Silencio de un corazón roto

Carta 13: Emocionalmente un desastre

¿Sabes esa sensación de impotencia por querer a alguien diferente a ti pero no poder? Yo vivía así constantemente. Cada día iba por la calle pensando de quien me podría enamorar o con quien podría tener una aventura sin ningún tipo de compromisos y cuando creía que iba a poder tu imagen en mi memoria aparecía. Todo me recordaba a ti, todas las canciones, películas, todo lo que hacía lo relacionaba contigo, tantas primeras experiencias, tantos lugares junto a ti y luego pensaba con qué cara me mirarías si estuvieras conmigo y te dieras cuenta de lo que intentaba hacer para superarte. ¿Estarías orgulloso o te avergonzarías?

¿Sabía ella lo que yo sé? ¿Sabía de nuestras miradas y sonrisas? ¿De cómo no podías soltarme cuando estaba atrapada entre tus brazos cuando me abrazas sin razón?

¿Sabías que se quien es ella? ¿Sabía que vivía engañada? ¿Habrán mas como yo presa de tus jodidos encantos? ¿Y sabías que a pesar de eso no quería sacarte de mi vida?

¿Por que pasaran estas cosas? Ya sabes, el que un día común y corriente conozcas una persona que cambia tu mundo radicalmente y despierte en ti sentimientos y emociones nunca antes conocidas, que saque tu mejor lado y descubras cosas sobre ti mismo que nunca sospechaste que estaban en ti.

Una persona que te hace conocer el paraíso y al mismo tiempo el infierno y aunque no corresponda de la misma forma tus sentimientos aun sigues allí con la esperanza de que todo se ponga a tu favor pero a la misma vez tienes todas las probabilidades en tu contra.

No sé qué decirte rubio, me sentía en la nada, un vacio sin fin donde estaba suspendida en el aire, emocionalmente estaba hecha un desastre y no sabía que sentir, no sé cómo logre llevar esa situación pero me afectaba, solo quería que llegara el día en que todo ese peso y confusión se acabara, estaba cansada de sufrir y de ver como lo que más deseaba se esfumaba con todo y posibilidades, no sé qué pasó conmigo, fue muy fácil entregarte mi corazón en bandeja de plata sin pensar que eras igual o incluso más complicado que yo.

No importaba que tanto lo quisiera, al parecer estábamos destinados a no estar juntos y me dolía porque sabía que nunca querría a nadie como tú, me sentía incapaz de ver a otro hombre con los mismos ojos con lo que te miraba.

No digo que seas malo, se que eres un verdadero idiota muchas veces pero eres un buen hombre y lo demuestras sin darte cuenta, estas lleno de defectos al igual que yo pero esos defectos son lo que te hacen único.

Me gustaría saber qué clase de karma estuve pagando contigo, de verdad no creía que fuera mala o lo haya sido antes, mi pasado fue muy mierda pero no por eso no creía que tuviera que estar experimentando más cosas malas.

La vida no quería darme un respiro, me presentó en el camino al hombre que siempre había soñado, me permitió experimentar lo que era encajar con alguien completamente y este mismo hombre le dio vida a mi corazón. Sentía que eras el amor de mi vida y de la nada el destino me da el golpe ganador haciéndote novio de otra, fue un chiste bastante cruel que aun teniendo tu relación te empeñabas con todo tu ser en negarla.

No sé quien era mas idiota en esta situación, si tu por actuar como si yo fuera tuya o yo por permitir que me afectaras de esta forma, que actuáramos como si fuéramos una pareja y solo seamos amigos… o bueno solo colegas, porque ni aun amigo se le miente tan descaradamente como lo hiciste conmigo.

En el momento en que escribí esto ya ni sabía porque estaba llorando, quizás era por todo y nada a la vez, seguramente era porque estaba enfrentando eso sola y ya no me quedaban fuerzas para fingir, lloraba porque la realidad es una perra y yo me encontraba débil, no podía seguir con la alegría falsa, no sabía que afrontaría una decisión tan dolorosa pero era por mi bien, me estaba perdiendo de nuevo y no podía volver a esa oscuridad y burbuja aislada del mundo… no, ya no había lugar para mi allí.

Una vez me dijiste que era una gran persona y que era especial, entonces si lo soy… ¿Por qué no podía ser feliz? ¿Por qué debía estar pasando esto por tu culpa? Si era especial para ti, entonces debiste dejarme libre y permitir que me fuera de tu lado, porque mientras más intentaba irme más te aferrabas a mí y sabías perfectamente que yo no iba a dejar de lado mi trabajo y el sacrificio que hice por llegar allí y te aprovechaste de eso.

Si tan solo pudiera darte algo en la vida sería darte la capacidad de verte a ti mismo a través de mis ojos para que te dieras cuenta de lo especial que eres, pero amar es difícil cuando solo una parte intenta que todo esté bien… amar no es suficiente cuando eres más miserable que feliz.

Duele querer tanto a alguien y que al final la vida te juegue tan sucio y de esta manera. Deseaba sentir tu calor, escuchar tu voz o que tus hermosos ojos fuesen lo último que viera al dormir pero también odiaba cada segundo que pasaba, odiaba sentir que te necesitaba, que te extrañaba, odiaba ver que todos eran felices a su manera cuando yo tenía que cargar con el dolor de la sensación de vacío y tristeza.

Dime que era lo que realmente pasaba por tu cabeza, que era lo querías, debiste aclararte en ese entonces porque esa situación tan toxica nos desgasto a los dos y el resultado al final no fue agradable.



SGM

Editado: 27.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar