Un rey nunca muere

El anuncio

El pueblo se encuentra reunido en la plaza, mientras que el rey desde su palacio se aproxima a la salida, donde él ira a dar su gran anuncio ya que un día anterior habría tenido una conversación con uno de sus mejores soldados. Las voces de los comerciantes se escuchaban con euforia, los niños y niñas jugando a el caballero y la princesa y los músicos callejeros tocaban con alegría como todo los días. De repente unos cuantos soldados de la guardia del real se aproximaron a la plaza y junto ellos estaba el vocero real, el cual dijo en voz alta y muy clara-"atención, atención el rey dará al caer el sol, un anuncio que ah todo el reino afectara"- la gente al terminar de escuchar el discurso del vocero y de manera automática se congelaron. La gente no entendía el porque del anuncio del vocero pero los murmullos empezaron a brotar rápidamente entre las calles del reino.

-Mi rey, ya esta todo listo.

El rey tomando su espada y túnica, dirigiéndose a la salida, sus soldados abren la puerto del gran salón que da directo con el patio del reino, ahí donde ya todo el reino en esta expectante a lo que su líder tenía por decir. Entonces el rey saludó en general a todo su reino y con la mano en pido silencio al cual la gente obedeció, tomando aire y con voz fuerte dijo- Gente del reino, tengo una noticia, la cual es importante para mi y de  seguro es importante para ustedes, abre un sucesor a mi trono...- en esa pausa la gente se inquieto y protestando exclamaban explicación alguna- ¡Silencio! y pongan atención mi sucesor no está enterado de que lo sera, lo cual me entristece mucho, mi sucesor será aquel que hablo en mis aposentos hace pocos horas, mis soldados, mi reino, todo le pertenece confió que el sera mejor rey de lo que fui yo, no teman, confíen el llevara nuestro reino a ser el más poderoso.-Los soldados del rey fueron disipándose en busca del sucesor el cual ellos sabían quién era- Mi reino, gracias por haber confiado en mí y se les pido que confíen que hago siempre lo mejor para mi reino- El rey toma su corona y la deja en un pedestal a su costado, su túnica se la deja en manos de un de los sirvientes y su estada la deja que pase por el interior de su garganta y a los costados dándole una muerte casi instantánea, la gente abrumada no pueden creer lo que están viendo y entonces uno de los soldados llevando casi obligado a el lugar donde aún se desangra el cuerpo sin vida del el anterior rey dice - ¡Todos veneren a su nuevo rey, larga vida a nuestro rey! de rodillas pueblo -  esas palabras fueran tan rápidas que el pueblo obedece sin poder reaccionar aun Que viva nuestro rey!- el joven puesto en ese lugar no sabe qué hacer...

 



Doro

Editado: 12.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar