Relatos de un fantasma

Relato 2:El árbol y la semilla

He recorrido la ciudad más de una vez a excepción de aquellos lugares muy oscuros tengo miedo de tener el mismo destino que esa chica,aunque apesar de que no he estado en la oscuridad e descubierto que las sombras no sólo están están en la oscuridad también persiguen a la gente,gente que tiene una vida desdichada o triste se aferran a ellas y empiezan a succionar su alma,están muriendo lentamente y comienzan a ser solo carne en esta tierra.

Después de lo que había sucedido ayer me sentía muy confundida y con muchas dudas.

Caminando frente a una escuela escuché un nombre que tomo mi total atención "Ernest" voltee para de quién se trataba y rápidamente supe que era un niño, hermoso con risos y cabello castaño una mirada de ángel era una ternura tendría como seis años era precioso,una mujer le hablo,rápido fue a dónde la mujer y se fueron caminando.

Una sensación dentro de mí me pedía,me exigía que lo siguiera no sabía si era bueno o malo pero que tenía que perder,ya no tengo nada.

Rápidamente los alcance y me di cuenta de que la mujer que venía era su madre,ella se veía algo preocupada mientras que el pequeño era independiente de esa preocupación,unas cuantas calles después parecía que habían llegado a su casa el niño salió corriendo a el interior y yo lo seguí.

Salió al patio trasero de su casa y grito
Abuelo!- mientras lo buscaba cuando de una pequeña casita que se encontraba en el jardín salió un hombre de cabello blanco con el tiempo marcado en el cuerpo.

Entonces el niño corrió hacia el de brazos abiertos y el hombre le abrazo.

Lo has terminado?- pregunto el niño muy ansioso el hombre se dio la vuelta de regreso a la casita

Claro todo sea por consentir a mi angelito- Dijo el sacando un avión de madera.

el pequeño salto de emoción le dio un abrazo fuerte y se fue.El hombre intento caminar para entrar a la casa pero mientras caminaba se detuvo y se tocó el pecho con una expresión de gran dolor.

Rápidamente la madre de Ernest llego a ayudarlo

Todo está bien respira,respira ya pasó,ya está bien - decía mientras le ayudaba a caminar.

Después de eso al entrar a la casa el pequeño niño estaba jugando y llego su abuelo a su lado y el niño lo abrazo pasaron la tarde jugando.

Al caer la noche cenaron y se fueron yo estaba por irme cuando un ruido que al parecer solo yo pude oír llamo mi atención.

El ruido provenía de la habitación donde el abuelo de Ernest dormía me sorprendió ver su cuerpo y su alma fuera de su cuerpo y el sé encontraba igual algo histérico

¿Qué pasa?¿Quién eres tú?!!- Dijo y yo solo permanecí callada.

Una luz iluminó la habitación y entonces casi todo estaba claro para mí. El ya estaba listo para irse a la luz.

Debes de ir- dije a lo que él contestó

¿Qué pasará con Ernest?- lo pensé muy detenidamente hasta que encontré nuevamente la respuesta.

Tome su mano y lo lleve a el cuarto donde dormía Ernest lo vimos el estaba durmiendo con toda tranquilidad entonces le señale el avión que estaba a un lado de la cama.

Tendrá recuerdos de ti y serán bellos recuerdos-dije al mismo tiempo que la luz se intensificó mas.

Es hora de irse-dije y el me hizo una pregunta que no había pensado antes.

¿Qué aras tú?- yo no encontré respuesta-no irás a la luz,ven conmigo

Me extendió la mano estaba muy feliz de que por fin iría a la luz aunque tenía mis dudas me encontraba feliz pero la luz solo lo tomo a el y él fue convertido en pequeño brillos que subieron por la luz después esta desvaneció y yo me quedé ahí.



Vazquez Yilmaz

#11762 en Otros
#3965 en Relatos cortos
#5325 en Thriller
#3002 en Misterio

En el texto hay: preguntas y respuestas, relatos breve, misterio de la muerte

Editado: 29.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar