Sobrevivir a tu lado #1

Capitulo seis; atrapada.

Narra Rudt 
 

Me encuentro en mi cama, nada fuera de lo usual, excepto que mi amigo no se encuentra en su habitación.

No hace falta levantarme para ver que su cama esta vacía, ruego a dios que no haya dormido mucho.

El techo color blanco al igual que las paredes me daba los buenos días, y sonrío, ya me estoy imaginando cosas.

No quiero levantarme, asi que me quedo acostada en la cama observando el techo.

Me quedo asi por casi una hora, no tenía animos de nada, eso me hace acordar a mi madre.

Melancólicos recuerdos invaden mi mente, como cuando era finde semana, ella era la única capaz de levantarme cuando dormía tarde, sus deliciosos almuerzos despiertan a cualquier zombie o alguien que durmió toda la mañana.

Al recordar a mi madre no puedo evitar pensar en mi hermana, ella era mi confidente, la diferencia de edad era mucha, pero ella siempre me comprendía, cada vez que volvía del colegio me veía y una sonrisa se dibujaba en su rostro seguido de que corria hacia mi y me apretaba en un abrazo cariñoso.

Tambien recuerdo a mi padre, el era un hombre muy trabajador, pero a pesar de que no estaba la mayoría del tiempo con nosotros, jamás olvidaba cada detalle, siempre recordaba cuando iba al supermercado comprarme unos caramelos carísimos, y a mi hermana, ciruelas.

Un par de lágrimas caen de mis ojos seguido de un llanto incontrolable.

Debí ser mejor hija, hermana, todo.

Hay que disfrutar cada día con los que amas, quien sabe cuanto tiempo estarás a su lado, cada risa, cada recuerdo se presenta en mi mente, supongo que soy testigo de ese dicho.

Perdí a toda mi familia, pero deje de llorar como una niña inmadura, era tiempo de aceptar las cosas y vivir con ellas cueste lo que cueste.

Me levanto adormilada aun, tengo hambre, lo que me preocupa es ¿donde esta Jayden?.

Observo por todo el lugar y no veo nada, estoy a punto de perder la cabeza cuando encima de la mesita de luz, color caoba con tres cajones del mismo tono, hay una nota.

"Rudy: Mujer encerio tienes el sueño pesado, me dirigí a ese viejo corralón.
Ve allí cuando te despiertes, y si no me encuentras, ve a aquel lugar, ve a nuestro punto de encuentro, volver a la playa no es seguro algo ataco a Madison y a Aiden, no se con exactitud que, pero lo que si es que en ese lugar seríamos presa fácil, por favor cuidate, siendo sincero no me tengo muchas esperanzas de que esten con vida... ojala sea una broma de Aiden aunque si lo es de verdad no sobreviría, cuidate.

Jayden."

Wow vio lo predecible, tengo un hambre mortal, asi que antes de partir, busco por el edificio la "cafeteria" y al encontrarla tome unas frutas que dificilmente encontré sanas, supongo que después de dos semanas se debieron desperdiciar.

Pero, al bajar las escaleras, el edificio comenzó a temblar.

Tengo miedo, al parecer Jayden tenía razón, sin dudar corro hasta la puerta.

Los pedazos del edificios caían como lluvia y el polvo dificulto mi visión.

El edificio se destruyó, y yo aun dentro de el.

Los escombros estaban encima de mi cuerpo, pero por fortuna no me lastime, al tratar de mover las ruinas, note que mi pierna derecha esta atorada debajo de lo que queda del edificio.

—¡Genial!¡Que falta!¿Un tiranosaurio griego que viene por mi sangre para hacerla vino junto para el rey de marte?—grite con sarcasmo y furia.

Tiraba de mis muslos pero no funcionaba, contaba, uno, dos, tres y tiraba mas fuerte, pero solo ocasionaba que me lastime la extremidad.

Pero me negaba a quedarme quieta, asi que seguia tirando.

Paso una hora tirando mi pierna y no mostraba signos de zafarse al menos un centímetro de aquella construcción, no pienso rendirme, asi que seguí tirando.

Cai agotada, respire profundo hasta que decido descansar.

Jay debe estar esperándome, y yo atorada.

Cerré mis ojos tratando de relajarme, cuando la piedra que esta sobre mi extremidad comienza a moverse.

Cuando al fin es liberada, abro mis ojos encontrándome con los de Dison.

—¿Que haces aqui atrapada?—. Pregunta entre risas.

—No es gracioso, el edificio cayo sobre mi, pero solo mi pierna se atoró.—respondo malhumorada.

—Ay ya, no estes asi, ¿Y Jayden?—pregunta observando el área.

—¡Me olvide por completo de el!—respondo alarmada—vamos iremos con el—. Le tomo del brazo y observo que está lleno de polvo,—¿No espera!¿que hay de Aiden?—pregunto a la contraria de mi movimiento reciente.—¿Donde se encuentra?— pregunto rodando los ojos.

—Tranquila, el estaría con Jayden, tal vez lo busque o algo así, como sea, no se va a perder. Pasaron muchas cosas anoche

—Muy bien, vamos al corralón.

Seguidamente me cuenta de como fue su rato con los indios, como acabaron atrapados etc.

—Y esa noche dormimos juntos—. Lo dice con toda confianza.

—¿Solo durmieron?—pregunto curiosa.

—Si-si, solo dormimos—se sonroja, que tierna es.

Salto sobre ella y le doy un abrazo enorme seguro se siente radiante, me siento feliz de ello, ojala lleguen a mas. Con toda la confianza del mundo.

Al llegar, noto que ni Jay, ni Aiden se encuentran allí, asi que recuerdo.

Y si no me encuentras, ve allí, a nuestro punto de encuentro

—Vamos, se a donde ir.— tomo el brazo de Madison, y noto un ligero corte en su brazo.

Ese lugar era nuestro rincón especial, era un lugar que se encuentra dentro de la escuela, allí íbamos a comer las gomitas que le robamos en el servicio de alimentación en el colegio y a los demás que las tenían muy a mano.

Estaba en el colegio "praderas de las hierbas altas" era una institución privada, ya saben donde los chetos asisten, bueno eso dicen ya que no es así. Aquí cada naco asiste.

Que recuerdos.

Ese rincón consistía en un lugar dentro de la escuela, solo el y yo sabemos de su existencia, lo descubrimos cuando estamos agarrandonos de los cabellos, y lo empuje sobre el arbusto que resulto, no ser un arbusto ordinario.



Florischak

#4427 en Fantasía
#10413 en Novela romántica

En el texto hay: cienciaficcion, fantacia amor, romanc

Editado: 01.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar