Quédate hasta el amanecer

Capítulo 7

Renata 

Este calor parece que me persigue vamos en el carro rumbo a nuestra luna de miel, decidimos quedarnos en el país y irnos de risort por una semana y mientras íbamos en el vehículo había un silencio agradable mientras iba mirando por la ventana Damián entrelazaba nuestras manos y dejó un beso cálido que me hizo sonreír como boba. 

Llegamos luego de varias horas en las que mi pobre trasero se me durmió, pero valió la pena cada minuto de espera lo que tengo enfrente de mi no tengo palabras ni como describirlo es sumamente hermoso con esas palmeras 🌴 alrededor, el hotel tiene colores claros y unos pisos de mármol muy bien tallados hasta podría decir que se parece coral pero bueno me dejo de fijar en mis alrededores y me dispongo a caminar al lado de mi esposo, entramos y buscamos nuestra reserva y en poco tiempo llegamos a nuestra habitación y lo primero que hago es tirar mi maleta en la cama y buscar un traje de baño y es que no se puede desperdiciar tiempo quedandose en la habitación, así que le digo a Damián que se cambie rápido para aprovechar que es temprano. 

La playa estuvo muy rica y la pudimos disfrutar un buen rato antes de pasar a la piscina y en esta brincamos y saltamos como niños pequeños y es que como no hacerlo ver la cara de felicidad de mi esposo es el mayor pago que puedo recibir. Que puedo decir nuestra luna de miel fue perfecta damian se encargo de hacerla inolvidable tenía varias sorpresas preparadas para mi como una cena romántica, una excursión con su sesión fotográfica para nuestros recuerdos  y poder en un futuro mostrárselo a nuestros hijos y que decir cuando salimos en las noches a bailar o bueno a intentarlo porque bien que llevo unas cuántas pisadas de mi parte pero le daba un beso y se le quitaba el dolor es curioso como un beso tiene tanto poder pero lo si que me pregunta es como puedo tener a un hombre así tan bueno como el, por eso le agradezco a Dios cada día por ponerlo en mi camino me ha hecho la mujer mas feliz de la faz de la tierra al poder despertar en los cálidos brazos de ese hombre que me hace suspirar con cada gesto que hace y cuando muestra esa perfecta sonrisa siento que muero de amor y si esto que siento no es amor pues no creo que exista entonces porque lo amo tanto que se ha vuelto el aire para respirar y sin el me siento vacía. 



White and black

Editado: 23.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar