Relatos de un fantasma

Relato 6: Segundo encuentro

Nuestra alma, mientras vivimos pueden salir de nuestro cuerpo así mismo nosotros los fantasmas podemos entrar a sus sueños,por fin entendí que cuando veía a mi abuela en sueños realmente estaba ahí,"la mente es muy grande y poderosa" es lo que decía mi madre cuando le decía que había visto a la abuela,pero siempre era el mismo sueño ella me hablaba y yo corría por pasillos largos parecían interminables,hasta que llegaba ella estaba sentada en una silla y al voltear la veía sin ojos solo cuencas vacías nunca miraba mucho sus cuencas me daba miedo ver algo, también tenía la boca cosida quería decirme algo pero después de eso veia...,veía una sombra,en verdad me aterran las sombras, está tomaba y apretaba su puño tenía algo en las manos que nunca alcance a ver qué era pero cuando cerreba la mano mi abuela se encojia adolorida,es como si la sombra la hubiera estado torturando, después despertaba siemprecreia que era un mal sueño hubo días que no dormía por temor a soñarla. Tiempo después deje de soñarla¿Qué habrá pasado con mi abuela? Lo que si se es que necesitaba mi ayuda y yo no pude dársela ahora me siento mal por ello...

¿Qué rayos hablaba ese hombre?¿Cómo que ayudaría a otros? Ni siquiera puedo ayudarme a mi misma ¿Cómo puedo ayudar a los demás?

-¿Qué estás hablando abuelo?-Dijo ella el volteó a mi dirección y dijo.

-Es un alma fuera de lo común de los que muy pocos hay,tú debes ayudar a los demás,pero como muchos en este mundo tenemos un ciclo y tú ciclo acabará pronto algunos como tú,las almas aferradas o las que aún no entienden que están muertos se dan cuenta demasiado tarde,tarde que ya no pueden cruzar a la luz.Este mundo es muy malo,aún estas a tiempo y cumpliendo tu misión no te quedarás como esa chica yo sé que tienes miedo a las sombras pero tú eres más que ellas  yo confío en que ayudarás mucho,solo tienes que ayudar a una alma y así podrás cruzar,esa es tu misión-¿Confiaba en mi?¿Desde cuándo no escuchaba algo así? Alguien confiaba...

-No lo defraudaré!-dije con una voz decidida-Beverly vámonos-agregué y salí en camino antes de irme volteé de nuevo a la casa-gracias-dije y escuché en mi mente "cuídate tú puedes"

Ahora estaba decidida tenía que salvar una sola alma pero ¿Cuál?¿Cómo sabía que persona debía pasar a la luz? Beverly volteó a verme y dijo.

-tranquila tu sabrás que hacer.

Yo solo hice una media sonrisa,después fuimos a la biblioteca y vi unas cuantas almas pero dentro de mí sabía que no debía ayudarlas,yo no.

Después fuimos a su trabajo,para nosotros las almas que ya no tenemos responsabilidades nuestra estadía en este lugar si no encontramos nada que hacer es increíblemente aburrida.

De noche de regreso a casa íbamos a pasar por una calle muy oscura,tenía miedo pero habían dos hombres adelante uno traía una chamarra negra y otro un suéter con gorro creo que el que estuvieran dos personas cerca me hizo sentir más segura.

De repente el hombre de sueter se acercó a él de la chamarra,le clavó algo y salió corriendo al ver a Beverly la tomo y la empujó con la pared amenazándola con un cuchillo.

-Eres muy bonita-dijo el hombre mientras la veía de arriba a abajo ahora si era la única que podía ayudarla.

Solo tenía una oportunidad había una escalera arriba de dónde estaban parados solo debía moverla un poco, junte todas mis fuerzas lo empujé eso golpeó a el hombre y en un movimiento brusco al caer inconveniente por el golpe se clavo el cuchillo a si mismo.

Vi las dos almas de aquellos hombres salir.

De pronto las sombras otra vez emergieron pero está vez estaba segura de que no venían por mi ni por el otro hombre si no por aquél que había intentado herir a Beverly,lo rodearon unos ruidos muy agudos y horribles Beverly volteó hacia mí y se cubrió los ojos yo igual después lo tomaron y lo jalaron y lo desendieron hasta desaparecer...

¿Se había ido al infierno?las sombras no lo jalaron como aquella chica eso decía que realmente las sombras lo llevaron al infierno.

Otra vez vi la luz y el otro hombre de la chaqueta estaba muerto y debía ir a la luz,algo dentro de mí sabía que esa no era la alma indicada pero también me decía que debía ayudarla.

-Se que te encuentras confundido pero debes ir a la luz-me acerqué pero el se alejó-No te preocupes no te haré daño solo debes ir a la luz,ahí estarás bien.

-Iré-dijo el-pero antes quiero ver a mi esposa.

-Esta bien lo harás-Dijo Beverly el hombre tuvo gran sorpresa de que ella pudiera verlo y después nos guío hasta su casa.

-Amor,se que hemos peleado y que podrías estar enojada pero ahora que mi corazón ya no late se lo mucho que te debí haber valorado.-dijo y sus ojos empezaron a llorar-Te amo pero ahora ya no serás mía,te extrañaré pero espero algún día verte aya arriba,te amo no lo olvides.-Beverly dijo exactamente las mismas palabras que ese hombre la mujer lloró y dijo.

-Yo también te amo y te amaré por siempre-El hombre limpio sus lágrimas y nos  fuimos fuera de la casa el me miró.

-Estoy listo-dijo y sonrió

La luz nuevamente era más intensa era el momento.El subió a la luz nuevamente se hicieron esos pequeños brillos,Beverly miro asombraba y tenía como la cara de un niño después de ver los regalos debajo de el pino de Navidad,yo sonreía al verla, Beverly es una buena chica la extrañare cuando vaya a la luz...



Vazquez Yilmaz

#11687 en Otros
#3941 en Relatos cortos
#5287 en Thriller
#2983 en Misterio

En el texto hay: preguntas y respuestas, relatos breve, misterio de la muerte

Editado: 29.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar