Tu mi destino

Evasión

La mañana siguiente fue mejor y peor.

1 mejor por que : edwin no llegó a cubrir su turnó, a lo que me senti mal, tal vez la cara de ardilla era realmente el amor de su vida. ¿Pero por que me beso?

2 peor por que los siguientes dias solo llegaba a checar papeles y trataba lo menos que podía cruzarnos o hablar conmigo.

-ilian, estoy preocupada por ti, van diez dias y no me has querido contar nada. ¿Que demonios te pasa? -

-sheil, lo siento tanto me he sentido mal estos ultimos dias, no he querido hablar del tema, disculpame eres mi mejor amiga. ¿Que quieres realmente saber?-  la conocia tan bien que era demaciado cobarde para ir al grano yo misma.

-bien, ¿por que lo besaste? ¿Paso algo mas? ¿Que la ardilla no es su novia? ¿Por que carajos se ignoran? -

-wow, wow una ala vez por favor-

Sheila me miro con cara de pocos amigos.

-bien, yo no lo bese, no se como demonios hizo para besarme y no darme tiempo de reacciónar-

-pregunta 2: no paso nada mas, solo hablabamos de sus tratos con los señores esos importantes, nunca susedio nada romantico, (omitire, lo del piano) -

-pregunta 3: la bella ardilla, no es su novia, ¡es su prometida! Y sus padres los van a casar por mutuos acuerdos es lo unico que me dijo.-

-ultima pregunta, yo, yo no lo ignoro, el me ignora a mi y eso creo que me esta molestando, pero sheil no se ¿por que tiene impirtancia para mi? -

-reyna- sheil me miro con ojos de alegria - estas enamorandote y no te culpo es guapisimo, dios y yo creia que te quedarias a vestir santos- grito sheil

Mis compañeros de cocina nos miraron raro, marcos mostró desinteres, avanze a mi lugar a seguir con lo pendiente.

Los dias transcurrieron completamente igual, el dejo de venir la siguiente semana, mis dias fueron mejorando, podia superar a alguien que ni conocia, un beso no era nada.

-ilian la veo en mi oficina-

¡REGRESO!

-sii enseguida- no tube el valor de mirarle a los ojos.

-solo quiero pedirte una disculpa, por lo de aquella noche, se que no debi portarme asi contigo, lo he pensando mucho, esto no esta bien, no me conoces, ni yo a ti, me deje llevar,-

-no se preocupe, no paso nada, ¿de que esta hablando?- finji lo mejor que pude, aquellas palabras destrozaron nuevamente mi corazon, ese sentimiento no estaba bien.

-gracias- contestó, note una amargura en su voz.

Sali lo mas calmada que puede de la oficina, mis compañeros estaban en circulo, cuando me vieron cada quien volvio a sus labores, le pedi a sheil permiso de salir una hora antes. (sheil es la encargada de cocina)

-ire a tomar aire-

-cariño lo necesitas, no demores en llegar a casa, avisame si necesitas algo, te quiero ¿lo sabes verdad?

-si sheil gracias amiga-

 

Camine varias calles, hasta llegar al puente del lago cerca de la torre eiffel. Observe varias parejas haciendo pic nic en los jardines, me senti incomoda, me puse a pensar por que ese chico me hacia sentir asi de miserable me perdi un rato en mis pensamientos.

Demonios, las 10:30 pm, cheque mi telefono celular, no tenia bateria, vaya creo que esto es mala suerte.

Baje el ultimo escalon que daba a la calle empedrada, el autobús ya no pasaría, tendría que buscar un taxi, camine por varios minutos, y mis intentos por tomar taxi se agotaron, casi todos pasaban ocupados,  queria llorar.

En ese momento escuché el rugir del motor de una moto,  me sobresalte, debati varios segundos, ¿volteaba o corria?,  vi a edwin en esa moto vestido con unos jeans deslavados, una playera blanca y una chaqueta negra de cuero apenas lo reconocí llevaba un casco negro y en la mano tenia uno ros.

-¿pero que demonios hace usted aqui?

-no sabia que las calles de paris son exclusivamente para usted parcker- contestó con una sonrisa

-vayase no quiero problemas con su prometida, por favor-, trate de ser firme.

-ya no pasara ningun taxi, pero si usted prefiere ir caminando, por el barrio mas peligroso de París, perfecto adios-  avanzo despacio en su moto.

-no, no no espere poe favor- corri arrepentida.

-bien ¿ a su casa? -

-si, si poe favor- conteste un poco mas amable.

El me puso el casco rosa, me pregunté si la ardilla se subia a las motos, era una ardilla motorizada, jajaja, me puso su chaqueta y avanzamos tan rápido, la moto negra deportiva era realmente bonita.

Llegamos a gerberoy en perfecto estado,  si claro mi cabello parecia un nido de calandrias, me bajo amablemente de su moto y le regrese la chaqueta.

-joven, le gradesco el detalle de traerme- dije honestamente.

-no tienes por que-  levanto una ceja y sonrio, eso mw derritió moria por volver a besar sus labios, me rindo este hombre me tiene loca, de amor, y de deceo por el.

-me das tu numero de telefono por favor- me miro fijamente.

-am, claro- conteste hiperventilando

Intercambiamos numeros, me senti muy rara, parecia que lo que pedía se lo daba sin cuestionar, ers como si me tuviera hipnotizada.

-bueno, parcker, me boy tengo otros asuntos que resolver-

-si, claro. Cuidate gracias nuevamente por la ayuda-

Lo vi alejarse a toda velocidad, no se cuanto tiempo me quede hay dormida.

A la mañana siguiente, mientras me alistaba escuche el claxon de un coche creo yo, era algo raro los señores Hans nunca tocaban su claxon.

-ili querida ¡te buscan! -

-¿a mi?-  conteste sorprendida.

-si si tu hombre sexy esta aya afuera en una moto esperándote- sheil estaba eufórica.

Sali a toda prisa de mi recamara, tampoco me dio tiempo de hacer la cama,  dios esto seria un lio, amarre mi cola de caballo lo mas fuerte que pude, si no llegaria como ayer con facha de espectro al trabajo.

-buenos dias parcker esta lista-

-buenos dias, no, no me aviso que vendría-

-sabia que no habias visto los mensajes que te envié anoche- su sonrisa era aun mas hermosa que el amanecer.



Luisa rey

Editado: 27.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar