Su Rotwousky y el viaje a Mistucc

CAPITULO VII - URBIS OBLIVIO UN PUEBLO FANTASMA

La avaricia nos llevó a la ruina y a vagar por la eternidad en un pueblo olvidado…

 

Después de un buen descanso, iniciaron una larga caminata los tres avanzaban en profundo silencio, el único ruido a sus alrededores era el de las aves del bosque, las ardillas en los árboles, podían escuchar un rio que pasaba cerca, escuchaban algunos relámpagos y se lograba ver alguna que otra nube gris; una lluvia se avecina dijo Aus, después del tremendo susto que se llevaron en Retrorsum los tres querían llegar pronto a Mistucc, pero el atraso que habían tenido en el pueblo Retrorsum no les favorecía y era muy probable que obscureciera al llegar al siguiente pueblo, Su pensaba para sus adentros que esa voz, esas manos se le hacían muy familiar y por un momento llegaba a pensar que podía ser Christoph pero se decía para si mi misma ¡imposible! Yo lo mate, vi con mis propios ojos como se le escapaba la vida; Shar decidió acabar con el silencio que había entre los tres preguntando dinos Aus ¿Cómo es que lograste adivinar la respuesta de aquel hombre? Aus que también estaba ensimismado en sus pensamientos, al escuchar la pregunta realizada por Shar puso sus manos en su cabeza y le dijo Pues… él dijo que más que una adivinanza era cuestión de lógica, pues al decir eso fue muy fácil para mí notar que todo al alrededor del muerto estaba intacto y para mí la única entrada lógica tenía que ser por el techo, el cual nunca lo menciono por lo que llegue a la conclusión de que la casa no lo tenía, Shar y Su voltearon a verse con cara de que no lograron entender la explicación que les dio el pequeño Aus, Shar se limitó a contestar ooh ya veo muy inteligente, pues no es tanto de inteligencia querida Shar era más de lógica, todas esos acertijos siempre tienen una respuesta muy sencilla y absurda dijo Aus, Su rio y dijo bueno el gran líder tenía razón contigo yo nunca hubiera logrado contestar el acertijo o tal vez si pero me hubiera llevado más tiempo y Malum hubiera logrado capturarme, definitivamente ese hombre misterioso era un poco tonto, al no saber la respuesta de ese acertijo, a parte que lanzaba los henchizos en la manera incorrecta, el muy iluso no recordaba que estábamos en Retrorsum por eso sus hechizos no tenían resultados en nosotros muy bobo, en fin lo importante es que logramos salir de ahí concluyo Aus sonriendo, Su se limitó a sonreír y pregunto a Shar ¿estamos muy lejos aún del siguiente pueblo? Ya que veo que el sol comienza a ocultarse y aun no veo señales del otro lugar, estoy comenzando a preocuparme no quisiera que nos sorpenda la noche en el camino, si aún nos falta para el siguiente pueblo, aunque será inevitable… la noche nos alcanzara hoy, deberemos de tratar de descansar en un lugar seguro, descansaremos por hoy concluyo Shar ¡grandioso! Contesto Su muy desanimada ¿Aus tienes alguna forma de hacer un campamento sin que movamos mucho las manos? pregunto Su, pero que perezosa me saliste Su Rotwousky dijo Shar riendo, Aus se detuvo por un momento y le contesto ¡creo que sí! comenzó a buscar en su pequeña bolsa, empezó a sacar muchos artefactos e inventos que él había hecho, Su le preguntaba ¿cómo en algo tan pequeño podían caber tantas cosas? A lo que Aus le contesto es un bolso especial que fabrique hace algún tiempo para  recolectar la cosecha pero las guardaba tan bien que nunca la encontraron, así que lo deseche, luego lo perfeccione y helo aquí, sirve muy bien para viajes como estos ¡que genial idea! dijo Su sonriendo tal vez en un futuro puedas fabricarme una, sería un honor poder tener algo fabricado por ti, Aus se ruborizo y le contesto el honor seria todo mío bella mito, finalmente Aus encontró lo que estaba buscando y dijo ¡Actum! Se empezó a formar una carpa lo suficientemente grande para Su y Shar, con dos camas y una mesa en el centro y muy bien iluminada, Su le dijo me encanta Aus, bien hecho ¿Pero no crees que está demasiado iluminada? Dado que es mejor si pasamos desapercibidos, por eso ni te preocupes Su, una vez dentro de la carpa esta se vuelve invisible por lo que no tendremos que temer nada, pensaste en todo Aus le dijo Su muy sonriente, vamos no hay tiempo que perder entremos a la carpa dijo Aus; una vez dentro de la carpa nuestro tres viajeros se dispusieron a descansar.  La noche paso en un parpadeo cuando menos sintieron nuestros tres viajeros ya escuchan a las aves cantar, en un chasquido Aus ya había levantado toda la carpa y decidieron volver a tomar su camino hacia el siguiente pueblo. En el camino Su pregunto ¿los licántropos es cierto? Shar suspiro y le contesto sí lo son, aunque es algo que no debería de preocuparte ¿Por qué? bueno porque los licántropos tienen el poder de convertirse a humanos o a licantropos cuando ellos lo desean, ahora los hombres lobo son algo distinto ya que ellos con cada luna llena se convierten en lobos lo quieran o no, pero ellos están extintos no se ha escuchado de ninguno en los últimos doscientos años ¿y cuál es la diferencia entre un licántropo y un hombre lobo? Shar contesto una vez más diciendo, lo dire en otras palabras para que puedas entender los licántropos tienen la capacidad de pensar, su alma permanece con ellos, es decir se convierten a un animal pero en el interior siguen siendo racionales y los hombres lobos no… su alma se pierden en la transformación, actúan como animales por instinto, sin piedad ¿quedo claro? Su un poco asustada le contesto de momento no, Burgermais nos conto que los licántropos están siempre cuidando el pueblo abandonado ¿no? Es un hecho que estarán ahí, opino que lo rodeemos, Shar rio y le contesto no es una opción rodearlo es casi imperativo que lo hagamos ni los licántropos ni el pueblo son una buena idea para toparnos en el camino, seguramente los licántropos son de los elfos, es preferible que los elfos no sepan nada de nosotros por el momento  ¿pero nos llevara más tiempo si rodeamos el pueblo? Pregunto Su, un poco mas de medio día mas dijo Shar ¿qué pasara si encontramos a un hombre lobo? Pregunto Aus, Shar ya cansada de tantas preguntas, les contesto a los dos muy molesta ¡los hombres lobos, no existen, están extintos! los elfos se encargaron de ellos también, nos tomara medio dia mas será mejor así, no voy a poner en alerta a los elfos por que ustedes quieren ahorrarse tiempo, además si no estoy mal en tu reloj de arena aun tenemos tiempo, el suficiente como para llegar a Mistucc sin que se desate el mal ¿o me equivoco Su? No te equivocas Shar, aun tenemos tiempo de sobra para llegar a Mistucc si rodeamos el pueblo, Shar siguió su camino dejando a Su y Aus atrás, ambos se preguntaron ¿Por qué crees que reacciono así? ¿Qué nos oculta de ese pueblo? Su y Aus seguían a Shar quien se les había adelantado ya bastante, la noche los acechaba una vez mas ¡oye Shar no es raro que haya obscurecido tan rápido! Shar se limito a ignorarlos, a lo lejos podían ver una enorme luna llena que se dejaba ver por las montañas, Su exclamo ¡pero qué hermosa luna! Es una dicha que los hombres lobos no existan más, de lo contrario no estaría tan feliz de verla, Aus secundo a Su diciendo, si es muy hermosa seguramente en mi hogar estarán celebrando el festival de la luna ¿festival de la luna, como es eso? bueno esta clase de luna es típica para celebrar la buena cosecha que se tuvo del año, lo celebramos con baile y mucha comida, tenemos una especialidad que llamamos Dropmoons que son unas galletas en forma de luna echas de arroz y canela muy deliciosas, se escucha muy divertido, ojala algún día pueda ir contesto Su ¡Sí claro que deberías! En cuanto terminemos con esto, seguramente el gran líder Burgermias te invitara para el próximo año contesto Aus muy sonriente; Shar escuchaba desde lejos la plática de ambos, la noche estaba encima de ellos como cosa rara, se podía observar la inmensa luna que los acompañaba en su camino, casi parecía que los vigilaba, comenzó a escuchar desde lejos a Su y a Aus quejarse diciendo ¡descansemos estamos muy cansados! Shar decidió ignorarlos por un momento, avanzaba sigilosamente, rodeando el pueblo, en su avance por el lugar comenzó a sentir miedo, se empezó a sentir observada, volteo a ver rápidamente a Su y a Aus, ellos venían riendo y caminando normalmente, como que si nada extraño pasara, Shar pensó para sus adentros que debía de ser el cansancio solo cosas de ella y continuo caminando, unos momentos después una extraña sensación la invadió erizándole todo su cuerpo se detuvo y miro a sus alrededores, todo estaba muy obscuro, habían un bosque que dividía el pueblo con ellos, su primer pensamiento fue Malum, pero luego se dijo así misma, es muy difícil que los haya podido rastrear hasta ahí, el poder de Malum aun estaba en evolución, de lejos escucho a Su preguntarle ¿Todo está bien Shar? Shar le contesto –Si-, continuemos creí haber escuchado algo, Shar continuo avanzando bajo los reflejos de la luna, pero su intuición la obligo a detenerse una vez más, esta vez escucho ramas que se quebraban, observo al lugar de donde provenía el ruido y sin poder reaccionar una bestia se abalanzo hacia ella, tratándola de morder, Su y Aus quedaron perplejos ante tal ataque mientras Shar les decía ¡Corran hacia el bosque ahora! Su tomo a Aus en su bolsillo y salió corriendo lo más rápido posible adentrándose en el bosque, la feroz bestia al percatarse de esto salió detrás de Su dejando a Shar a un lado, a la cual no había logrado morder por suerte, solo la había lastimado al haberse abalanzado con todo su peso, a pesar de esto Shar se levanto y fue detrás de aquella bestia, pensando para si ¡imposible! Tenia que llegar antes de que pudiera alcanzar a Su; Su corría lo más rápido que podía y sin embargo sentía que la temible bestia le pisaba los talones, no podía ver bien, estaba todo muy obscuro, quitaba ramas del camino, casi tropezaba con una roca y de un momento a otro noto que su acechador ya no estaba detrás de ella, Aus que permanecía en su bolsillo le pregunto ¿Por qué te detienes acaso se fue? ¡Su contéstame! Su muy fatigada le dijo no lo sé, de un momento a otro ya no estaba detrás de mí –Aus, Shar dijo que los hombres lobos estaban extintos-, el parecía bastante vivo, -¡Ve! una luz-, dijo Aus, Su vio la luz que parecía venir de una casa y retomo corriendo su camino para llegar lo más pronto posible al lugar y pedir ayuda,  a unos metros del lugar el sanguinario hombre lobo la volvió a sorprender, saliendo delante de ella, la bestia la observaba con apetito, se acercaba rugiendo, la saliva colbaga de los lados de la enorme boca saboreando a su presa, Su estaba totalmente paralizada del miedo, retrocedía con cortos pasos pero todo era inútil, estaba atrapada, no pensaba con claridad, no podía pensar en un hechizo capaz de detener a esa gran bestia, Aus que estaba tan paralizado como Su, dentro del bolsillo le decía desde el fondo, Su haz algo, piensa o esta endemoniada bestia acabara con los dos, Su apenas y podía contestarle al pequeño Dropling, -no se Aus tengo mucho miedo, ni siquiera puedo tomar mi varita-, mientras tanto la temible bestia iba acercándose cada vez un poco más, con pasos lentos y saboreando su aperitivo, mostrando sus afilados dientes, de pronto se abalanzo sobre Su para devorarla, Su cerró los ojos esperando sentir los afilados dientes de aquel monstruoso lobo, se escucho un grito seco de parte de la hechicera, aun con sus ojos cerrados pensó para sí que tal vez el shock de la mordida de la gran bestia no le permitía sentir nada ya que no sentía dolor alguno, decidió abrir sus ojos y lo que vio frente a ella era otro lobo de mayor tamaño que el que la quería devorar, teniendo una gran batalla con el feroz animal que quería devorarla, pensó para si LICANTROPOS; los licántropos eran de mayor tamaño que el hombre lobo, Su veía como las mandíbulas de ambos animales chocaban en una lucha que parecía a muerte; rugidos, fuertes golpes de un lado a otro, era lo que Su podía observar de la pelea de entre los dos animales, estaba casi segura que el licántropo le ganaría a la bestia que solo peleaba con instinto salvaje, pero la pelea resulto todo lo contrario el hombre lobo hirió al licántropo dejándolo a un lado, el hombre lobo poso su mirada nuevamente en Su y esta vez no iba a dejar que se le escapara, así que de una volvió a abalanzarse sobre la hechicera para devorarla de un mordisco pero de repente en la pesada obscuridad salto una jauría completa de licántropos impidiéndole así a la feroz bestia que devorara a Su, una vez más nuestra hechicera quedo en Shock ante lo sucedido se había salvado una vez de la muerte; una pelea entre cinco licántropos y un incontrolable hombre lobo había dado inicio, los licántropos eran mas pero el hombre lobo podía con todos a la vez, la fuerza animal guardada en el era abismal, Su que era fiel observadora de todo esto se preguntaba para sí ¿Cómo un solo animal podía estar incontenible ante una jauría de licántropos? Que eran más grandes, más inteligentes y mas ágiles, como todas esas cualidades podían vencerse tan solo con el instinto animal de este hombre lobo insaciable, este hombre lobo les estaba dando una dura batalla a los licántropos, parecía no cansarse, en cambio los otros empezaban a notarse asediados, parecía que solo  una especie sobreviviría la feroz batalla y parecía no ser los licántropos, Aus que también había quedado anonadado por la pelea entre aquellos voraces animales, reacciono y pensó es momento de escapar lejos de aquí, aprovechar la pelea, vio que Su observaba la batalla como que si hubiera pagado tickets de primera fila, no intentaba realizar ningún movimiento de escape, salió del bolso de Su y le grito ¡Corre Su, corre! Su ante esta exclamación, volvió en sí, diviso la luz que habían visto en un inicio y se dirigió lo más rápido posible para ponerse a salvo, el hombre lobo ni siquiera noto su escape, dado que tenia mejores cosas en ese momento que atender. Su corría lo más rápido que podía, sentía que sus piernas estaban lentas, ella quería ir más rápido pero pareciese como que no pudiera hacerlo, veía aun esa luz demasiado lejos, la sentía casi inalcanzable, entre mas se acercaba a la luz parecía como que se alejaba de ella, Su comenzó a gritar ¡Auxilio ayuda por favor! Pero de esa casa que parecía emanar luz no se pronunciaba ni un alma, Su continuaba su carrera hacia la casa con luz que divisaba en la obscuridad, de vez en cuando volteaba a ver para ver si no era perseguida por el hombre lobo, finalmente cuando pensó que había alcanzado llegar a la casa que emanaba la luz, tropezó con la raíz de un árbol que sobresalía de la tierra, haciéndola caer y rodar colina abajo, en la caída Su se había lastimado sus manos, había raspones en sus rodillas y un poco de tierra en su cara y un pelo muy alborotado pero nada grave, Aus que se encontraba aún en el bolsillo de Su cuando ocurrió el accidente, dio vueltas dentro del bolsillo, sin hacerse ningún daño, cuando dejo de rodar cayendo boca abajo en la tierra, se recordó que tenia a Aus en su bolsillo, rápidamente se arrodillo y saco al pequeño Dropling, que yacía un poco desconcertado por todas las vueltas dadas al caer por Su, preguntando -¿Pero qué es lo que nos paso?- Su lo tomo en sus manos y le dijo lo siento tanto, no vi que del suelo salía la raíz de un árbol, así que tropecé y me vine colina abajo ¡Colina abajo! Exclamo Aus, pero hemos caído unos dos metros o tres ¿No te has lastimado Su? No, descuida Aus tan solo fueron unos pocos raspones en mis manos y rodillas ¡Y el cabello Su! Su rio tratando de observar su cabello que había quedado muy despeinado ante la caída, diciendo creo que tienes razón Aus, mi cabello sufrió más con toda esta caída que nosotros dos juntos; Su termino de ponerse de pie, observo sus alrededores, la luz si es que alguna vez existió estaba colina arriba, pensó en escalar la colina, pero el pasto y la tierra estaban mojadas haciendo de esto un terreno inestable, por cada paso que daba retrocedía tres, Su exclamo ¡Imposible Aus! No podremos subir por aquí, tal vez si lo rodeamos ¿Pero dónde estamos? Su se detuvo a ver por completo el lugar en donde estaba y a pesar de la obscuridad que tenían encima, gracias a la enorme luna en lo alto pudo divisar casas, bueno eran más chozas que casas se veía que se estaban cayendo a pedazos, con cristales rotos y puertas caídas, las calles estaban totalmente desoladas, podías ver como el silencio tomaba el control de esas calles haciéndolas suyas, las calles eran tan solitarias que le ponían la piel de gallina a Su y Aus, los árboles que estaban plantados en los alrededores, todos y cada uno de ellos estaba seco hasta la muerte, incluso el aire que se respiraba le recordaba a Su el cementerio de Callawey, un olor a tierra húmeda y un sentimiento de desolación, se podía ver como la hierba crecía dentro de las casas, siendo ahora la madre naturaleza de nueva inquilina de estas áreas, las luciérnagas eran las únicas linternas en las desoladas calles, los grillos el único ruido que acompañaba a las pesadas noches, en una esquina se podía ver una carreta volcada, el viento movía la única rueda que le quedaba, Su pensó para sus adentros esto parece un pueblo fantasma un latigazo de iluminación a su mente vino hacia ella exclamando en voz alta exaltada ¡Urbis Oblivio! Imposible, lo rodeamos estábamos muy lejos de la entrada de este lugar, al menos que… si eso fue, cuando huimos del hombre lobo, Aus que no dejaba de ver a Su diciendo todas esas cosas que para él en ese momento eran sin sentido, cuando de repente Su pronuncio su nombre Aus, estamos en el pueblo fantasma, tenemos que salir de aquí, anda busquemos una salida y Shar ¿Qué habrá pasado con ella? ¿El hombre lobo la habrá matado? Hay no, no… digas eso, tenemos que salir de aquí, antes de que algo aquí nos quiera hacer daño, Aus un poco asustado ante las declaraciones de Su, dijo pero es imposible que estemos en Urbis Oblivio, rodeamos el lugar estábamos prácticamente fuera del la ruta de este sitio, lo se Aus pero ¿Qué no lo ves? ¿No lo descifras? Este lugar es tétrico y desierto, seguramente al huir del hombre lobo nos desviamos tanto que venimos a parar aquí, desviarnos tanto, imposible dijo Aus, anda Aus, busquemos la salida de este lugar, ambos avanzaban entre las desiertas calles del lugar, Su sentía que algo los observaba que algo los seguía, siempre volteando a ver a cada minuto, se preparo con su varita para cualquier acontecimiento y poder huir, la respiración de Su aumentaba, su corazón latía rápido tanto que sentía que se le saldria por el pecho en cualquier momento, incluso podía escuchar el diminuto corazón de Aus, el también estaba muy asustado, había algo en ese lugar que los hacía sentir que tenían que salir corriendo de inmediato, pero no podían encontrar la salida, de repente Su noto que estaban volviéndose a topar el mismo árbol de donde iniciaron la caminata y exclamo ¡Diablos Aus! Aus le pregunto ¿Qué es lo que pasa Su? Ves ese árbol le dijo Su, si, se parece mucho de donde iniciamos a caminar, Su lo vio con ojos interrogantes, Aus no entendiendo la mirada de Su, volteo a ver nuevamente el árbol y finalmente lo entendió y exclamo ¡Estamos caminando en círculos! ¡Por las barbas del gran líder! Rayos Aus, este maldito pueblo, no quiere dejarnos ir, Su comenzaba a perder la paciencia, el miedo la estaba invadiendo, no podía pensar con claridad, no sabía qué hacer ¿Aus alguna idea? ¿Recuerdas algo que nos pueda ayudar? Vamos Aus te necesito, que clase de compañero eres si no puedes ayudarme en este momento, Aus estaba confundido ante la reacción de Su ¿Por qué me culpas ahora a mi? Estamos aquí porque tú te dirigiste hacia este lugar, tropezaste ¿Recuerdas? Pequeño Dropling como te atreves a echarme la culpa ahora a mi ¿Crees que mi tamaño impedirá que te de una paliza Su? Pues vamos a verlo replico Su desenvainando su varita, en ese momento un ruido en la maleza distrajo a nuestros amigos de su pelea, algo quería salir de ahí, Su y Aus quedaron en silencio, sus corazones comenzaron a palpitar muy rápido ¿Qué era lo que quería salir de la maleza? Seria nuevamente el hombre lobo o alguna creatura del pueblo fantasmal, se movía con mucha fuerza, finalmente salto sobre ellos, Su pego un grito de terror, Aus se escondió aterrorizado en el bolsillo de Su, cuando finalmente pudieron percatarse bien era Shar que había estado buscándolos, ambos exclamaron muy aliviados ¡Shar  estas viva! pensamos que el hombre lobo acabo contigo dijo Su, estuvo muy cerca de lograrlo, pero logré defenderme bien, aunque no del todo tu pata está sangrando dijo Aus, esto no es nada déjalo así ya sanara contesto Shar ¿Dejarlo asi? Apenas y puedes caminar le replico Su, anda Aus se que debes de tener algo por ahí que aliviara a Shar y no me contradigas esta vez Shar te curaremos, Shar que se acostó en el suelo ya que el dolor en la herida de su pata le estaba molestando, en estas circunstancias no podremos avanzar mucho es mejor que te recuperes antes dijo Su, peleaban antes de que yo los encontrara ¿Por qué? Pregunto Shar, bueno pues no lo sé, nos percatamos que estábamos caminando en círculos y algo de ambos nos desagrado por unos momentos y la pelea comenzó ¿Al punto que desenvainaste tu varita Su? Su asombrada dijo, no me había dado cuenta que desenvaine mi varita hacia Aus, Shar sonriendo dijo, es este pueblo, es el mal que habita aquí, se alimenta de los miedos de las personas, las vuelve locas al punto de cometer homicidio y suicido es entonces cuando ya no hay mas escapatoria y te quedas aquí para siempre, por eso debíamos de rodear el pueblo era demasiado peligroso poner un pie en este lugar, todo por ese maldito hombre lobo que salió de la nada ¿El te provoco esa herida? Pregunto Aus, no… no lo hizo el, créeme si hubiera sido él, no estaría hablándoles en este momento, la mordida de un hombre lobo sino llega a matarte el veneno llegas a convertirte en uno de ellos, un animal irracional lleno de hambre, es preferible la muerte a ser uno de ellos créeme ¿Entonces como te lastimaste? Volvió a preguntar Aus, cuando el hombre lobo fue tras de ustedes, me levante rápidamente adentrándome al bosque, pero me perdí no logre hallarlos, después de estar corriendo sin ningún rastro de ustedes divise una luz que supuse provenía de una casa y pensé que ustedes también la habían visto y corrido hacia ese lugar en busca de ayuda, corrí en esa dirección pero por más que corría no lograba llegar al lugar de donde provenía la luz, tropecé con la raíz de un árbol que sobresalía del suelo intente esquivarla pero me fue imposible en vez de eso termine ensartándome la raíz en una de mis patas, haciéndome caer y rodas hasta este lugar, Su interrumpió a Shar en su relato diciendo, nosotros también vimos la luz que provenía de una cabaña supongo, corrimos hacia a ella pero nos paso lo mismo que a ti nunca llegamos a alcanzarla, luego casualmente yo también tropecé con la raíz de un árbol, rodando hasta este lugar, Shar quedo sorprendida ante el relato de Su, suspiro y dijo ¿Tú lo llamas casualidad Su? Y poniéndose de pie concluyo esto no es más que una maldita trampa, las casualidades no existen y menos en el mundo mágico, alguien nos quiere aquí y no puedo decir que será alguien bueno, vamos me asustas Shar, como alguien en este pueblo podría saber que vendríamos, esta vacio no hay nadie quien viva aquí dijo Su, al menos no nadie vivo contesto Shar, la piel de Aus y Su se les erizo desde la espina dorsal hasta los pies ¿Qué no estás tratando de decir? Pregunto Aus – en ese momento en la espesa obscuridad de las calles del pueblo pudieron escuchar con claridad voces de niños riendo ¿Qué fue eso? Pregunto Aus abrazando la mejilla de Su, Shar suspiro y les dijo hay que salir de aquí, pero tú no puedes caminar en ese estado Shar, primero debemos curarte dijo Su, Shar aunque odiaba admitirlo Su tenía razón pero tampoco podían quedarse en medio del pueblo donde eran más propensos a ser atacados, pensó por un momento y dijo, conozco un lugar donde podremos estar a salvo mientras me curas, síganme ¿A la obscuridad? Pregunto Aus ¿Qué no es mejor aquí? Por lo menos tenemos la luz de la luna llena, casi al terminar de decir esas palabras escuchaba aullar al hombre lobo del que milagrosamente habían escapado ¿Deberiamos de preocuparnos por el hombre lobo Shar? Pregunto Su, no para ser un animal llevado por sus impulsos hasta él sabe que es demasiado peligroso entrar aquí, hay peores cosas de las cuales preocuparnos en este momento los necesito alertas ¿Pero y la obscuridad? Pregunto una vez más el pequeño Dropling, no tengo nada para crear luz en este momento ¿Puedes crear algo Su? Para que nuestro pequeño amigo pueda caminar tranquilo, creo que recuerdo uno Su, procura que sea un hechizo discreto, no queremos que todo el mundo sepa que hay alguien de visita en este pueblo dijo Shar, descuida creo que este es perfecto para la ocasión, Su alzando su varita exclamo lux semita una ráfaga de fuego salió de su varita iluminando todo el camino con pequeñas flamas de fuego, desapareciendo a sus espaldas conforme ellos avanzaban en el camino ¿Y qué te parece Shar? Pregunto Su, lo use una vez para el cumpleaños de papa, bueno déjame decirte Su que es todo menos discreto, ahora ten por seguro que cualquiera podrá saber nuestra ubicación, mejor caminemos rápido para que se vayan desapareciendo las flamas, Su y Aus seguían a Shar. En las afueras del pueblo el hombre lobo no era el único que se percataba del camino iluminado por nuestros viajeros.



J.S.Vasquez E.

#2793 en Fantasía
#2793 en Magia
#5885 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: magos y hechiceros

Editado: 26.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar