Te quiero sólo para mi

Capítulo 16

"Fue un momento gracioso, pero tu y yo tenemos que terminar lo que empezamos" 

¿Que si tenemos que terminar lo que empezamos? J.O.D.E.R 

Menuda máquina esta hecho Lucas. Tengo las piernas que no paran de temblarme. Eso sí, la sonrísa de felicidad que tengo no se me quita con nada.

Después de pasar la noche abrazaditos y agotados, hemos desayunado chocolate con churros del bar de la esquina y me ha llevado al trabajo. Nos hemos despedido con un besazo que me ha quitado el aire y hemos quedado en que luego vendría a por mi para ir a cenar algo.

Estoy como flotando en una nube. ¿Sabéis esa sensación de felicidad que hace que no te importe lo que pase a tu alrededor y estás recordando en todo momento lo ocurrido con esa persona especial? Pues así estoy yo.

La pitbull no está por aquí hoy para amargarme mi felicidad, estará en alguna boutique o en la peluquería. Conociéndola no me extraña. Aunque al rato, Lucía, la de contabilidad, ha subido a dejarme unos papeles y de paso a cotillear lo que pasa en esta planta.

Esta empresa está llena de cotillas y Lucía es la jefa del cotarro. No he conocido en mi vida una persona tan interesada en la vida de los demás. Si quereis saber algo, ella es la indicada para contartelo. Lo sabe todo.

Me contó que mi jefa estaba en un viaje de negocios con mi compañero Raúl, el buenorro de la empresa. También me contó que de negocios tenía poco, porque entre ellos dos existe algo más que una simple relación laboral.

Nunca me han gustado los cotilleos y menos en el trabajo. Mientras menos sepa de los demás, menos sabrán de mi. Uso la táctica de pasar desapercibida. No quiero hacerme notar lo suficiente.

El día pasa tan rápido que cuando me quiero dar cuenta estoy esperando en la puerta a Lucas. Que raro, con lo puntual que es ya tendría que estar aqui. 

Media hora después me harto de esperar y decido irme andando a casa. Con un mosqueo descomunal, llego a casa y de un tirón me quito los tacones y los lanzo contra la pared. Si ya me lo decía mi madre, mientras más alto estes mas grande es la hostia.

Ni un sólo mensaje. Decido apagar el móvil y tumbarme en el sofá con los ojos cerrados. A los 10 minutos de "relax" aparece Ana con el uniforme y con cara de cansancio.

-Hola nena- Ella me mira con cara de preocupación, ya que le conté lo que tenía planeado con Lucas hoy. 

-No se cómo contarte esto, pero ¿Lucas te ha llamado o algo?- Extrañada le digo que no y me sigue contando.- Es que viniendo para casa, he pasado por la marisquería esa que está de moda, y he visto a Lucas con una tipa muy alta y delgada. Parecía una modelo y él no es que estuviera muy disgustado.

Impactada le respondo:

-Esa que has visto, me apuesto mi sueldo de un año a que es su ex. 

-¿Enserio? No creo que sea tan tonto como para hacerte eso. Conociéndote miedo me das.

Mas cabreada que nunca, le digo:

-Es bueno que lo tengas porque este no se libra de mi. ¿Cual es lo que peor lleva un tio cuando tiene novia?

-No se, ¿Que es?

-Celos. ¿Te acuerdas de Alex?

-Sí, el hermano de Susana. 

-Ese, ¿tu crees que me ayudará con eso?

-¿Con qué?

-Con la venganza.

-No se, por probar. Puedes preguntarle. Aunque con lo enamoradito que lo tienes no creo que diga que no.

"Que empiece el show"



LittleLioness1

#28264 en Novela romántica
#4646 en Chick lit

En el texto hay: destino, celos, amor

Editado: 14.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar