Stained glass eyes and colorful tears

Capítulo 9 • What a time

  

You clinged to my body like you wanted it forever. What a lie...

 

   El dia habia amanecido realmente tranquilo en la casa. Cuando Taehyung se despertó se encontraba sólo en aquel sillón. Levantó su cuerpo sintiéndose pesado y arrastró sus pies hacia el sonido de la cocina. Jungkook tenía sus airpods puesto y estaba bailando una canción mientras batía lo que sea que fuera el contenido en el bowl frente a él. El mayor no lo interrumpió, disfrutando del espectáculo, era aún más gracioso ya que él no estaba escuchando la música en absoluto. Jk tenía el pelo agarrado en una bandana y pantuflas en sus pies. Se veía tan doméstico. La imágen reconfortó el corazón de Tae. El peliazul seguía bailando totalmente ajeno a la presencia del otro chico. Giró en un círculo completo y lo vió, sus mejillas tornándose rojas al instante. "Hyung" dijo, sacando los airpods de sus oídos. "No te ví parado allí". Taehyung le sonrió y se acercó al centro de la cocina. Sentándose en la encimera junto a él "Sigue bailando, era divertido." Dijo en tono de burla. El menor lo miró indignado y se dió vuelta. "Yo que te estaba preparando el desayuno, ni siquiera te lo mereces." V supo que estaba actuando enfadado y lo disfrutó. Había olvidado cómo amaba hacer enojar al menor, ya que era muy fácil. "Ey realmente estaba disfrutando tu baile" la sonrisa en sus labios se reflejaba en el tono en el que hablaba. Jk resopló "Callate o comerás pan con agua." V rió pero no hablo más, esperando en silencio su desayuno. El resto de los chicos bajaron unos minutos después, sentándose alrededor de la mesa en la cocina. De repente Jungkook tuvo que preparar panqueques para seis personas. Taehyung lo ayudo con gusto. "¿Y Jimin?" Preguntó Suga, notando que el rubio no se había unido a ellos en el desayuno. Tae miro a Jungkook y el menor lo observó de vuelta. "Supongo que aún se siente un poco mal." Yoongi frunció el ceño y se levantó de la mesa, tomando su plato con panqueques y agarrando una taza de la alacena, llenándolo de café. "Le llevaré el desayuno" comentó saliendo de la cocina. Los cinco chicos miraron con sorpresa cómo el muchacho subía rumbo a las habitaciones. "Bueno eso es totalmente nuevo." Dijo Jin riendo "Suga haciendo algo por alguien, nunca lo hubiera apostado." El resto de los chicos rió menos Taehyung quien se sentía horrible con toda la situación. Sintió la mano del menor frotando su rodilla de manera suave, estaba queriendo animarlo. Namjoon habló, su boca llena de panqueque "Yoongi es un gran hombre, no lo parece pero yo veo cómo realmente se preocupa por nosotros". Hobi asintió de acuerdo "Si es verdad, solo que no deja de ser raro cuando lo hace evidente " las cámaras habían comenzado a grabar antes de que el desayuno estuviera servido. Captando esa conversación a la perfección. Ese día viajarían a su nuevo y último destino, también en la playa, sólo que esta vez dormirían en carpas. Lo que agregaba emoción y a la vez terror en el grupo. No es como si no lo hubieran hecho antes, pero aun así siempre era emocionante. Ya solo le quedaban dos días de grabación para luego tener dos días más totalmente libres, los que pasarían en un hotel en Dublín, la capital de Irlanda. Ese día le tocaba conducir a Jungkook, Tae se sentó en el asiento de copiloto. Jimin fue el último en subir, con lentes de sol y auriculares. Había tenido una charla con el equipo informando que se sentía descompuesto y que no participará por completo ese día de grabación. Suga estaba a su lado con su brazo cruzando el hombro del chico. Taehyung no podía evitar tratar de hacer contacto visual con el chico en el espejo retrovisor. Su amigo no lo miró de vuelta ni una vez en las tres horas de viaje. Llegaron a The Velvet Strand cuando la tarde caía, su equipo de campamento venía enganchado en el maletero de arriba del carro. No podían evitar sentirse auténticos turistas. El complejo de carpas estaba ubicado justo frente al mar, con un terreno adecuado para poder instalarse allí y un conjunto de baños y cocinas para que los chicos puedan tener comodidades. Se había rentado el lugar sólo para ellos. Bien tal vez no era la experiencia completa de ser turistas pero era algo, reflexionó Taehyung mientras montaba una de las carpas con Hobi. Jimin se dirigió hacia la playa, los muchachos le dijeron que fuera a caminar tranquilo ya que ellos se encargarían de ordenar. Se sentía culpable pero no podía hacer nada en su estado. Apenas tenía fuerzas para levantarse de su lugar. Se dirigió a la playa lentamente, ésta ya casi se encontraba vacía. Unos últimos lugareños se encontraban surfeando. Jimin se sacó sus zapatillas sintiendo la fría arena entre sus dedos. Se sentó en un médano, observando el mar frente a sus ojos.

 

  El rubio no pudo evitar que las lágrimas cayeran por su mejillas, el frío viento de la playa las secaba instantáneamente dejando solo un rastro de lo que fueron segundos atrás. Sus ojos se sentían hinchados. Estaba tan solo. Recordó exactamente el momento en que se dió cuenta que estaba enamorado de su mejor amigo. Se encontraban en un viaje promocional en Francia, luego de un par de entrevistas habían vuelto al hotel, el resto del equipo se había ido a descansar pero Jimin y V acordaron pedir un champagne para tomar en la habitación de este último. Se encontraban en una gran terraza llena de plantas, la luna iluminaba sus rostros, el clima primaveral abrazandolos. Jimin observó a Taehyung que contaba alguna anécdota con una fan francesa, algo de que le había regalado un peluche de Jungkook hecho por ella misma, que Tae había encontrado muy tierno. Jimin lo observaba atentamente, la bebida burbujeante su cabeza. De repente V se quedó en silencio y lo miró, ambos sin decir nada se quedaron observando por un tiempo que pareció un siglo. Fue el menor el que apartó la mirada, su pelo celeste despeinandose con el viento. "¿Puedes creerlo?" Le pregunto mirando más allá, a los autos que se acumulaban abajo de ellos. "A donde llegamos digo, nunca hubiera imaginado estar en París, hablando de cómo la gente no para de regalarnos su cariño. Mi yo de pequeño no me creería nada, esta vida es increíble, aunque triste a veces, es hermosa". Jimin lo miró, sus ojos se sentían agotados y solo asintió. Unos segundos después habló él. "Es más hermosa porque me cruzo gente bella, esta vida me atrajo hacia ti Taetae" su voz era un susurro. "No hay otra cosa que podría desear más que estar junto a ti todo lo que resta de ella". El menor podía sentir la emoción de su amigo y lo tomó de la mano, se levantó de su lugar arrastrando a un pelirosa Jimin al borde de la terraza. "No nos separemos nunca Chimmy, junto a ti me siento yo mismo" le dijo a su amigo antes de abrazarlo fuertemente. Apretando sus pechos juntos, luego comenzó a hacer cosquillas, Jimin se retorcía y reía histericamente. Logró soltarse y Taehyung corrió, ambos gritaban sin sentido.  Jimin supo ahí mismo que nunca había amado a algo o alguien tanto como a Taehyung y sus locuras, y en ese momento no pensó más, solo dejo que cualquier duda o angustia se esfumara de su cuerpo. Sintió los cálidos brazos de V rodeando su cintura desde atrás y cerró los ojos. Nunca más luego de eso sintió la paz de esa misma noche, nunca volvió a encontrar esa sensación en su corazón.



SUBURBIA

#2029 en Fanfic

En el texto hay: taekook, bon voyage, vmin

Editado: 05.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar