Te enamoraré

Capítulo 59 "La navidad es el 25 (parte 2)"

La navidad es el 25 (parte 2)

 

Apenas bajamos del auto solo puedo hacer dos cosas. La primera es mirar sorprendida y la segunda es soltar en un murmuro “Vaya”

Mis tías caminan con mamá al frente mientras conversan. Yo voy von Cooper mirando todo y atrás nuestro esta Hailey con Ben y Caleb. No sé qué tal este el ambiente entre ellos. Por qué bueno, Hailey ama molestar a Caleb.

Desde que fue mi ex novio ha sido su pasatiempo favorito.

Entramos y un señor nos recibe, no escucho nada de lo que dicen pero al final terminamos entrando en una habitación que parece una sala. Miro todo con curiosidad.

-Bien, chicos necesito que se acerquen-dice tía Milena-Hemos divido a todos en varios equipos.

-¡Nosotras tres vamos juntas!-grita tía Elsa y abraza a mamá haciendo que ría.

-Sin interrupciones-dice tía Milena y Elsa la imita sin que esta la vea-En los otros dos equipos irán Alan y Abigail. Y el segundo equipo será Hailey con Caleb.

-¿Y Ben?-pregunto.

-Irá con Hailey.

Todos asienten y nos dan unas ropas antes de hacernos pasar a los vestidores. Una vez cambiada salgo, y quiero reírme apenas veo a Cooper.

-Siento que estoy en cuarentena-digo apenas estoy frente a él.

-Yo me siento regalo de navidad-dice mirando el traje-¿Esto es normal?

No, no lo era. Resulta que una de las tías-sé que fue Elsa-tuvo la gran idea de mandar a hacer trajes con estampado del personaje que les tocaba. Por esa razón este traje era rojo y tenía por todos lados la cara de nuestro representado.

-Somos el Team Santa-me río.

-Y ellos el Team Rodolfo-dice viendo a Hailey-¿Esto es real? ¿Segura que no sigo soñando?

-Muy real, mis tías siempre suelen reservar algún lugar para celebrar el veinticinco. Hoy ha sido día de Paintball y aunque nunca nos dieron trajes así, si hicieron algunas locuras.

-¡Bueno equipos!-grita Tía Milena saliendo con estampados de un muñeco de nieve-¡Salgan!

Todos empiezan a salir y veo a Cooper algo desconcertado por lo que río y le extiendo la mano. 

-Vamos, que la navidad recién empieza. Y tenemos que ganar.

Asiente y salimos por una puerta. No hay nadie más que solo nosotros dos y una mesa con cascos y dos armas. Él se acerca a examinar las cosas, mientras que yo por el contrario examino el lugar. Estamos en medio de lo que parece ser un bosque. Una alarma suena y una voz dice “El juego empezara en tres, dos, uno” para luego soltar otra alarma.

-Me siento como en los juegos del hambre-murmuro.

Él se pone el casto con unas gafas y me oye por se ríe. Se acerca y me ayuda a ponérmelo.

-Vamos, Martins. A ganar.

Su voz suena rara por lo que le tapa la boca pero asiento con una sonrisa. Caminamos un poco, cuando oímos voces y luego gritos.

-De verdad siento que estamos en los juegos del hambre.

-O en la noche de depuración.

Asiento y seguimos caminando cuando una voz gritando mi nombre hace que me voltee. Antes de que sea consiente veo algo venir en mi dirección. Abro los ojos y me encojo esperando sentir el impacto pero Cooper me hala hacia él y esa pintura no llega ni a rozarme.

Termina estrellándose en una colchoneta.

-Corre-dice Cooper y no hace falta que lo repita dos veces por que de inmediato empiezo a hacerlo.

Cooper está a mi lado y trata de disparar hacia atrás para hacer que se alejen un poco pero varias veces las pinturas terminan estrellándose cerca de nosotros.

Freno de golpe cuando a unos pasos veo a tía Elsa y me apunta con su pistola. Oh, rayos. Sin pensarlo me tiro al suelo al tiempo que suena un disparo y un golpe seco. Me volteo con la esperanza de que no sea Cooper y por suerte no lo es.

-No-murmura el chico con la mancha en pleno pecho.

-Estás fuera-dice Cooper poniendo su mano en el hombro de este como si le consolara.

-¡Caleb!-grita Hailey-¿es enserio?

-¿Qué quieres que te diga? Fui víctima de una bala perdida.

Hailey se ríe.

-Que tonto.

Vemos como Caleb sale a sentarse en una banca y todos continúan. Pero como aproveche la situación anterior me salgo arrastrando del lugar para ponerme tras de una colchoneta. Cooper me imita y se esconde tras otra.

Vemos como tía Elsa este frente a Hailey y le apunta con su pistola.

-Perderás sobrina-asegura.

-Eso ya lo veremos tía, tengo varios trucos bajo la manga.

Tía Elsa apunta hacia Hailey y dispara varias veces pero toda esta las esquiva. Ya vez, lo que estar en karate hace. Ella al contrario de mí, no se tiró al suelo.

-Te lo dije-se ríe-Adiós tía.

Y apunta, y la tía Elsa cae. Le da en el pecho, justo como ella le había dado a su compañero. Vaya, el karma existe.

Hace una mueca pero como buena perdedora sale del lugar y se sienta junto a Caleb quien se hace un lado en el banco y la recibe con una sonrisa. Un golpe seco se oye y miro a Cooper, sale de la colchoneta y se mueve para esconderse detrás de otra y disparar.

Yo saco mi pistola y apenas disparo compruebo algo: Soy un asco para el paintball. Mi bala termina rozando a Cooper.

-¡Lo siento!-grito cuando todos me regresan a ver.

-Torpe, siempre torpe-se ríe.

Hailey me ve y sé que me he vuelto su objetivo. Mamá y tía Milena han hecho a Cooper el suyo. ¡Claro, eliminen al equipo donde está la peor corredora del mundo! suelto un quejido cuando la veo acercarse.

Hoy 25 de Diciembre, moriré.

El primer disparo sale, el segundo y para combo ¡hay un tercero!

Todos los evito por un pelo de suerte y corro por el lugar como loca mismo. No disparo, mientras que mi contrincante lo hace con precisión. ¿Quién pensó que este sería un buen juego? ¡Qué mala idea tuvo!

Tengo la genial idea de saltar una colchoneta y cuando lo hago, mi pie se termina chocando contra este y...me caigo de cara contra el suelo.



MonLexus

Editado: 14.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar