Secretos Oscuros

La clave del éxito

 

― ¿Qué te dijo esa cosa de persona?

Tonny lanzó esa pregunta, que me ha dejado un poco callado.

― Me dijo que tu hermano mato a sus hijas y violó a su esposa.

― Todo eso es verdad, pero él fue quien inició todo, intentando quitarle el negocio a mi hermano, el tráfico de mujeres.

― Entonces, tu hermano pasó de vender mujeres a matar mujeres.

― Nunca tuve de acuerdo con eso, pero al principio las mujeres venían solas, sin embargo, ahora forzan a que ellas obedezcan, si no hacen lo que él les dice las mata sin piedad.

Furioso le pego un golpe en el rostro, y le grito:

― ¡Qué demonios pensabas para seguir a una persona así, acaso crees que podrás llenar tu vacío haciendo lo que otro hace o sentirte mejor siendo reconocido de una mala manera! Mira, nosotros somos rocas ligeras en un río que fluye, los golpes son los que nos moldean poco a poco, si crees que puedes ir más rápido que la corriente del río, te acabas de equivocar.

Caigo al piso de rodilla, he encontrado dentro de mi algo que pensé que no tenía, el dolor. Se me hizo inevitable llorar, pero esta vez fue desde lo más profundo de mi ser, no sé por qué lo hacía, solo lo hacía y ahora comprendo que en ese río que es el mundo hay otras piedras que son las que te dan los golpes para darte forma. Hay que dar gracias porque hay piedras que se destrozan en el camino por blandas, solo las fuertes aguantan hasta el final de su camino y quedan totalmente pulidas.

Mientras estaba tirado en el piso llorando, Tonny se acerca y me abraza con fuerza, haciendo que recordara a mi padre cuando se despedía, fue imposible seguir llorando, no sabía por qué, si el herido era Tonny... o eso pensaba... 

Después de un buen rato, me incorporo, me seco las lágrimas y separo de mí a Tonny, diciéndole:

― No te aproveches de mi debilidad, además no te he perdonado, después de que meta preso a tu hermano como mínimo hasta te mate.

― Si con eso logro tu perdón, no me importa.

― ¿Qué se hizo esa tal Glosario, la que tanto me encontré en tu casa?

― Ella era mi novia, pero cuando le comenté sobre esto no quiso, ya que son pocos los que traicionan a Rey y salen vivos.

― ¿No hay forma de dar con ella? 

― Es posible.

― Ponte para eso, esa será tu misión, dar con el paradero de Glosario, y convencerla de que nos ayudé, ¿Crees hacer eso?

― Lo intentaré.

Organizamos la casa, y lo dejé quedarse, pero en el sótano, todavía no podía creer en él, así de lleno. Arreglé unos asuntos en la casa y luego me fui a la Organización a poder resolver lo que será noticia internacional.



el cuentista

#4206 en Novela romántica
#577 en Thriller
#300 en Misterio

En el texto hay: misterio, armas, accion

Editado: 21.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar