Tentación

๑∆CAPÍTULO 7∆๑

JANUS:

Ya era la hora del almuerzo y aun no habíamos dicho los temas que íbamos a tratar en la revista. La señorita Walsh ni siquiera había hecho acto de presencia ya que el domingo o mejor dicho ayer bajamos de lugar y teníamos una muy buena similitud con una revista de la competencia. Todos estaban ansiosos respecto a lo que había pasado, caminaban o miraban el teléfono mientras me mantenía escribiendo en la computadora.

«La maldad se fundía, cuando mi cuerpo se unía junto con el de ella, ambos ansiando más y con una pasión incontrolable, nosotros simplemente estábamos haciendo el amor»

—A la sala de reunión —informa la jefa mirándonos a todos— ¡Rápido! No tengo todo el tiempo

Cierra la puerta de la sala de reunión seguida por Olivia, los demás empiezan a criticar el comportamiento de nuestra jefa, aunque no es para menos hace 2 días celebrábamos el triunfo de haber estado 3 años consecutivos como el número 1 y ahora somos una de las revistas. Tomo asiento en la silla rosa pastel, que fue de la trabajadora anterior.

Todos están ansiosos mientras escuchan como la señorita Walsh también conocida como perra anti orgásmica habla por teléfono con alguno de los superiores, mientras Amber se come las uñas, Sun Hee solo me da la misma mirada desde que llegue, Karl raya su cuaderno y Jackson mira a Olivia quien mira preocupada a Walsh.

—Ya saben lo que ha pasado no tengo que repetirlo —manifiesta la jefa que se encuentra con las mejillas rojas de ira—, Néstor fue el que filtro la información de la revista y estoy haciendo todo lo posible para sancionarlo pero eso no les compete. Ahora quiero escuchar lo que me van a mostrar par esta semana.

Todos empiezan a comentar sus ideas para la revista y parece que Walsh está conforme de ellas, la mujer de cabello naranja se pasa caminando por toda la sala con un vestido apretado que me hace recordar el sábado en el que bailamos juntos y en el que le coqueteé; ni siquiera sé porque lo hice aunque puedo rescatar que se me ocurrieron miles de formas para escribir escenas sexuales.

—¿Algo que añadir señor Walsh? —los ojos verdes pálido me miran fijamente pero me llama más la atención la ceja enarcada—, bien ahora si pueden retirarse.

—No vamos a hablar de la página que recortaron —comenta Sun Hee— porque creo que a Karl no le ha agradado

—¿Ahora eres el defensor de todos Sun Hee? —inquiere Walsh mirándolo—, para tu información hable con Karl al respeto, mucho de su trabajo solo lo puso de relleno; por esa razón admití el trabajo del señor Hawk sin olvidar que estaba fundamentado

—Si claro

—Para que lo sepas Sun Hee, gracias a los artículos de cultura, deporte y economía estamos en los cinco primeros. NY y Janus se han esforzado y si me da la gana le daré una página hasta al perro que pase, así que se calla y hace su trabajo

La jefa es la primera en salir para que todos me dieran una mirada. Ni siquiera yo me esperaba que dijera eso.

—Creo que no olvidara el nombre de mi perro Janus —habla Karl levantándose

—Yo tampoco —concuerdo—, te aseguro que si me madre te oye decir eso te daría con su amigo los premios

—¿Los premios? O tu mamá te daba premios, eso es muy lindo creo que me dan ganas de conocerla

—Tu eres mía —le dice Jackson a Amber mientras la rodea por la cintura

—No es ese tipo de premios, no he sido un ángel si a travesuras se trata —Sun Hee pasa por mi lado dándome un golpe en el hombro— ¿Qué es lo que te pasa? Es una maldita hoja, supéralo

—No es la hoja, nuevo… —apretó los labios y se volteó para salir de la sala

—Él solo esta celoso —dice la rubia dándome una sonrisa— deberíamos ir a trabar si no quieren a Brooklyn molesta

días y semanas han pasado y me he ido acoplando al trabajo, aunque lo peor de todo es soportar a Brooklyn que tiene un cambio de temperamento asombro, me pregunto si ella ya entrara a la menopausia, aunque a los 26 no creo que eso llegue; el otro dolor de culo era Sun Hee que se volvió la peor persona luego de que Brooklyn me diera una puta hoja extra.

—Mi bebé —chilla mi madre vía Skype—, creo que has crecido mucho después de estos dos meses lejos, mi pequeño terroncito de azúcar

—Lorie, no seas dramática

—Que te he dicho soy tu madre, dime mami no Lorie

—Claro mamá —tomo un poco de mi café recién hecho y miro a la rubia que me habla de cómo tenemos nuevos vecinos y que tienen una hija de la edad de Dian—, no mamá, si Dian quiere salir con ella pues bien, no importa si sabe tejer

—Eso es muy importante Janus, yo te dije que… ¿Quién es ella?

Volteo a ver a Violeta con una toalla recién salida del baño.

—Ah ella es Violeta mi vecina —le presento a mi mamá, Violeta le sonríe

—Hola señora un gusto conoc…

—Estás conviviendo con ella y ni siquiera se han casado —no es una pregunta es una afirmación, mi madre es muy chapada a la antigua— ¿Cuántos años tienes? ¿Sabes cocinar? ¿Tejes? ¿Desde cuándo se conocen? ¿Amas a mi hijo?



Artist.31

Editado: 15.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar