Un San Valentin Diferente

Capítulo 4

Veo como entra otro grupo de clientes y por lo que veo antes que las puertas se cierren ha anochecido.

Los chicos al igual que yo seguimos atendiendo a las personas, nos estamos yendo mejor de lo que nos fue el año pasado. ¿Qué hora será? Parece que el día nunca se terminara.

––8 y 05 p.m., de nada.

Abro algunas botellas.

––¿Ahora lees la mente?

––Nop, solo respondí a lo que pensaste en voz alta.

He conseguido que beba más despacio, le hago conversación para que se entretenga en otra cosa que no sea en terminarse la segunda botella que ha pedido.

––¿Qué edad tienes? luces muy joven para estar trabajando en un bar––pregunta viendo mi rostro con demasiada atención.

––Me lo dicen mucho pero no entiendo si tengo cara de tener los 21 años que llevo respirando––sirvo más cervezas––¿qué edad tienes tú?

La veo darme un descarado repaso desde su lugar, asiente varias veces antes de darle un trago a su vaso y responderme.

––19 años y 24 días, muchacho.

Escucho a Rubén llamarme.

––Quietecita ahí, nada de agredir verbalmente a las personas y nada de beberse la botella completa ¿entendido?

La veo ponerme los ojos en blanco antes darme la vuelta y avanzar hacia los almacenes donde guardamos las reservas de licor.

––Deberías ponerte un poco de maquillaje en ese moretón que está por salir––Rubén sugiere con diversión cuando llego a su lado.

Toco con mi dedo la zona y efectivamente siento dolor.

––Deberías préstame un poco de ese maquillaje que te regalo tu hermana para tu cumpleaños.

Se ríe sin gracia antes de ayudarme a bajar las cajas con las botellas de licor que parece que ya estamos necesitando.

––Creo que nunca hemos tenido tantos clientes, ni cuando estamos dando descuentos en los tragos.

Concuerdo con él, hoy salen y entran clientes a cada momento.

––Y ¿qué tal la chica? ¿Ya te comento el porqué de su moretón?

Pongo los ojos en blanco, Rubén y sus ganas de saberlo todo.

Rápidamente cogemos las cajas para regresar a nuestros puestos de trabajo, pero cuando pasamos la puerta, escucho exclamaciones, muchas voces, grito y entre ellos uno que reconozco muy bien.



Caren.Ivette

#1810 en Novela contemporánea
#22862 en Novela romántica
#3873 en Chick lit

En el texto hay: superacion, amor, alcohol

Editado: 23.07.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar