Sabine

Capítulo 7

Abril Trembley

Jayden conducía como loco, como si fuese un experto en la tarea. El asiento de copiloto nunca me había parecido tan terrorífico. Sabine estaba sentada en la parte de atrás, su respiración era tranquila pero yo sabía perfectamente que su corazón no; tenía sudor en la frente y en la nariz, estaba exhausta tratando de mantener a lo que quedaba de Hannes. Mis ojos aún ardían. Al llegar aquí, Hannes fue el hombre que nos crió. El mundo estaba envuelto en llamas de guerra, nuestra ciudad estaba cayéndose a pedazos tenía siete años cuando sucedió todo, los bosques empezaron a morir, las flores se marchitaban, el aire olía a muerte, los ríos apestaban a fango, las aves caían muertas en el asfalto, los animales se enfermaban y morían cada vez más. Fue en ese momento cuando empezó la rebelión, la familia real debía recomponer nuestra ciudad, devolverle la vida; eso gritaban los habitantes. La muerte no estaba acechando únicamente a nuestro alrededor, sino también a nosotros.

Un día simplemente las calles eran un torbellino, las personas se dirigían a la playa. Hannes era el líder de nuestro circulo él iba al frente de todos, caminando a mi lado estaba Leonie mi mejor amiga todos los niños íbamos al frente, nuestros padres eran los siguientes protectores así que debían ir de últimas cuidando a los demás.

Al principio pensé que era una evacuación, pero no fue así, lo que recuerdo es el miedo recorriéndome el cuerpo y paralizandome y después estábamos aquí en una cabaña a las afueras de una ciudad. Solo éramos Jayden, Keaton, Leonie, Bill, Hannes y yo.

Nuestros padres habían muerto, Hannes manipulo a muchas personas para hacernos entrar en el círculo social de Greenderly, debimos cambiar todo de nosotros, recuerdo que lloraba en las noches y algunos días escuchaba la voz de Hannes en mi cabeza. Nos entrenaba de noche en el bosque y cuando las personas empezaron a sospechar tuvimos que hacerlo por separado. Jayden era mi vecino, así que daba la situación perfecta, al crecer empecé a tener discordias con Leonie y al final, la muerte de los padres que la habían mantenido después de perder a sus padres biológicos, terminó por matar el poco corazón que tenía. Cambió su nombre y se volvió cerrada, viajó por mucho tiempo y ahora, de nuevo, estaba de vuelta. No sabía nada de lo que era del resto hasta la extraña muerte de Keaton.

- ¿Cómo vamos a bajarlo del auto? – Pregunta Jayden a Sabine, ella lo mira y toma el celular de su abrigo. La puerta del garaje se abre lentamente y veo como Derek baja a Blake del auto en sus brazos, aún sigue desmayada. Al entrar la puerta del garaje se cierra de nuevo lentamente.

- Abril, revisa la casa por favor. – Dice Sabine, su nariz brilla por el sudor. – Lleva a los que estén a la cocina, que no haya nadie – Susurra lo último y suspira, salgo del auto rápidamente, al entrar me estrello con Philip que lleva una jarra de agua al sofá en donde se encuentra Blake acostada con Derek a su lado.

- Vayan a la cocina. – Derek asiente apretando levemente los labios y toma de nuevo a Blake, Philip me saluda suavemente y da media vuelta hacia la cocina.

Al subir al segundo nivel, busco en la habitación las habitaciones, al llegar a la de Tyler entro y está preparándose para entrar al baño.

- No creo que sea una buena idea ahora T – Se voltea bajando su camisa rápidamente.

- ¿Qué sucedió? ¿Por qué tienes sangre? – su semblante cambia rápidamente, el piercing en su ceja se esconde detrás de su cejo fruncido.

- Larga historia, baja a la cocina, ¿hay alguien más en casa? – él asiente y toma su celular.

- Alek, está en el patio, leyendo, supongo –

- Puedes llevarlo a la cocina, rápido ¿sí? – Preguntó alejándome de la puerta y caminando hacia las escaleras. Al bajar Hannes ya se encuentra encima de la isla de la cocina, está cubierto por una sábana que se mancha rápidamente de sangre. Jayden está limpiando al cabeza de Hannes con un paño con agua, Derek está sentado en el sofá de la mini sala que hay en la cocina. Philip está pálido.

Sabine despide a Philip y el sale rápidamente por sus cosas, minutos después entra Alek y Tyler y se quedan estupefactos al ver a Hannes, la puerta suena anunciando la salida de Philip de la casa.

- ¿Abril? – volteo a ver a Sabine que se ha quitado el abrigo, está lavando sus manos y se quita el buzo que lleva encima quedándose únicamente en esqueleto. – Ayuda a Derek, tú sientes a Leo... a Blake. Tyler, haz una barrera, que no salga sonido alguno de esta habitación. – Vacila u momento mirando a Jayden, pero el asiente tranquilamente. – Alek, debo hablar contigo.

Se van a un rincón de la cocina, pero me dijo el Blake, su nariz sangro solo un poco, pero a tocarla. Siento que algo no anda bien. Trago y saco mi celular encendiendo la linterna.

- ¿Qué.. Que pasa? – Me pregunta Derek, su voz es un hilo que parece a punto de romperse.

- ¿La amas? – Pregunté suavemente. Alek estaba sentado dándole agua a Tyler que estaba pálido. La fuente de energía que ellos tenían aquí no era lo suficiente fuerte como para usar todo su potencial. Mover cosas por el aire o hacer pequeños remolinos de aire e incluso encender un cigarro era algo fácil, te acelera el corazón un poco.



Seshat

#1950 en Ciencia ficción
#8711 en Fantasía

En el texto hay: psicokinesis, ficcion, ficcion juvenil

Editado: 13.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar