Semi-Diosa

CAPITULO 14

Narra Julia:

Me encontraba con Jayden en la misma cascada que siempre, a las afuera del territorio de Erick, me encanta estar aquí y mas si es con el. Después de lo que paso hace unos días me he mantenido mas relajada, Alex dijo que entrar en trance dos veces en una noche es mucho para mi, incluso para el fue agotador, tener que darme una orden y sacarme de un trance inducido por la rabia fue mucho, le prometí mantenerme bajo control, por lo que no me puedo estar enojando.

Le había contado todo a Jay y dijo que así como yo le ayudo a el a controlarse, el me ayudara a mi. Estaba tan entretenida viendo a Jay nadar que no me di cuenta que mi celular estaba sonando con una llamada entrante.

-¿Alo?- conteste sin siquiera ver quien era.

-Ya te olvidaste de mi porque tienes un nuevo novio- rode los ojos ante ese comentario y luego vi la pantalla que tenia el numero de mi mejor amiga.

-Oh, por Dios, ¿como es que tienes mi numero?- le pregunto casi gritando con alegría.

-La verdad, Emma me lo dio y me dijo con quien estabas- me dijo con tono pícaro- No sabia que tenias novio, y que era muy sexy.

-Si, si tengo novio y no te imaginas lo sex... ¿como sabes como es?- le digo con algo de celos y curiosidad.

-No te enojes, no te lo quiero quitar, además, Emma me lo dijo- contesto, no me gusta que hablen de esa manera de mi pareja, ya que puedo llegar a ser muy celosa y posesiva con el... yo nunca fui así, pero el me hace querer estar a su lado todo el tiempo y que sea muy empalagosa y esas cosas cursiles que hacen la gran mayoría de parejas y de las cuales no soy muy fanatica.

-Bien, solo porque eres mi mejor amiga, y porque de verdad no me voy a enojar contigo- le digo algo tranquila.

-¿Estas hablando con Julie?- escuche una voz al fondo, que puedo reconocer donde sea.

-No, no le des el celular y finge hablar con alguien mas- le digo en forma de suplica, ella no sabe lo celoso que puede llegar a ser Jayden si se entera que estoy hablando con otro chico que no es de mi familia, escucho que le dice algunas cosas y me dice que ya se fue- Gracias, no sabes de la que me salvaste.

-¿Por que lo dices?- pregunta curiosa.

-Porque no quiero que sea el quinto celular en un mes que compro- le digo con alivio.

-Amiga, si ese tipo te hace daño yo...- no la dejo terminar.

-El no me hace daño, lo que pasa es que es tan celoso que ya van cuatro teléfonos que me rompe para luego regalarme otro cada vez que lo hace- le dije sincera, y la verdad es que ya me esta cansando que cada vez me compre un celular ultimo modelo.

-En serio, si te pone un dedo en sima me lo dices que yo me encargo de hacerlo sufrir- me dice ya mas tranquila- Ahora si, hablando de otras cosas, ¿cunado vuelves? La escuela no es lo mismo sin ti.

-La verdad es que no lo se, estoy tan bien aquí con mi novio- le digo con evidente felicidad en la voz.

-Bueno, por lo menos tienes que traerlo para yo conocerlo- dijo algo emocionada, escucho un pequeño ruido en la otra línea y antes de que yo hable ella me contesta antes de que hable- Ya me tengo que ir, mi crédito se esta terminando, adios, te extraño y te amo.

-Yo también te extraño y también te amo...- no pude terminar de despedirme ya que alguien me quito el celular de las manos.

-¿Con quien hablabas?- me dice una voz muy ronca detrás de mi.

Me doy la vuelta para quedar frente a frente junto a la persona que me arrebato el móvil y me arrepiento de inmediato, no trae camisa y solo esta en boxers, que por cierto le quedan muy bien, y no puedo evitar morderme el labio inferior, siento como que mis ojos se cambian de color, de un marrón claro a uno muy oscuro, al mismo tiempo algo en mi cabeza me grita que este hombre es mío y que nada me puede separar de el.

-Te hice una pregunta- me grito algo enojado, eso me enojo a mi, ya que había prometido no volverlo a hacer- Contéstame, ¿a quien extrañas y amas? Estas viendo a alguien mas, ¿verdad?- esta vez se me rompió el corazón escuchar el dolor en su voz y ver que sus ojos se cristalizaban. Se dio la vuelta y se empezó a vestir, no me gusta que se enoje conmigo.

-Jay, no te pongas así- le dije tomándolo del brazo para que me volteara a ver, pero solo me ignoro y se zafó de mi agarre, eso si que dolió- Amor, yo no hablaba con un chico, te lo juro.

-¿Y a quien demonios le dijiste que le amas? Dime- me dice con un poco de dificultad y volteando a verme, me parte el alma verlo así, pero sus cambios de humor me dan risa, la cual tengo me que aguantar- Julie, dime por favor a quien le dijiste que le extrañas y que le amas, por favor.

-Se lo dije a Ashlie, mi mejor amiga desde pequeñas- le conteste mirándolo a los ojos- No tienes porque ponerte celoso de una chica, ella vive en otro país y tu estas aquí conmigo- aun no se a terminado de vestir y su torso esta desnudo y mojado, siento otra vez el cambio en mis ojos, no se como explicarlo, pero es raro.

-¿Te gusta lo que ves?- me dice con voz picara y yo solo me muerdo el labio inferior- No debiste hacer eso.

Sin esperarlo, Jayden pega sus labios a los míos y comienza a devorarlos con deseo y pasión, y yo gustosa le sigo el beso, que cada vez esta subiendo de nivel. De un momento a otro Jay se deshace de mi blusa y pega nuestros cuerpos aun mas, si eso es posible, el deseo entre ambos es grande, y la verdad es que creo que voy a perder la virginidad justo aquí. Justo cuando Jay me iba a desabrochar el sostén un sonido nos interrumpe pero lo ignoramos, el sonido vuelve y esta ves es mas insistente.



Lizzy Rosario

#618 en Fantasía
#2185 en Novela romántica

En el texto hay: vampiros, hombreslobos, dioses

Editado: 07.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar