Serena: El torpe ángel aprendiz

1. Maldito ángel

La hora de gimnasia, la bendita hora de entrenamiento donde las mujeres suelen babosear por los chicos mientras estos juegan al fútbol y nosotras al hándbol en el "Club de los amigos", como todos los jueves desde la una y media hasta las cuatro de la tarde entrenamos sin piedad de la profesora María Eugenia o como nosotras la apodamos: Mariu.

Comenzamos corriendo en la pista pasando la peor humillación y vergüenza que puede existir puesto a que justo en nuestro horario están los chicos del club de rugby corriendo, por ende Mariu bromea con ellos haciendo que nuestras caras se pongan rojas no solo por el calor y esfuerzo físico, sino que por la vergüenza también: "Imaginen que los chicos corren atrás de ustedes", "Corran más rápido y podrán ver esos lindos culos de jugadores profesionales", "¿Por qué van tan lento? ¡Mi abuela corre mejor que ustedes ancianas de cuarta!" y un sinfín de comentarios tortuosos de su parte.

Luego de hacer seis vueltas sin descanso elongamos los músculos trabajados para ir directo a la cancha de hándbol y sufrir nuevamente de los comentarios de nuestra profesora. Por suerte a mi equipo aun no le tocaba jugar por lo tanto me encuentro junto a Megan y Dylan –quien está de suplente en su equipo– observando cómo va el partido de los chicos y los cursos inferiores.

Megan es la única amiga que me tolera para ser sincera, mi amiga de copas y fiestas, la persona con la cual puedo contar cada vez que lo necesito para mi buena fortuna ella es una simple humana que ignora el hecho de que los ángeles existen y se considera atea no obstante Dylan si es un ángel.

Megan posee un rostro bonito, su piel es bronceada y tiene un cabello castaño hermoso, sus ojos son miel pero siempre tienen un brillo especial, no hay mucho que decir de ella puesto a que es una persona normal aunque encaja con el concepto "chica Tumblr", pero si hablamos de Dylan es otra cosa.

Él es un ángel hecho y derecho, hermoso de apariencia pero... es un boludo.

Su cabello se debate entre cobrizo y rojizo, sus ojos avellana son llamativos para las simples humanas y su físico, bah ni hablemos de eso, siempre está presumiendo su atractivo cuerpo y su perfecta sonrisa. A pesar de estar lleno de sudor, agitado y oloroso, las chicas siguen muriendo por él mientras que Megan y yo preferimos estar a una distancia prudente a causa de lo asqueroso que se ve.

Dylan se une a la lista de "ángeles egocéntricos, perfectamente idiotas y rompe huevos que he conocido", lo sabe y aunque intente cambiar mi manera de pensar, siempre termino teniendo la razón en este asunto: es insoportable. Mi hermana Rosa se acerca corriendo hasta nosotros, si bien es dos años menor y va a otro año también tiene gimnasia los jueves al mismo horario. Los últimos tres años tienen el mismo horario de entrenamiento por lo tanto debo de soportar no solo al pelotudo de Dylan si no que a mis dos hermanos menores torturándome, ¿Es que acaso nunca me librare de los ángeles y demonios?

El cabello rubio largo y enrulado de mi hermana ondea con elegancia, las hebras doradas parecen ser hermosos rayos del sol que se deslizan con glamur gracias al viento. Sus pálidas mejillas tienen una tonalidad rosada a causa del esfuerzo físico, sus perfectos labios intentan respirar con dificultad y su pequeño cuerpo se ve frágil pero tierno.

Tuve un tic nervioso en el ojo, ¿De enserio Rosa? ¡Hasta para correr y hacer ejercicio mi hermana es perfecta! Maldita desgraciada, zorra, esto es el puto colmo. ¿Por qué tiene que ser tan hermosa y repulsivamente amable? Rosa saluda a mis amigos e intenta hablar pero la voz no sale de su garganta, parece estar sedienta por lo tanto le alcanzo mi botella de agua lanzándosela con agilidad.

Puede ser perfecta y todo lo que quieran pero es muy malísima atrapando objetos, la botella se estrella en su rostro en el intento delicado y tierno de atraparla. Ag, me repugna y asquea tanta ternura y dulzura proveniente de ella.

Se soba el pequeño golpe y agacha para tomar el agua pero Dylan es más rápido y se la entrega, las mejillas de mi pequeña hermana se tornan carmesí en cuanto sus manos se rozan y tuve que evitar vomitar ante aquella sonrisa egocéntrica que formó el pendejo al cual llamo "amigo".

Comienza a beber el agua como si de ello dependiera su vida, observo a mi hermano detenerse de golpe cuando estuvo a punto de hacer un gol, su mirada se posa sobre un punto muerto en el cielo, algo ha llamado su atención, mira en mi dirección y mueve la cabeza hacia un costado.

Al comienzo no logro comprender nada, tan solo muero de risa al escuchar los comentarios de sus compañeros cargados de insultos, los ojos celestes de Rosa se posan sobre mí y al terminar de beber mi agua (Nota mental: hacer que Rosa me pague un agua el jueves próximo) limpia sus labios con la palma de su mano y respira profundo.

—El... jefe te busca. —las palabras de Rosa me dejaron paralizada por unos segundos, un escalofrío recorre mi espalda y por poco grito aterrada.

¡Entonces eso es lo que Alastor acaba de ver! El viene aquí para verme, él está buscándome tras lo que hice... ¡Maldita sea me matará o enviará al infierno!, el "jefe" como lo llamamos no es nada más que nuestro padre, un gran demonio y muy temido, tanto que hasta sus propios hijos le tienen miedo.



NaomiMili

#10846 en Fantasía
#4793 en Personajes sobrenaturales
#1585 en Paranormal

En el texto hay: angeles, angelesydemonios

Editado: 13.03.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar