Un grito desesperado bajo la luna

Parte uno

Los vi venir hacia mí. Avanzo tan rápido como puedo sobre la acera, tratando de llegar a la esquina. Cuando llego, instintivamente volteo hacia atrás, para ver a qué distancia están. Ahí vienen, a paso rápido y cada vez más cerca. Si no me doy prisa, sin duda me alcanzarán. Al girar a la derecha veo la acera solitaria y avanzo sobre ella. La calle a mi izquierda es ancha y no hay autos corriendo. La luna está colgada en el cielo, reluciente en esta noche. El ruido del tráfico se escucha tan lejos. Solo mi jadeo, mis pasos y los suyos se escuchan aquí. Comienzo a correr sobre la calle tan rápido como puedo. Pero no basta, ¡ay, no basta! Miro hacia atrás y veo que también están corriendo, incluso más rápido que yo, y a cada segundo se acercan más y más a mí. Los veo por encima de mi hombro, se están acercando. Siento sus pisadas tras las mías, no podré llegar muy lejos antes de que... ¡Ay, no!, unos dedos, una mano, algo me tocó la espalda, ¡ahh! Intenta asirse de mi hombro, hago fuerza y alcanzo a zafarme… pero…  ¡oh, no!, me agarró la ropa, me está jalando hacia atrás…, hago fuerza, pero no basta, ¡ay, no basta! Me tomó… me jala, ¡me jala! ¡Ay, no, he caído!, estoy, estoy en el suelo… ¡no, no!, cayó uno encima de mí… Sus manos, sus manos, hechas mazos dan contra mí. Arremeten, ¡ay! ¿Qué me hace? Me lastima, me está lastimando… ¡Ayuda, ayuda! Auxilio, ¡ayuda…! ¡Por favor! ¡Alguien que me escuche…! ¡Nooo! Suéltenme… qué es eso, qué es eso, me lastiman, duele, ¡duele! Ayúdame tú, ¡tú, ayúdame por favor! Te lo suplico, te lo ruego. Sí, te hablo a ti. Que no ves, ay, duele, ¡duele mucho! ¿Qué es esto…? ¡No, no...! Ayuda, auxilio… ¡ya!, no aguanto… este dolor hiere, mata, destruye, por favor, tú, quien está leyendo esto, ayúdame, no seas su cómplice, haz algo, que no ves la atrocidad con la que me están desgarrando el alma. Que no eres humano acaso. Si puedes leer esto es porque… ay, no... Muero, muero... qué me hacen… auxilio, ten compasión, tú, quien lee, sí, tú… ¡sálvame…! Tú puedes hacerlo, detén este dolor, solo para... solo… no avances, deja de leer, te lo ruego… si ya no lees, ya no seguirán ellos haciéndome esto… solo para de leer, detente, te lo imploro.



Ever Light

#14966 en Otros
#5230 en Relatos cortos
#6548 en Thriller
#2780 en Suspenso

En el texto hay: misterio, angustia, desespero

Editado: 22.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar