Sifrinita

Capítulo #4

Al llegar al parque, una sonrisa de niña de cinco años emocionada cubrió mi rostro, de la emoción besé a Santiago como nunca. Obviamente me avergonze mucho y me separé de el.

-Ay-digo alejándome de el-por Dios Santiago, que pena conti...-cerre la boca cando el me tomo de a cintura me besó también pero más salvaje

Después de besarme se quedó agarrando mi cintura y yo tenía mi cabeza recostada en su pecho.

-Cuenta conmigo para lo que quieras-susurro en mi oído

-Démosle privacidad-dijo Marie

-Si, creo que debemos dejarlos solos-concordo Ellie

-Vámonos Lucas-dijo Amelie

Cuando quedamos solo nostros en la entrada nos decidímos a que debíamos entrar a disfrutar

-¿Entramos?-preguntó moviendo su cabeza hacia adentro

Asentí y entramos, habían un montón de cosas que debíamos probar, está era mi primera cita con el, debía disfrutarla en vez de desperdiciarla.

-Entremos allí-dijo señalándome un túnel que decía: Túnel del amor y banderillas

-Si, entremos-propuse

Entramos y apenas cruzamos el oscuro túnel, me aferre a la tela de su camiseta negra como una niña pequeña, me daba muchísimo miedo la oscuridad, cuando paramos por la parte alumbrada me solté de su camiseta un poco avergonzada, para luego volver tomarlo de la camiseta para besarlo nuevamente.

Creo que esto paso de lo que yo creía una salida más a una aventura donde descubriría mi nuevo amor, sip, como escucharon, mi nuevo amor, y se llama Santiago Artiaga. Me sentía más confiada a su lado, Manu era solo alguien que yo consideraba mi novio, pero ahora me doy cuenta de que el amor no se consigue de alguien perfecto. El amor se consigue de un amor verdadero.

Besar a Santiago era como una adicción para mí, nada en especial, pero el simple hecho de besarlo me hacía sentir mariposas en el estómago.

-Ey nena-dijo saliendo de su lugar-deberíamos ir a otro lugar ¿No crees?

-¿Eh? Ah, si, si, claro, vamos por Hot Dogs

-¿Que? ¿Estás bien?

-¿Era pizza?

-No, dije que vamos a otra atracción nena, ¿Todo en orden con tus oídos?

-¿Cuáles ladridos?

-Ahg, no importa, ven conmigo

-¿Okey?

El me tomo de la mano y juntos caminamos hasta la rueda de la fortuna. Bien, definitivamente creo que Santiago no es el amor de mi vida. Espera un momento... Soy una idiota, ¿Como Santiago lo va a saber si no se lo dije? Enserio que estoy muy mal de la cabeza.

Enseguida me puse pálida y mis labios se tornaron de color blanco y un horrible escalofrío recorrió todo mi cuerpo. Santiago se dio cuenta y no dudo en preguntarme.

-Ey, nena, ¿Estás bien?-no respondí-¿Nena? ¿Que pasa?

-L-la ru-rue-rueda l-las a-alturas

Me empecé a quedar sin aire al mismo tiempo que mis ojos se iban cerrando lentamente, mientras que todo se veía en cámara lenta mientras escuchaba a Santiago pedir ayuda y millones de personas aproximándose hacia mi.

Lo último que recuerdo fueron unas gotas de pequeñas lágrimas calientes caer en mi cara.

💖💖💖

Desperté en una habitación blanca y máquinas a mi alrededor conectadas a mi cuerpo, mientras que yo vestía una bata de hospital azul. Oh, me había desmayado, es explica la bata, aparte de el olor fuerte a pastillas, Santiago se encontraba a mi lado sosteniendo mi mano, Lucas junto a él mientras que Ellie, Amelie y Marie estaban del otro lado muy angustiadas

-¿Princesa?-dijo Lucas al verme despierta

-¿Nena?-dijo Santiago-despertaste

-No, sigo en coma-le dije sarcastica

-No estabas en coma-dijo el-nunca lo estuviste

¡Anto!-chillaron Ellie, Marie y Amelie corriendo a abrazarme

-¿Que rayos fue lo que te paso?-dijo Marie angustiada

-La verdad no lo se Marie-respondí-Lo último que recuerdo fueron unas lágrimas calientes caer en mi cara y una rueda de la fortuna

-¿Rueda de la fortuna? Se ve que sigues sin aprender-dijo Amelie-¿Que te llevo a ir haya?

-Fue mi culpa-solto Santiago-todo esto fue mi culpa

-No Santiago, no fue tu culpa-le dije-Tu no hiciste nada, yo nunca te conté sobre mi vertigo

-¿Tenías vértigo?

-Si

-Soy un imbécil

-¡Deja de hecharte la culpa! Todo esto fue mi culpa por no decirte nada acerca de mi vertigo

-Si, cuando tenía 15 se cayó de una rueda de la fortuna y le pusieron 15 puntos y estuvo hospitalizada por 5 semanas-dijo Amelie-y todo porque la rueda se atasco y ella quiso bajar

-¿Hace dos años? Pero no te veo cicatriz 

-Porque me golpee fue la cabeza y me fracture el brazo derecho

-Uh, lo siento

-No importa Santiago, te lo iba a decir pero era muy tarde cuando ya estaba tirada en el piso. Por cierto, ¿Tú estabas llorando? 



Prometo Fingir Que Me Gustas

#226 en Fanfic

En el texto hay: chica mala, chica nerd, sifrinita

Editado: 11.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar