Relatos de un fantasma

Relato 7:Un mal entendido

Realmente quedé sorprendida al saber que los fantasmas podemos mover objetos pensé que solo era una leyenda,pensé que todo estaba en nuestra mente así como las personas dicen pero la verdad,es que los fantasmas si podemos mover cosas,solo hay que concentrar todas nuestras fuerzas es como si concentraramos todo lo que sentimos,es una sensación extraña toda la ira,alegría,tristeza,pero jamás miedo,nunca miedo.Alguna vez escuché que decía que querer es poder,bueno realmente de eso hay mucha razón,para que las almas podamos mover algo hay que querer moverlo.

Después de eso regresamos a casa la madre de Beverly otra vez preguntaba por qué Beverly a llegado tarde a casa y ella nuevamente invento una excusa.

Estábamos en su cuarto ella estaba leyendo un libro sobre los sueños por lo visto se encontraba maravillada con las cosas de los sueños yo estaba viendo una película en el televisor que estaba en su cuarto aunque era algo aburrida ya saben películas románticas,las odio.

Beverly me miró y me dijo.

-Gracias por salvarme.

-Sabes que no tienes que agradecer lo hago por qué te quiero y no quiero que te pase nada.

Ella se sonrojo y después me preguntó

-¿No has pensado en quedarte aquí?

¿Quedarme aquí?¿De qué estaba hablando?

-¿Para que quiero quedarme?-pregunte y ella bajo la cabeza-no estés triste nena estarás bien.

-si está bien Carol-contestó y me hizo una media sonrisa.

-sera mejor que vallas a dormir-ella acento con la cabeza y se acostó a dormir.

Yo no hice nada más que acostarme en el sofá aunque me aburría habían pasado 5 días y no había encontrado a esa alma una mañana despertamos e hicimos lo mismo aunque hubo una diferencia está ves vi un fantasma que iba detrás de un hombre el fantasma se veía muy enfadado y lo estaba golpeando el hombre se veía asustado cada vez que el fantasma lo tocaba.

¿Qué era eso? Era un alma se veía muy molesta pero no era una sombra y ¿por qué molestaba a ese hombre?Me acerque.Le dije a Beverly que después la veía.

-¿Te puedo ayudar?-Le dije y el me miró.

-No necesito que me ayudes-Contestó molesto.

-¿Por qué lo persigues?¿Tiene algo malo?-dije el se detuvo y me dijo con una voz muy fría.

-No te importa,los dos estamos muertos y tú no puedes ayudarme,solo atormentaré a este traidor hasta que me aburra.-Dijo y siguió caminando detrás de el otro hombre

-¿Traidor?¿A qué te refieres?-Pregunté mientras lo seguía.

-Ya te dije que no te importa,deja de seguirme.-Dijo

Claro que no lo iba a dejar de seguir ¿quién se creía que era?

-No dejaré de seguirte hasta que me respondas-Dije-¿Por  no has ido a la luz?.

-Bien-Se detuvo y me volteó a ver nuevamente pero está vez resignado al ver mi insistencia-No voy a ir a la luz hasta que esté traidor deje en paz mi libro.

-¿A que te refieres?-Pregunté

-Este hombre me robó mi libro y ahora debe pagar-Dijo molesto y se desvaneció y apareció cerca de el hombre y lo golpeó otra vez.

¿Los fantasmas podíamos hacer eso?

Yo corrí hacia donde estaban ellos y al alcanzarlo junte todas mis fuerzas y intenté tomar el brazo de ese fantasma.Al detenerlo el me volteó a ver.

-Quiero ayudarte,me vas a explicar todo ¿entendido?-Dije decidida y el me miró y asombrado, después acento con la cabeza.

El me explico todo,El era un chico que junto con ese hombre el anhelaban ser grandes escritores habían hecho un libro junto y según la editorial sería un éxito pero que el hombre lo mando a asesinar para quedarse con las ganancias de el libro.Y que ahora lo aria pagar por todo.

Después de eso yo busqué a Beverly estaba trabajando entonces me miró se acercó a mí y me habló

-¿Qué pasa?-Dijo algo molesta tal vez.

-Nesecito que venga conmigo es importante-Dijo yo muy alterada.

-¿Qué pasa?¿Por qué?-Preguntó.

-Un alma la debemos ayudar-Dije y le tome el brazo.

Ella se asombro y a la ves se asusto y me se soltó me dijo que se sentía un intenso frío cada que tocaba un fantasma a una persona viva.En fin llegamos a donde vivía el hombre yo y el fantasma estábamos ahí el nos dijo que el hombre se llamaba Jon y que debía decir Beverly.Tocó la puerta de el cuarto y el hombre abrió la puerta y al verla alzó una ceja,tal vez por qué nunca en su vida la había visto.

-Hola niña ¿Qué se te ofrece?-Preguntó el hombre

-Tu eres Jon, necesito hablar contigo de Paul-Dijo ella  era el nombre de el fantasma.

El le miró con mucho asombro y la invitó a pasar al entrar la casa era una casa normal pero algo moderna me gustaba el estilo,el le invitó un café a Beverly.

-Bien ¿Qué me quieres decir?-Preguntó Jon de nuevo.

-Yo no tengo nada que decirte el Paul-Dijo ella.

-Que tonterías dices niña,creo que solo me quitas mi tiempo.

-El dice que has robado su libro-Dijo ella y el le dio una mirada fría.

-Yo no le he robado nada a nadie-Dijo el molesto-sabes sal de mi casa.

-Miente-Dijo Paul-Los dos escribimos el libro.

-Los dos escribieron el libro-Dijo Beverly.El se detuvo.

-Tienes razón-Contesto triste.

-Y después me mandó a matar -Dijo el fantasma enojado.Beverly repitió lo mismo.

-YO JAMAS HARÍA ALGO ASI-Dijo el hombre muy enfadado-No mataría a mi mejor amigo.

El fantasma se detuvo y paro todo su enojo ahora la luz iluminó otra vez,era su tiempo.

-He dedicado el libro a Paul y en el también pedí que estuviera su autoría-Dijo y las lágrimas inundaron sus ojos-Jamás quise que le pasará nada él fue de las personas que me ayudó cuando no era nadie.-Paul lo miró con tristeza.

-Lamento haberte lastimado-Dijo Paul.



Vazquez Yilmaz

#11682 en Otros
#3935 en Relatos cortos
#5280 en Thriller
#2977 en Misterio

En el texto hay: preguntas y respuestas, relatos breve, misterio de la muerte

Editado: 29.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar