Un pequeño problema

CAPITULO 6

¿QUÉ MIERDA?

 

KARA

Me despierto sobresaltada, el sol atraviesa mi ventana dándome en los ojos directamente, haciéndome quedar ciega algunos segundos. Me duele horrible la cabeza.

miro la hora en el pequeño despertador que tengo a la par de mi cama con los ojos entrecerrados, son a las 8:00 am., me levando con los ojos serrados y empiezo a caminar en dirección al baño, en el camino me tropiezo con algo que me hace lastimarme el dedo meñique del pie y me hace soltar una maldición, pero ni siquiera eso me hace abrir los ojos.

Cuando creo que llegue abro los ojos, me cepillo y voy directo a la ducha dejando que el agua tibia relaje mi cuerpo cuando termino me enrollo una toalla al cuerpo y voy hacia mi armario, saco unos jeans azules rasgados, no me pongo sostén y solo me cubro con una camiseta blanca (no me juzguen, no creo que nadie me vea y además, así me siento cómoda) y un abrigo largo color crema y mis converse blancas.

Me termino de poner los zapatos y salgo de la habitación, afuera está haciendo demasiado viento, a causa de ello la pocas hojas de los arboles dancen hasta llegar al suelo, algunas parejas estas agarradas de las manos u otras simplemente en el teléfono, llego a una cafetería en el campus, el dolor de cabeza no se me ah pasado así que una buena taza de café caliente me ayude.

Entro, pido un cappuccino, pago y salgo. Regreso a la habitación, me quito el abrigo y me doy cuenta de que Bella ya no está.

Me siento en un puff de color verde a una esquina de mi habitación, cierro los ojos tratando de calmarme pero pego un salto cuando escucho música muuuuuy alta, me levanto del puff decidida a pelear con él, llego a la puerta pero por mas que toque la puerta no abre el muy desgraciado, paro solo porque me empezó a doler la mano, regreso a mi departamento echando humo por las orejas ¿Por qué justamente hoy que tengo un dolor de cabeza del demonio?, entro y me vuelvo a sentar en el puff.

La música sigue demasiado alta.

Cierro los ojos tratando de ignorar el ruido, empiezo a imaginar un hermoso bosque donde solo se escucha el canto de los pájaros, y el viento soplando las hojas de los arboles haciendo asi una combinación hermosa para mis oídos, pero antes de seguir imaginando la preciada paz que quisiera tener, ciento como si alguien me jalara hacia adelanta demasiado fuerte, haciendo que me pegue viento frío en toda mi piel, haciéndome estremecer y claro, no poder abrir los ojos.

Abro los ojos y me encuentro con un pasto ya no tan verde y muchos árboles a mi alrededor.

- ¿Qué mierda? – 

Giro mi cabeza de un lado a otro tan rápido que siento que me va a dar tortícolis, siento demasiado frió pues mis brazos están destapados. Me pongo de pie y empiezo a caminar sin rumbo alguno.

¿Cómo pude hacer eso?

Solo imagine un busque y de repente aparecí aquí, no entiendo que carajos hago aquí.

Tomo mi celular y le marco a Bella; primer timbre: nada, Segundo timbre; nada Tercer timbre: nada, ¡mierda! 

No sé qué hacer, Bella no me contesta, no tengo ni mínima idea de donde estoy, me sigue doliendo la cabeza, acabo de descubrir que tengo otro poder ¡y acabo de pisar popo!

Perfecto.

Voy hacia un pequeño montículo de pasto y limpio mi zapato (esto huele horrible), termino de limpiarlo bien pues son blancas y vuelvo a caminar a quien sabe dónde, me detengo cuando veo a una pareja ¿Cómo lo puedo decir, “acaramelada”? no, eso sería poco, lo pondré así: una pareja está teniendo sexo detrás de un arbusto. ¿Quién hace eso? Estamos a plena mañana.

Volteo automáticamente y salgo corriendo, me vuelvo a detener cuando veo a un hombre de mediana edad sentado en una banca, me acerco – Disculpe, ¿Dónde estamos? – voltea y me mira extrañado – estamos en el parque Vanlad – me dice, mirándome de pies a cabeza hasta terminar en mis senos mientras se relame los labios, yo los miro también y me doy cuenta de que sigo sin sostén y por el frío mis pezones se endurecieron. Siento mi cara arder e instintivamente me cubro con los brazos, lo fulmino con la mirada y salgo corriendo, que suerte que este cerca de mi departamento. 

Llego a mi edificio, entro al ascensor y dejo caer mis brazos a los lados cuando las puertas están a punto de cerrarse, pero una mano grande y con tatuajes se interpone haciendo que estas se vuelvan a abrir para así dar a vista a un verdadero adonis.

Creo que ya lo había visto, pero no recuerdo de dónde.

Lleva una caja llena de cosas que no logro ver (pues él es demasiado alto para mi desgracia), su cara es hermosa, su cabello es rubio obscuro, tiene tatuajes en el cuello, tiene pirsings, y sus labios por Glob sus labios son hermosos. Derrepende suelta la caja y la hace a un lado con su pie.

Salgo de mi transe cuando él me sonríe de una forma tan sexi, trato de volver a cubrirme con los brazo, pero es más rápido que yo, me toma de las muñecas y las pone arriba de mi cabeza mientras se acerca a mi (a mi parecer demasiado ¿conocerá el espacio personal?), me muerdo el labio inferior de los nervios y de la vergüenza, obviamente estoy rojísima. El primero me mira los labios para luego pasar a mis senos y yo me remuevo incomoda. Debo admitir que huele delicioso, el me mira a los ojos son tan hermoso.

No se si me gusta o no.

Se que con la telequinesis podría quitarme a ese adonis de encima, pero ¿Cuándo me volverá a pasar tener a un dios griego arrinconándome en un espacio tan pequeño? Y a parte se enteraría que tengo poderes.

- hola – me saluda, su voz es tan ronca que me hipnotiza y su aliento a cigarrillo y menta es tan embriagante (o al menos para mí) 

– ho-hola – dije tartamudeando, derrepende se abren las puertas y está Bella parada enfrente de nosotros con dos cafés en las manos, los dos volteamos a verla.

- ¡Hey! Kara – me mira con ojos divertidos y sonrisa picarona- te espero en el departamento, que recuerda es en el quinto piso, apartamento 324 – ¡la voy a matar! ¿Cómo se le ocurre insinuarle a este hermoso idiota la dirección de nuestro departamento?, y de paso en toda el habla de Bella el aún no se ha quitado de encima. El ascensor se vuelve a cerrar.



ki.kat

#14981 en Otros
#2236 en Humor

En el texto hay: poderes ocultos, romance

Editado: 24.03.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar