Semi-Diosa

EXTRA

-... Por el poder que se me concede por los dioses, yo los declaro marido y mujer, puede besar a la novia- todos comenzaron a aplaudirnos, el levanto el velo para poder ver mi rostro y así darme el beso que tanto estuve esperando.

Hoy era el día que Jayden estaba esperando con ansias, el día de nuestra boda, el día en el que por fin seriamos uno, estaba feliz por eso, y por suerte para los dos, no estaba contra las reglas de las deidades casarse con un cambia-formas o con un humano, muchos de ellos estaban casados con humanos, vampiros, cambia-formas entre otras especies, mi madre y mi tía Luna estaban casadas con cambia-formas, ahora yo estoy casada con uno.

Mi padre no se salio con la suya, ahora yo tenia su poder, poder que compartiré tanto con mi esposo como con mis hermanos, es demasiado poder para una sola persona... pero dicen que yo puedo con ello y lo creo, pero no quiero conservarlo sola, quiero que mis hermanos tengan algo de el, pues ellos se criaron con el, yo no, yo fui la que se quedo sola con mi madre por mucho tiempo, la única que ignoraba todo este mundo, a la única que se le privo ser quien era... y estoy agradecida por ello, de no ser así nadie estaría en este lugar, ninguna de las personas que amo.

Mi madre, mi padre y mis hermanos caminaron a mi para abrazarme, porque si, el esposo de mi madre, el hombre que me vio convertirme en la mujer que soy ahora es mi padre, estoy tan feliz de que ellos por fin estén juntos y sean felices, como debió ser en un principio. Mis abuelos, mis tíos y primos también se acercaron a mi para felicitarme, la familia de Jayden también se acercaron, su madre aun no me soportaba, pues yo le quitaría el puesto como Luna de su manada y también podía destruirla si así lo quería... suerte para ella, no quiero tener un alma tan poco valiosa dentro de mi como lo es la suya.. demasiado vanidosa para mi gusto.

La persona que nos caso era precisamente la misma persona de la que me había mencionado Seth, su nombre es Eros, o como muchos lo conocen, Cupido... la única diferencia es que el es el Dios del sexo... eso es lo raro de el, da amor y placer, Seth en verdad debió odiarlo como para darle una vida tan poco aburrida.

Antes de que se me pase este tema, les hablare de la boda, es celebrada en la manada de mi tío, el esposo de mi tía Luna, varios Alphas y sus Lunas fueron invitadas... bueno, solo los que tienen alianza con la manada de mi tío y la manada de Jayden, los cuales son casi los mismos, también hay invitados por parte de Erick, mi papa, hay invitados de parte de mis hermanos, las personas mas cercanas a ellos, e invitados de mi parte los cuales son algunos de mis familiares que sabían sobre lo que Seth era, también esta mi mejor amiga, ella era la madrina de la boda... Todavía no se cree nada de lo que esta pasando, es una lastima que tenga que olvidar lo que mi familia y yo somos.

Mis tías y mi madre fueron quienes planearon la boda, mi tía Luna dijo que tenia que usar un vestido blanco por ser la Luna de una manada, yo no quería, pues se supone que debería usar un vestido oscuro gracias  a mi lado demoníaco, no me quejo, la ropa oscura es linda y me gusta mucho. El vestido era lindo, las mangas largas caídas de los hombros de encaje, el escote corazón con el mismo tipo de encaje por encima del corset del vestido, la falda también tiene el mismo tipo de encaje, el diseño era parecido a enredaderas con flores, una cinta de color crema dividía el corset de la falda... era hermoso.

Lo que mas me gustaba de este vestido era que la falda era amplia, no voy a decir que no era pesada, porque para un ser humano la falda es un poco pesada, pero tampoco era tan ligera que digamos. Los zapatos que utilice eran negros de punta con el tacón de quince centímetros, eran sencillos, solo se amarraban al tobillo, mis tías estaban en contra, pero necesitaba algo negro para equilibrarme.

Siento que se me escapan algunos detalles... cierto, algo azul, mi madre me regalo un hermoso collar con un corazón azul, el cual tenia un hermoso diamante dentro de la piedra azul que forma el corazón, con dos alas que sostenían las cadenas del collar, las alas tenían pequeños diamantes que parecía un pequeño arcoiris. Para terminar la descripción de mi atuendo, llevaba una corona de oro blanco con diseños de flores con sus ojas y toda la cosa con diamantes, me sentía una verdadera princesa... a pesar de que lo era. 

Jayden, pero su parte, llevaba un traje negro con una corbata azul, zapatos de vestir negros y una corona negra, hecha con un raro metal que solo se encuentra en el reino de mi hermano Sebastian... porque si, ahora mi hermano es quien reina el reino de las tinieblas, yo no quise hacerlo a pesar de que me lo propusieron, prefiero estar con Jayden en su manada.

Mi tía Luna decidió hacer una pequeña excepción el día de mi boda, ella siempre usa vestidos blancos, ahora solo lleva un vestido rosa claro casi blanco, mi tía Terra lleva un vestido verde y mi madre un hermoso vestido rojo que se le ajusta al cuerpo como una segunda piel, se ve hermosa, el vestido solo deja una de sus piernas al descubierto haciéndola lucir sexy.. es bueno tener a mi madre devuelta en un día tan especial como este.

(...)

        Dos años después:

Caminando por los jardines del palacio de mi abuelo me di cuenta de todo lo que me había perdido gracias al egoísmo de mi padre, me perdí el crecer con las personas que amaba, me perdí el tener una hermosa familia... también perdí la confianza en el amor hasta que conocí a Jayden... y por supuesto, claro que tuve una hermosa familia, mi madre se caso con un hombre maravilloso que la amaba tanto como ella a el y que ahora viven juntos en el palacio de mi abuelo.



Lizzy Rosario

#1527 en Fantasía
#4432 en Novela romántica

En el texto hay: vampiros, hombreslobos, dioses

Editado: 07.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar