¿sufres en silencio?

Capitulo 3 *Buscalo*

La noche paso lentamente, no dormí nada a penas son las 5:30 de la mañana, mis ojos pesan no quiero dormir tengo miedo, le tengo miedo.

 

Estaba escribiendo lo me había quedado de la clase de Historia, cuando siento un aire frío como si alguien respirara en mi nuca y no pude moverme, otra ves?.

 

- elif..- otra ves es ella, siento su mano apoyarse en mi hombro quise voltear a verla pero el miedo me invadía - buscalo..- susurra en mi odio, me doy vuelta para verla pero ya no estaba, las lágrimas salían de mis ojos, me había dejado un mensaje en la pared escrito con su propia sangre.

 

*Buscalo*

 

Me levante rápido de la cama y salí de la habitación, no quería este ahí, si antes tenia miedo ahora había crecido mas.

 

Me había quedado dormida en la cocina, mi madre al verme se preocupo demasiado no le contaría lo que paso, quería creer que era una pesadilla, no entendía a quien hay que buscar.

 

- mamá, tu sabes de sueños? - no, por que? Es por la pesadilla? - me entregó un plato con comida - las pesadillas te asustan? Por que no lo buscas?... - me pare de repente

 

- pasa algo?

 

- no nada es que se me hace tarde para la escuela

 

- pero me llamaron de la escuela y me dijeron que no hace falta que vallas hoy... - frene de golpe - se lo de tu amiga amor lo lamento mucho.. - se acerca y me abraza, no podía contener las lágrimas - bueno, si necesitas hablar con alguien yo siempre estar aquí..

 

- si lo se, bueno yo me voy a preparar para hoy - le doy un beso en mejilla y me voy a mi habitación.

 

La escuela transcurrió tranquila, los profesores me miraban extraño y mis compañeros cada ves que los miraba me corrían la cara para no tener contancto visual conmigo, toco la campana y todos salimos.

 

- elif! Hey elif! - me di vuelta para ver de donde venia esa voz, era de mi compañero julian

 

- que pasa julian?

 

- lamento lo de tu amiga hoy me entere - dijo poniendo su mano en mi hombro

 

- descuida, ya tengo que irme - espera, quieres ir a comer algo hoy? - iba a decir que no, pero julian siempre me a gustado no podía negarle nada

 

- esta bien pero solo si tu invitas

 

- siempre tacaña verdad? Jaja bien yo invito

 

- entonces que esperas vamos.


 

Nos fuimos a la primer cafetería que encontramos cerca, estábamos sentados uno en frente del otro, no había comenzado una conversación hasta que el hablo.

 

- y bien quieres hablar de eso? - no era la manera de empezar pero tenia que hablar con alguien de lo que había pasado.

 

- Mm.. No se que decirte - era obvia no estaba lista para hablar

 

- Tranquila si no quieres contarme no me cuentes - trataba de sonar despreocupado pero lo había notado ya estaba incómodo

 

- quiero contarte lo que me esta pasando, mas bien creó que me estoy volviendo loca.. - que es lo que pasa? - le da un sorbo a su café

 

- e tenido pesadillas y parálisis del sueño... En donde esta ella - cerré los ojos al recordar todo eso

 

- eso significa que te estas echando la culpa de lo que paso, elif tu no tienes la culpa no te lastimes así.. - toma mi mano para darme fuerzas

 

- siempre le e dicho... cuando me necesite yo siempre estare pero esta ves no estuve.. - mi voz se empezo a cortar al recordar los buenos momentos que pase con ella.

 



Miriam Hiddleston

#5376 en Thriller
#3034 en Misterio
#2201 en Suspenso

En el texto hay: misterio, romance, amistad

Editado: 20.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar