Un amor inesperado

Capítulo 49

Alexia

Por primera vez puedo ver lo que todo el mundo me decía, que soy una persona que merece ser querida. El amor que había en esa mesa era algo palpable e increíble. Disfrute mucho de todo y la familia estuvo muy feliz. Cuando terminamos de comer disfrutamos de un café, yo como siempre tomé un té verde. Después de eso despedí a mi amiga Kathy, le volví a agradecer  y le dije que nos veríamos pronto. Luego subimos con Jamie al cuarto, nos cambiamos y nos acostamos juntos en la cama, yo apoyo mi cabeza en su pecho, algo que extrañe estos días.

-Amor extrañe mucho tenerte entre mis brazos, esta semana sin tu presencia hizo que el vacío en mi corazón fuera enorme. Alexia sos todo y más para mi, quiero que me permitas cuidarte como te lo prometí en nuestra boda, no quiero romper mi palabra ante Dios. Ahora no sólo quiero cuidar de vos si no del pequeño que viene en camino, que espero sean tan hermoso como la madre.

-Esto es lo que más extrañe también yo estos días, porque solo en tus brazos me siento protegida. Ese día sentí morir, pero en realidad fue peor estar lejos de ti. El dolor de la distancia no se compara en nada con la mentira de esa mujer. Solo tu sabes todo lo que he sufrido en mi vida y no estar con vos fue peor que todo lo que pase en mi vida.

No quiero llorar porque recuerdo todo lo que pase y las lágrimas pugnan por salir. Siento como me abraza más fuerte, se que de esa manera me demuestra que esta para consolarme.

-Lo se amor, yo me sentí también mal, pero se que tu la pasaste peor. Ahora descansa que yo voy proteger tu sueño. Te amo.

Jamie

Veo como lentamente se va quedando dormida, mi madre me dijo que estos días no durmió mucho, al igual que yo, pero ella ahora necesita descansar más y yo estaré para cuidarla siempre. Mientras la acaricio me voy quedando dormido, sabiendo que ya estoy con ella nuevamente.

Alexia

Por primera vez en muchos días me despierto descansada, sigo entre los brazos de mi esposo, que hermosa sensación. Quiero quedarme así por siempre. Muevo la cabeza despacio para no despertarlo, su rostro está relajado, puedo admirar sus rasgos perfectos, Dios me ha bendecido con este ángel.

Jamie

Me despierto viendo la sonrisa de mi esposa, su mirada tiene ese brillo que tanto me gusta, la veo mejor.

-Buenos días hermosa. Se te ve mejor hoy, cómo descansaste?

-Buenos días amor. Me siento mejor porque pude descansar bien, cuando estoy a tu lado todo es mejor.

-Lo mismo digo preciosa, descanse más que bien teniéndote en mis brazos. Extrañaba mucho tenerte así. Qué te parece si desayunamos y luego volvemos a casa.

-Me parece bien amor.

Desayunamos en familia, todos estuvimos muy contentos. Cuando nos fuimos mi familia estaba un poco triste porque Alexia se iba, pero sabían que lo hacía para estar feliz. Llegamos a casa y Alexia están un poco descompuesta, supongo que tiene que ver con su estado, la escuche vomitar en el baño y luego se recostó en la cama.

Alexia

Ya estoy en casa de vuelta, el desayuno me cayó un poco mal, se ve que las náuseas del embarazo son molestas. Me voy a recostar un rato para que se me pace. Pienso que ahora se que Jamie no me mintió, pero igual me duele que esa mujer nos haya separado. Volví con él pero por ahora no quiero más que estar a su lado, lo perdone pero tendrá que pasar un tiempo para que volvamos a tener intimidad.

-Amor te sientes bien? Quieres que te prepare un té?

-Ahora me siento un poco mejor. Me vendría bien un te. Muchas gracias amor.

Jamie

Si bien Alexia me dijo que me perdonaba, algo cambió entre nosotros, la siento distante. Desde que volvió no tuvimos relaciones, trabajamos y cuando vuelve tiene que hacer cosas para la escuela o está muy cansada. Algo tengo que hacer porque ya pasaron dos semanas sin sexo. Voy a tener que reconquistar a mi mujer.

Alexia

Hoy tengo turno con el ginecólogo que me recomendó el doctor, se ve que es bueno porque me costo conseguir esta cita. Cuando salgamos de la escuela vamos con Jamie, el no quiere que vaya a ninguna parte sola y menos a esta consulta.

Jamie

Llegamos a la consulta, Alexia está un poco nerviosa porque nunca fue a un ginecólogo antes. Yo la tranquilizó y le digo que no va a pasar nada, mi madre nos ha contado cómo trabajan y se que son profesionales.

-Señora Dornan pase que el doctor la espera.

Entramos al consultorio, se lo ve pulcro y con mucha aparatología. El doctor es joven, pero tiene aspecto de tener experiencia.

-Buenas tardes doctor Rodríguez, esta es mi primer consulta por el embarazo.

-Buenas tardes señores Dornan, por favor siéntense. Señora Dornan llámame por mi nombre, José. Vamos a ver como se encuentra me gustaría revisarla primero antes de conversar. Pase detrás del biombo, sáquese la pollera y la ropa interior, recuéstese en la camilla y tápese con la sábana, le haré una ecografía transvaginal, así nos aseguramos de verlo bien.

Alexia

Hago lo que me dice el doctor, Jamie lo mira con cara rara, pero no le hago caso. Cuando estoy listo le avisó al doctor.

-Venga señor Dornan, usted puede estar presente. Este es el instrumento que utilizaré, lo cubriré con un preservativo para que no sea tan incómodo.



Alexia

Editado: 22.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar