarse mucho de mí, era muy extraño… Estaba tan normal… Tan calmada… Como si no sintiera nada por haberme visto… Como si fuera uno más, como sí mi presencia no le generara nada…

Caminamos un rato, buscando una tienda para comprar las galletas… En el transcurso hablamos un poco, lo normal… Luego nos dirigimos a su casa, era literalmente muy fácil llegar allí, ella me pidió que le esperase afuera mientras entregaba las galletas… Se escuchaba ruido en su casa, había visita, pero no entramos, nos quedamos afuera sentados en un muro que había enfrente…

No paraba de mirarla… Sus ojos eran tan… Misteriosos pero tan vivos al mismo tiempo… Comencé a notar algunos de sus gestos… Su forma peculiar de alzar su ceja… Su mirada penetrante pero al mismo tiempo tierna, es inexplicable todo lo que me hace sentir el simplemente estar cerca de ella… Es tan diferente en persona…



Andres M. Quiroga

Editado: 16.03.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar