Re:abnormal

-Mundo ordinario-

ARCO DE LA CIUDAD DE LOS SUICIDIOS
 


 

-Mundo Ordinario-
 


—¿Por qué estas teniendo problemas con un puzzle tan fácil? yo lo resolveré.

Una niña me quito el juguete al ver que no lo podía resolver, y lo soluciono fácilmente. Eso me causo una gran impresión, así que le pedí que resolviera el resto de puzzles que había en la habitación, ella lo hizo sin ningún problema, no había visto a alguien tan sorprendente hasta ese momento, ningún adulto me había hecho sorprender tanto.

─ ¡Eres increíble!

─ No tienes que agradecérmelo. Era demasiado fácil.

─ Entonces... ¿puedes hacerlo con esto también?

Ella resolvió cada puzzle que le di, era increíble, muy asombrosa.

─ ¡Eres increíble!, ¡eres increíble!, ¡increíble!

Le alagaba debido a la sorpresa que tenía.

─ No hay nada de increíble en esto, y ser increíble no significa nada. Porque mi nacimiento y mi vida no tienen sentido.

─ ¿En serio? yo creo que todo tiene un significado.

─ Entonces dime... ¿Cuál es mi razón de haber nacido en este mundo?

─ Eso es fácil, ¡acabamos de conocernos y ya me has hecho muy feliz! ¡Estoy seguro de que naciste para hacer feliz a todo el mundo!

─ Ehhh...

El rostro de la niña cambio en ese momento, paso de ser inexpresivo a uno con brillo en sus ojos.

─ ¿Cómo te llamas?

Pregunto la niña.

─ ¿Eh?, Mi nombre es...

El cielo da vueltas y la misma canción suena una y otra vez dentro de mi cabeza.

Ya que todos estamos vivos, vivos... huh... ¿porque estamos vivos?, nosotros...nos amamos, nos dañamos, y nos reímos de las estúpidas historias que nos contamos, ¿no es verdad?

—¡Buenos días!

Cuando vi el sol a través de la palma de mi mano, era tan brillante que me causo mareo.

¿Debería cantar en un día como este?

Eran las 7:00 A.M, me encontraba durmiendo mientras la alarma estaba a punto de sonar, cuando escuche el *Ring, Ring* molesto, casi la tire cuando la iba a apagar. Me levante rápidamente, lave mis dientes y cuerpo, me coloque el uniforme de la escuela y baje deprisa a la sala en donde mi padre se encontraba haciendo el desayuno.

—¡Buenos días!

—¡Buenos días padre! ¡te pedí que me despertaras!

—¡Pero lo hice y dijiste que ya estabas despierto!

—Esto es malo, definitivamente es malo, llegare tarde...definitivamente lo hare.

—Tranquilo, llegaras a tiempo.

—¡Demonios dormí demasiado, me voy, nos vemos luego padre!

—Nos vemos hijo.

En la sala de la casa de un conjunto de apartamentos, una joven pareja discutía como siempre. Contigua a esta, un joven en su baño se preparaba para su cita, en una muy penosa escena en baño.

—¡Bájate! ¡bájate! ¡rápido!

Decía mientras su pene se encontraba erecto.

Y su novia, la chica de unas casas más alejada, parece que se olvidó de dicha cita, así que como siempre va a la escuela usando sus aburridos pantis de colores.

—¡Papa!, ya me voy, ¿caminamos juntos?

—Seguro...

Su papa ha estado sin empleo durante los últimos tres días, pero aún no está listo para decírselo a su familia. Así que hoy seguramente se pondrá su traje y se ira en un absurdo y estúpido recorrido.

—Oh...pero, señora...

—No, pero algo así...

—¿Qué dijiste?

—Jajajajaja, tú también...

Era la conversación que, a su vez, un grupo de mujeres amas de casa tenía.

Como cada día, las amas de casa del conjunto estaban halagándose mutuamente con inútiles cumplidos en una charla sin sentido.

Los escritores que son atormentados por fechas de entrega mueren borrachos entre bolsas de basura, soñando con terminar su manuscrito. Otro muerto es el hombre sin hogar que parece muerto mientras duerme sobre una banca... o el anciano que está muerto, pero parece como si durmiera.

—Buenos días, abuelo.

Dijo un joven que pasaba cerca.

Mientras la risa se escucha en algunos hogares, solo el silencio resuena en otros. Mientras que algunas parejas se aman profundamente, otras solo se lastiman mutuamente. A pesar de todo eso, es una hermosa mañana. Con sábanas blancas y coloridas camisas que ondean felizmente con el viento.

... ¿Ja?, patético, la mañana más hermosa será aquella donde la humanidad perezca.

—¡Ah, maldición! ¡¡llegare tarde!!

Mientras el chico corría se encontró con uno de sus compañeros de clases en el camino.

—Hola Zero, parece que vas llegando tarde, jajajajaja

—Si, me desperté tarde, me quedé jugando hasta altas horas sin darme cuenta.

—Jajajajaja, eso no es típico de ti.

—¡Cierra la boca!

—Por cierto, Zero, dicen que este año el mundo acabara.

—Las personas siempre dicen eso cada cierto tiempo, aunque, esto es entre nosotros...pero, un día el mundo se va a acabar.

—Por supuesto, se ha estado dirigiendo hacia su fin desde el inicio, los humanos siguen cometiendo los mismos errores. En un interminable ciclo, aunque ellos no tengan la menor idea de lo que hay al final de esa espiral.

—En ese caso, ¿deberían rezar por su felicidad, en una mañana como esta?, ¿Qué opinas?

—No lo harán, ¿Por qué deberían de preocuparse por algo de lo que no tienen control?, es más, ni siquiera les importaría hasta el momento en que sus vidas estén consumiéndose en el último segundo, e incluso así, no es seguro que se preocupen por su felicidad en un momento donde su vida sería más importante, después de todo... ¿qué importa la felicidad si al final no existe una vida para serlo?

Mientras la mañana apenas se abría, se podían escuchar distintas voces proviniendo de distintos momentos.

Buenos días.

¡Abuelo el desayuno se está enfriando!

El clima de hoy será...

Ah- olvídalo, me tomare el día libre. Ah...pero señora...

Taka, el autobús ya viene.

—...Uh, ¿qué son los humanos? ...Ahora que lo pienso, ¿Quién soy?... ¿comenzamos siendo qué?... ¿un niño?, ¿una niña? O tal vez ¿un hombre?, ¿que los hace especiales?



Antonio Morelo

Editado: 02.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar