Un trato con el nerd

Capítulo 6

Grecia

Las clases finalizan y Andrea me acompaña a mi casa, me despido de él con una sonrisa. Entro y camino hasta mi habitación. Me dejo caer despacio en mi cama y observo el techo. Creo que una parte de la nota tenía razón ahora cuidaré cada uno de mis movimientos, cada paso que dé. Si bien no me importaba lo que dijeran de mí, que mi reputación se fuera hasta los suelos, tenía miedo. No de lo que me pudiera pasar, si no de a quien más lastimaría, de lo que le pudieran hacer a Andrea o a Kendall, incluso a Liam.

Miles de pensamientos invaden mi mente. El temor y los nervios recorren todo mi cuerpo y siento como las lágrimas comienzan a caer. Permito que salgan varias lágrimas, permito hoy no ser tan fuerte como debo ser y entonces me levanto. Veo un mensaje de Ken, diciendo que viene. Me observo en el espejo. El rimel se ha corrido y mis ojos se han pintado rojos, al igual que mis mejillas. Tomo mi polvo y comienzo a maquillarme, cubriendo el rasto de mis lágrimas. Sonrío al espejo, dándome fuerzas para fingir que todo está bien. Recojo mi cabello en un moño y escucho el timbre. Abren la puerta y la voz de mi mejor amiga se hace presente. Me alejo de mi cama y abro la puerta mientras espero a Kendall.

-¡Hi, babe!- dice entusiasmada y sonrío sinceramente.

-Hola, Ken- respondo.

-¿Sabes cuál es el tema de la gala de mañana?- cuestiona mientras se sienta en mi cama.

-No, la verdad no pensé que fuera una gala- caminé hasta donde estaba y me senté a su lado.

-“Realeza”, mi madre dice que nuestros vestidos serán los mejores y que todos los reporteros hablaran de nosotros- siento un poco de nervios en su voz y sé que tiene que ver con Liam. Sería la primera vez que Ken lleva a alguien.

-Todo saldrá bien. Tus padres lo amarán- ella sonrió.

-¿Sabes, Greece? Tengo miedo de que se convierta en alguien muy importante para mí y que luego se vaya- sonreí tratando de calmarla.

-Sería muy tonto de su parte dejar ir a un ser tan maravilloso como tú- sonrió con mi comentario.

-Nunca había sentido esto por alguien más. Me da miedo que él se dé cuenta de que no sé amar, que se arrepienta por mi pasado- me acerqué a ella y la abracé.

-Eres una chica increíble, inteligente y fuerte. Él te ha aceptado conociendo que no habías tenido una relación seria y tú lo has aceptado con sus defectos. Créeme que pocas veces vas a encontrar a alguien que te haga sentir de esta manera, disfrútalo y ámalo a tu manera, porque nadie nace sabiendo amar. Sólo sé tú misma y demúestrale quien es Kendall Moore- acaricié su cabello mientras se tranquilizaba.

-Cuando hablas así parece que eres experta en amor- bromeó y reí.

-Después de todo, fuimos novias, ¿no?- recordé aquel viejo rumor de una “relación” entre nosotras.

-Yo sabía que no me habías superado- reímos juntas mientras hablábamos de distintas cosas.

Amaba mi amistad con Kendall, había dicho que pocas veces encuentras a una persona que te ame de verdad, pero creo que es aún más difícil encontrar una amistad sincera. Nuestra amistad iba más allá de algo común, prácticamente nos conocimos desde el vientre de nuestras madres. Hace un par de años hubo un rumor de que éramos pareja. Siempre estábamos juntas en las galas y eventos importantes. Lo peor de todo es que nuestros padres se lo creyeron. Prácticamente nos dieron una charla de que nos amaban tal y como éramos, que aunque nuestro matrimonio no estuviera disponible en algunos estados y países, ellos siempre nos considerarían uno. Y que podríamos adoptar niños e incluso buscar un donante.

Hablamos de muchas cosas hasta que la noche llega. Kendall se quedaría hoy para mañana alistarnos juntas. Bajamos cuando llegan mis padres y Ken abraza a mi madre. Sonrío viendo esa escena. En este momento olvidé todo lo que había pasado hoy en el Instituto. En este momento me di cuenta que realmente tenía a personas maravillosas en mi vida. Tengo unos padres geniales que me enseñaron a que debo luchar por mis sueños. Tengo a Ken una verdadera amiga, que siempre estará para mí. Y tengo a Andrea, que aunque sea un trato, me ha enseñado a amar. Si tuviera que escoger un momento en mi vida en el que me sintiera completa, sería éste, incluso, si todo lo que conozco está en riesgo.

Cenamos mientras reímos de miles de momentos que han pasado. Kendall le cuenta a mi madre que tiene pareja y mi madre se emociona, mi padre sonríe orgulloso. Mi teléfono suena, anunciando un nuevo mensaje. Enciendo y observo un número desconocido.

¿Te ha gustado la rosa? Porque será el primer regalo de muchos. Debo admitir que tu reacción no es la que esperaba. ¿Acaso no crees en lo que haré? Sólo espera y sufrirás, te hundirás hasta el fondo y lamento decirlo, pero te acompañarán algunas personas.

Mi corazón late rápidamente y mi sonrisa desaparece. Las miradas se centran en mí, sonrío un poco para no preocuparlos y les digo.

-Estoy nerviosa por los resultados de la universidad-

-No tienes nada de qué preocuparte, te aceptarán en todas- dice mi padre sonriendo.

-Creo que lo mejor es que vayamos a descansar- responde mi madre y asentimos.

Caminamos hasta nuestras habitaciones escucho los pasos de Kendall detrás de mí y me siento en mi cama.



LynelaNT

Editado: 20.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar