Un amor cliché

Resaca Culposa

Leonardo 

Todo me duele, no recuerdo nada de nada, esa loca debió haberme drogado o emborrachado ¿qué pasó después del segundo shot? Trato de incorporarme, pero una pierna atravesada me lo impide.

¡Por todos los santos! ¡Es la pixie! De repente noto una corriente de aire en mi espalda y me pongo lívido al notar que solo traigo un bóxer puesto...dios esto no puede estar pasando ¿o si?

Volteo a ver a Olivia, ella trae un conjunto de pijama muy corto, unos shorts y una camisa holgada, no se si eso debe de alegrarme o preocuparme, bueno de todos modos estoy preocupado ya que no recuerdo nada de la noche anterior.

—Tss, Olivia —trato de despertarla, sin embargo, solo logro que quite su pierna y se volte para el otro lado de la cama.

Para mi buena suerte Cimeron elige ese momento para entrar.

—Así que ya estás despierto.

—Dejemos de decir obviedades Cime, mejor explícame como he acabado aquí.

—No lo se, eso deberás preguntárselo a mi sista, por cierto, si quieres bajar a desayunar di que te has quedado conmigo, a menos que desees una muerte lenta a manos de mi padre.

—Primero quisiera mi ropa —me señale.

—Ah si, a eso venia, aquí tienes —me da la ropa que llevaba puesta el día anterior, recién lavada.

—¿Gracias? —murmuré un poco confundido.

Me vestí a toda prisa para salir del embrollo en el que estaba metido, iba saliendo del cuarto de Olivia cuando de nuevo fui abordado por alguien.

—Así que tú eres la nueva conquista de mi hermana —era un chico muy parecido a Cimeron, pero con una mirada mucho más tranquila— Mucho gusto, soy Diego, si tienes hambre puedes bajar a desayunar, ahí conocerás a Ale y Pilar.

¿Pues cuántos son en esta familia? No tuve ni tiempo de negarme cuando el clon de Cimeron ya me estaba arrastrando hacia abajo, supongo que al comedor.

Ahí me encontré con los que supuse son Ale y Pilar, el primero resultó ser un chico de mi edad con el ceño fruncido y Pilar parece una chica de la edad de Valentina, es guapa, aunque su belleza parece un poco artificial comparada con su hermana... Madre mía ¿qué estoy diciendo?

—Es increíble Pilar —escucho como regaña Ale a su hermana.

—Por favor no sé lo digas a Liv, me matará —¿Enserio? Parece que hasta con sus hermanos esta chica impone respeto.

—Pues bien que te hace falta —termina el chico al verme— ¿Quién eres tú?

—Es... —interrumpo al clon de Cimeron antes de tener problemas.

—Soy amigo de Cristobal, me llamo Leonardo, mucho gusto —extiendo la mano hacia Ale.

—Alejandro, soy el hermano mayor de Cris y ella es Pilar, la más pequeña, un placer.

¿Cuatro hermanos? ¡Wow! Ahora entiendo un poco más el carácter de la pixie.

Ellos me ofrecen un asiento vacío, el cual acepto. Voy sentándome cuando una señora de la edad de mi mamá sale de la cocina.

—¡Hola! —me abraza un tanto efusiva— Soy Isabel, la madre de Cristobal, un placer conocerte ¡no seas tímido siéntete en la libertad de desayunar con nosotros!

Me sonrojo sin saber porqué, la señora es muy dulce, pero su efusividad me pone nervioso.

—Gracias señora...

—¡Nada de señora! Me llamo Isabel.

—Está bien...Isabel.

Sonríe contenta y regresa a la cocina.

—Veo que ya conociste a todos —Cristobal o Cimeron como me gusta llamarlo aparece de la nada— solo te hace falta conocer a papá y bueno a "Liv" —dice con ironía.

—¿Tú padre trabaja mucho?

—Más o menos, ayer tuvo turno nocturno, por eso no está aquí.

Lo miro incrédulo, la naturalidad con la que lo dice me hace pensar que él ve a su padre con mucha más frecuencia de la que veo yo al mío.

—¡Hola familia! —Y hablando del rey de roma...un hombre de mediana edad entra por la puerta que conecta el comedor con el recibidor, puedo percibir que Pilar y Alejandro sacaron el tono castaño claro de su padre y las facciones de su madre, Olivia, Cristobal y Diego por otro lado, tienen el cabello oscuro como su madre, pero las facciones de su padre, ahora que lo pienso, ambos señores están bien conservados.

—Hola —saludó con nerviosismo, aunque ni se porqué ya que en teoría "soy invitado de Cristobal".

—Hola chico, déjame adivinar, eres amigo de...¡Alejandro! —trata de adivinar, causando risa en sus hijos.

—Casi lo tenías papá, es amigo de Cris, de los decentes al menos —responde Pilar y yo no sé si ofenderme o no, opto por lo segundo ya que está familia es muy rara.

—Mucho gusto, José Antonio Navarro a tu servicio.

Estoy empezando a creer que la única mal educada en esta casa es Olivia...bueno también Cristobal, los demás son demasiado educados o por lo menos eso se ve a simple vista.

—¿Y Olivia?

—Dormida —respondieron todos, hasta la señora Isabel quien iba saliendo de la cocina con un plato rebosante de hot cakes.



Cassie Acuri

#28144 en Novela romántica
#10692 en Joven Adulto

Editado: 12.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar