Something different

Puré de papas.

Luego de que la clase terminará fui por mi parte hacia la biblioteca, tenía ya una larga lista de deberes para el fin de semana y quiero avanzar lo mas posible antes de que comiencen los partidos, tenemos ventaja frente a los demás equipos, pues hemos estado ganando por tres años consecutivos y queremos mantener esa racha ganadora. Camine por los pasillos hasta llegar a la biblioteca, mire por entre los pasillos, no había señal de James, como era de esperarse, sabía bien que no iba a llegar ¿Por qué me ilusione? Me quede en uno de los pasillos. Tome un libro de pociones para quinto año, primero resumir en dos mil palabras la historia de un alquimista- Como si eso fuera sencillo.

 

Observe la hora, tan solo habían pasado unos cuantos minutos, inconscientemente alzaba la mirada hacia la entrada esperando ver a James ingresar. Hundí mi rostro en las paginas del libro, ya frustrada y aún mas decepcionada. Le reste importancia a aquella situación, no valía la pena estresarse por algo tan “insignificante”. A quien engaño, mi corazón se rompe de a poco por culpa de ese chico. Preste atención a las hojas del libro para continuar con aquel trabajo, mi elección Argo Pyrites, aunque ciertamente no hay mucho que escoger, no hay muchos alquimistas interesantes, mi pluma comenzó a escribir acerca de aquel hombre, teniendo cuidado de cuidar mi caligrafía. Al acabar todo el pergamino, devolví el libro a su lugar para retirarme hacia el comedor y poder cenar.

 

Llevando mis cosas avance por los pasillos hacia el gran comedor para encontrarme con mi mejor amiga y los demás chicos con quienes solíamos compartir la mesa, aunque los gemelos Scamander pertenecían a otra casa, acostumbraban a desayunar y comer con nosotros. Al ingresar al salón grande fue mi decepción al ver a James carcajeándose con sus amigos, mi rostro se puso rojo de la ira. Respire profundo antes de pasar por su lado, nuestras miradas se cruzaron por un instante, mas en sus ojos no había pisca de arrepentimiento por haberme dejado esperando por segunda vez consecutiva ¿Quién demonios se cree? Ahora si que estoy realmente molesta. Al sentarme, deje mis libros a un costado antes de golpear con algo de fuerza la mesa.

  • ¿Estás bien? –Cuestiono Rose.-
  • Estoy perfecta.

En mi mirada podía notarse la ira, y al parecer el tonto Potter se dio cuenta de eso, pues dejo de verme apenas le fulmine con la mirada. Seguido una gran porción de pure de papa cayo en el rostro de James. Las risas comenzaron a escucharse de inmediato a lo largo de la mesa y claro en las demás casas que giraron al ver ese espectáculo bastante vergonzoso. Había tenido pequeños accidentes al causar hechizos involuntarios cuando era niña, creo que mi momento de ira fue mas peligroso de lo que esperaba.



Julce

Editado: 05.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar