Tentación

๑∆CAPÍTULO 14∆๑

BROOKLYN:

Mi maldita conciencia, me decía que debía seguir a Janus pero mi orgullo me decía que era mejor que se fuera a ver a su madre, el no hacía falta aquí después de todo solo era un empleado más. Preferí intentar ser una buena persona e ir a verlo a su apartamento quizás si tenía suerte podría encontrarlo haciendo sus maletas, al parecer sus hermanos lo conocen muy bien. Me detuve fuera de su puerta debatiéndome si debería de tocar o no pero lo hice rápidamente sin pensarlo tanto, toque pero no salía, insistí tanto que al final el pelinegro salió y ni bien me miro tuvo la intensión de cerrar la puerta.

—¡Janus! Puedes dejar de portarte como un niño y dejarme hablar contigo. Para poder darte una explicación

—No, no puedo. Ahora tengo que tomar un vuelo.

—¡Demonios Janus! ¡Escúchame! —grito muy alto para que pueda hacerme caso— déjame pasar y te explico cómo está tu mamá

—No es necesario hable con mis hermanos y ya me dijeron

—Entonces porque quieres irte, ella está un poco delicada pero está en casa, no fue nada grave…

—Acaso no entiendes que es no estar cuando alguien muere —me interrumpe acercándose a mí, mirando fijamente con sus ojos azules—. No estuve cuando mi padre murió por ir a una feria fuera del país para promocionar mis libros, no quiero cometer el mismo error con ella.

mis ojos cristalizarse por un momento recordando pero reprimo todo acto de llanto con profundas respiraciones, tomo la mano tibia de Janus y la entrelazo con la mía, aquellas esferas azules me miran y veo como un gota se resbala por su mejilla derecha la cual limpio con mi pulgar.

—No le pasara nada a Lorie —susurro y coloca su mano encima de la mía atrayéndola a su mejilla—, hable con ella diciendo que soy tu enamorada y me pidió que siguieras aquí porque solo fue un pequeño susto cuando tus vecinos fueron a su casa, la sorpresa de la noticia le impacto así que la llevaron al hospital y aprovecharon para saber si la chica estaba embarazada. Al final la prueba salió negativa. Ella no está embarazada.

—Ha sido un día de locos

—Lo ha sido. Tu mamá estuvo en el hospital unas dos horas pero luego de eso se recuperó y luego de eso me dijo que aprendiera tejer si no, no me quería como nuera

Rio al escuchar lo que dijo mi madre, ella y sus excentricidades. Mi mano aún se encuentra en su mejilla la cual es muy suave, ya que su típica barba había sido rasurada hace unos cuantos días.

había dicho que me gustas más con barba —desenlazo mi mano de la suya para tomar su otra mejilla—. Te vez más sexy con barba aunque pensándolo bien así estás genial.

manos se posan en mi cintura pegándome más hacia él, sus ojos están fijamente en los míos, no puedo evitar bajar la mirada a sus labios rosáceos, me muerdo el labio inferior imaginando que sería volver a besarlo, Janus lame su labio y siento sus manos presionar mis caderas acercándonos más, su cuerpo emana calor al igual que el mío en estos momentos.

—Me gusta el color de tu cabello —susurra muy cerca de mis labios, siento su mano en mi cabeza— pero me gusta cuando lo llevas suelto

Paso saliva cuando entrelazo mis manos detrás de su cuello y me coloco en el hueco de su cuello, aspirando el olor que emana, era como a café y azúcar con un toque personalizado de Janus. Su mano pasa delicadamente por mi espalda.

—¿Qué pasa si quiero besarte? —pregunta deteniendo su toque— ¿Te gustaría que lo hiciera?

me lo preguntes. Solo hazlo —hablo lentamente a su oído, muerdo su lóbulo—. También quiero besarte.

Toma mi mentón con su pulgar y me atrae lentamente a su boca, el lento contacto que al principio hacemos se hace dulce y tierno para luego sentir el desenfrenado deseo apoderarse de nosotros. Su mano apretando mi trasero fuertemente mientras me pega a la pared, mis manos fueron a su cabello dando pequeños jalones, su lengua húmeda jugaba con la mía mientras sentía mi cuerpo arder más, succione su labio por luego morderlo y hacerlo gruñir.

—¡Ops! Creo que interrumpí —al escuchar esa voz me separo de Janus y veo a la chica de cabello caoba que conozco perfectamente—. Lo lamento, yo… bueno ustedes… están en el pasillo y yo… solo quería decirte Janus que no te olvides llegar temprano, eres mi padrino. No quiero un tardón.

—Calma Vi. Es tu día y no voy a cometer errores —responde Janus sonriendo— Violeta ella es Brooklyn, Brooklyn ella es Violeta

—Brooklyn Walsh —extiendo mi mano y ella la toma con afabilidad— ¿Violeta Reynols cierto?

Ella asiente y puedo notar su incomodidad al por fin darse cuenta de quien soy, veo al castaño llegar detrás de ella. Mi ex esposo es el más descarado, al ir a joderme en las mañanas pero viene a cenar con ella en las noches, los ojos celestes fácilmente se le pueden salir al verme parada con su prometida.

—Amorcito. Quiero que conozcas a Janus mi mejor amigo desde hace tres meses y unos cuantos días, Janus él es David Black mi prometido y el amorcito de mi vida



Artist.31

Editado: 15.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar