Secretos Oscuros

¿Es traición o sacrificio?

 

No podía ser, tenía al frente de mí a dos personas idénticas físicamente, asombroso y aterrador, pero de todos modos sabía quién era quien, así que con mi arma le apunte a Rey al asesino, al inhumano, al animal repugnante, egoísta asqueroso, y otras desagradables cosas es lo que es ese tipo.

Me miro con su rostro pálido y sonriente, luego dijo:

― Has durado mucho para encontrarme, y hasta que al fin llegas, Wander.

Mi sangre ya no era liquida, se había vuelto solida del enojo que tenía, quería dispararle de una vez y por todas, pero es mejor que sufra de otro modo. Lograba dar a demostrar mi enojo y el desgraciado de Rey se burlaba de mí y me amenazó diciendo:

― Si doy una orden te mueres, a tus 6 hay tres francotiradores que supieron que había intrusos y les pedí que los dejara para ver qué tan lejos llegaban, también la puerta detrás de ti esta repletos de hombres sumamente armados y listo para matar.

En verdad nos encontrábamos en un aprieto, se nos hizo fácil entrar, pero está difícil salir con vida de aquí. Mientras pensaba me percaté que Tonny estaba paralizado, ni sé si del miedo o de la rabia. Después de fijarme bien logro ver en su pecho una luz roja de un francotirador, abrí los ojos como señal de asombro y luego miro a Rey que se ha sentado en una silla detrás de un escritorio, y susurro a mi comunicador de los oídos: "Maten a los francotiradores y ejecuten el plan de salida".

 Bajé mi arma y me puse a dialogar con Rey. Le hacía preguntas para matar el tiempo.

De repente se oyeron unos disparos lejos de nosotros, entonces entendí lo que sucedía así que miré a Tonny nuevamente y estaba mirándome haciéndome seña de que se desapareció la luz roja. 

Rey se espantó y mira por la ventana, y es donde aprovecho el descuido y le doy un macanazo, quedó inconsciente, lo atamos y esperamos el segundo paso.

Un bazuco traspasa la ventanilla de pasillo donde se encontraban los hombres armados dándoles de lleno a todos, quedó todo destrozado y logramos brincar por la ventana, estaba todo despejado, ya que todos los de seguridad estaban tirados muertos en el piso, tomamos una camioneta, subimos a Rey y nos fuimos al cuartel. 

Llegamos recogimos todo Y de una vez nos fuimos. Todo el camino íbamos celebrando el éxito de nuestra misión, aunque tuvimos que deshacernos de algunos, pero para lograr tus metas hay que hacer sacrificios.

― Y ahora como los llevaremos a la agencia si no podemos viajar en avión y por tierra no descubrirán.

Dijo uno de los miembros del equipo. Y yo les dije lo siguiente:

― Lleguen ustedes yo me quedaré aquí, para que me vengan a buscar con un avión privado.

Refuta Antonio diciendo:

― Yo me quedaré contigo.

― ¡Ya dije que nadie se quedara conmigo!

― Está bien.

Me quedé en un pueblo y lo veía irse descontentos, mientras que yo estaba alegre de que todos hayan sobrevivido. 

Alquilo un hotel para quedarme a dormir. Llegó la noche y de repente tocan mi puerta, abro y es Tonny, no podía creerlo:

― ¿Qué haces aquí? Debiste irte con ellos.

― Dos cosas; una, si me voy con ellos me meten preso, dos, si me voy seré doblemente el peor amigo del mundo.

Le vi lógica a todo lo que dijo. Le hice entrar y justamente estaba despertando Rey, Tonny no aguanto y le dio otro golpe bastante fuerte, que quedó desmayado.

Otra grata sorpresa, mi celular comienza a sonar, lo todo extrañado y saludo:

― Hola.

― Buenas noches, Wander...

― ¿Bestia, eres tú?

― Ya sé que tienes a Rey en México, será más fácil de lo que pensé, te traeré de regreso aquí en una aeronave privada. Será mañana a medio día en el desierto de Sonora, ya sabes si quieres ven y ve como está tu amiga o solo mándame a Reinoso, y la libero.

― Yo iré también.

No terminé ni de decirle bien eso y colgó con su risa molesta. Tonny me mira y me pregunta:

― ¿De verdad vas a traicionar a tu Organización?

― No tengo elección Tonny.

― Si la hay, yo iré contigo.

― No, no vas a ir.

― Hay en tu corazón un poco de preocupación por mí, lo sabía, no eres igual que los demás, me di cuenta el mismo día que te conocí, de que eras especial, distinto, poseías, mejor dicho, posees un espíritu admirable y bondadoso.

No pude mirarlo a la cara cada vez que decía un halago; fue quien mato a mis padres, pero fue mi mejor amigo.

― Lo hago para salvar a alguien de manos de ese tipo.

― Me imaginaba que algo había. Descuida yo te ayudaré.



el cuentista

#4121 en Novela romántica
#295 en Thriller
#295 en Misterio

En el texto hay: misterio, armas, accion

Editado: 21.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar