Un heroe

Capitulo 2: "Nadie cortara los nuevos lazos"

Un dia despues de que no se vieran Yukio y Mari, Yukio estaria acostado en el techo de una de las casas, el estaba muy nervioso de lo que podria pasar, pero sin dudas quería ganar la pelea para lograr entrar al curso de héroes con Mari. Cuando se aburrio, el se levanto y decidido bajo de un salto para caer parado enfrente de un callejón, luego empezo a caminar por la ciudad para poder ir a pelear con el sujeto del que le habia hablado el jefe, cuando de pronto sintió que lo tocaron en la espalda.

-E-eh... Hola, soy yo, disculpa pero, ¿A donde fuiste ayer? Te note algo triste y...- Dijo Mari mientras lo veia, parecia algo preocupada por él pero a la vez se veia algo nerviosa.

-... Fui a otro lugar, no deberia de importarte, debo ir a pelear- Dijo Yukio mientras empezaba a caminar, parecia no importarle demasiado la chica, solo quería pelear.

-OYE- Mari solo pudo gritarle para volver a jalarlo, ella estaba algo preocupada por la nueva persona que estaba conociendo, pero le agrado en poco momento, esa era razón suficiente para ayudarlo.

Yukio solamente se quedo parado, no quería hacer nada sin sentido, a lo que solo se volteo y tomó la mano de Mari. El tenia unas lagrimas en solamente un ojo, seguia volteando para abajo ya que no quería mostrarse como alguien debil, aun asi se notaba en el, temblaba demasiado. Mientras sostenía su mano de manera suave y calida, el solo podia hablar algo asustado y levantar la mirada con una sonrisa algo forzada.

-Tranquila, maldita sea, voy a ganar a quien sea que se me cruze, además, te lo prometi, es una estupidez prometerle algo a alguien que apenas conozco de ayer, pero en realidad quiero entrar- Dijo mientras veia a Mari algo tembloroso

-Tranquilo tu- Dijo riendo mientras pasaba su mano por la mejilla de Yukio quitándole sus lagrimas y sonriendole algo nerviosa -Confio en ti

Luego de escuchar eso, Yukio sonrio y asintió con la cabeza mientras se daba la vuelta para empezar a caminar a las afueras de la ciudad, luego de un rato él empezo a asustarse un poco, tenia un presentimiento algo molesto, aunque sin importar eso, el siguio caminando hasta llegar a el lugar al que habian decido llegar, cuando Yukio llego no podia ver, a nadie, solo se veia el lugar que parecía ser un bosque pero no tenia muchos arboles, solo algunos arbustos y pocos árboles pequeños. 

De pronto se escucho un pequeño estruendo y aparecio de la nada él jefe, como siempre estaba tapado con una manta que solo dejaba ser su boca y su barbilla. Él estaba parado a unos cuantos metros para no estorbar en la pelea.

-Ya estoy aca, jefe, ¿Con quien debo pelear? Digamelo, tengo prisa- Dijo Yukio mientras estiraba las piernas y los brazos, quería mostrarse confiado pero en realidad tenia mucho miedo de perder

Luego de unos segundos se vio a alguien caer desde él cielo, parecía caer desde un gran salto que dio a unos metros, todo él polvo se alzaba y al poco tiempo se disipó. Él sujeto parecia ser alguien mas alto que Yukio, estaba musculoso y tenia unos guantes grandes con apariencia de hierro, aparte de eso tenia un pantalon y unas botas del mismo material que su guantes, fuera de eso no tenia ninguna camisa para mostrar sus cicatrices y músculos.

-¡¿EH?! ¡PERO S-SI E-E-E-ERES HERACLES!- Yukio se asusto un poco al ver a su enemigo, obviamente no retrocedió y solo se puso en guardia para esperar la hora de pelear -Maldita sea, jefe... Me puso a el jefe mas joven de un pelotón, que inteligente, ya que... Acabare contigo, Heracles- se puso en guardia para empezar a sacar un poco de vapor de su brazo izquierdo y algo de polvo de su brazo derecho.

-... Este niño no sabe ni que tan fuerte puedo ser... Bueno- Heracles golpeo uno puño en otro mientras miraba a Yukio -Te demostrare porque me dicen Heracles- Dijo mientras se ponia en guardia y esperaba alguna orden

5 segundos después el jefe lanzo una piedra a el frente de ellos para mostrar que ya debían empezar. Aunque Yukio estaba temblando, el utilizo su poder de fuego para impulsarse hacia Heracles para darle una fuerte patada en la cabeza. Por su lado, Heracles utilizo uno de sus guantes para bloquear el golpe y luego tomarlo de la pierna para lanzarlo lejos.

•|||Heracles|||•

Su poder es incrementar su fuerza hasta 10 veces, utiliza sus guantes para almacenar energía para bloquear o atacar a los demas, lo mismo con sus botas, aunque es muy fuerte, su resistencia no lo es y se cansa muy rápido.

Yukio luego de un momento se levanto quitandose el polvo y dandose cuenta que la patada no le hizo ni cosquillas por culpa de ese guante que tiene, pero noto que tal vez sean pesados para el, asi que Yukio empezo a idear otro plan, aunque al final solo decidió atacar a suerte para hacer que se cansara.

Yukio utilizo su poder de viento y agua para salir disparado y deslizarse alrededor de Heracles, luego utilizo su poder de piedra para lanzarlo uno cuantos piedrazos a la cabeza para molestarlo, mientras hacia eso, el tambien usaba su poder de fuego para crear calor y intentar cansarlo mas.

•|||Yukio Shitsuren|||•

Puede usar todas las naturalezas principales, Fuego, Agua, Tierra y Viento, sin embargo no puede usar 2 en una parte del cuerpo, por eso ubica en lugares distintos su poder cuando utiliza varios a la vez porque se puede lastimar

Yukio luego de molestarlo suficiente, el utilizo su poder de viento para impulsarse y darle un rodillazo en la cara a Heracles, con ese impulso salto hacia atras e intento ponerse piedras en los brazos y correr para acabarlo, estaba decidido y muy motivado, cada paso que daba lo hacia emocionar, hasta que llego enfrente de el y salto para darle un fuerte golpe en el estomago. Pero, Heracles puede ser idiota y alocado, pero jamas debil, Heracles tomo el puño de Yukio y le dio un fuerte rodillazo en el estomago lanzándolo lejos de nuevo, pero esta vez Heracles salto para caer encima de Yukio y pisotearlo una y otra vez.



Yael Tristan Vazquez

#11950 en Otros
#1730 en Aventura
#8861 en Fantasía
#1793 en Magia

En el texto hay: magia, aventuras y peleas, villanos y heroes

Editado: 03.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar