Un trato con el nerd

Capítulo 17

Grecia

-Te dije que yo podía bajar- digo a mi madre cuando la veo entrar con una bandeja.

-No quiero que algo te vuelva a pasar. Eres lo más importante para nosotros- sonrío y ella me abraza.

-Gracias- digo cuando observo la cena.

-No es nada. Por cierto, alguien quiere verte- mi madre sale y en ese momento Andrea entra.

-Hola- saluda tímidamente.

-Hola- respondo antes de tomar el primer bocado. -¿Quieres?- cuestiono.

-No, gracias. Acabo de cenar- su voz es suave y eso me da una enorme serenidad.

Termino de cenar bajo la mirada café de mel. Cuando termino él me abraza, el latido de su corazón provoca que cierre los ojos, su aroma me envía a un mundo distinto, donde los únicos habitantes somos él y yo.

-Lamento no llegar a la comida- susurro y los recuerdos de lo sucedido llegan a mi mente.

-Ya la conocerás- responde y las lágrimas comienzan a caer. Él acaricia mi cabello ayudando a sentirme mejor.

Las horas transcurren y Andrea se va de mi casa. Mi madre entra y se sienta a mi lado.

-Tu padre me ha dicho que tal vez decidas por Oxford- sonreí.

-No sé qué es lo que haré- respondo.

-Sé que pocas veces estamos juntos en el día, en verdad me gustaría que fueran distintas las cosas porque te amamos, Grecia. Y decidas lo que decidas, estaremos aquí para apoyarte en lo que sea necesario- sonreí.

-Gracias- ella asintió y se llevó la bandeja.

Me acuesto en mi cama y cierro los ojos, tratando de olvidar los malos momentos y concentrarme en lo bueno que tengo. Antes de dormirme busco mi teléfono, lo encuentro en mi mesita de noche y lo tomo.

-¿Anna?- cuestiono en voz baja.

-Señorita Scott, ¿qué se le ofrece?- respiro profundamente.

-¿Puede prepararme un reporte general de la empresa?- tenía que descubrir qué es lo que pasaba.

-Sí, en tres días lo tengo listo- responde.

-Que mi padre no se entere de esto, por favor- digo.

-Me encargaré de eso-

-Gracias. Buenas noches- digo antes de colgar.

 

Despierto gracias a la alarma de mi teléfono. Me levanto de mi cama y camino hacia el baño. Me quito mi ropa y luego la gasa. Abro las llaves de la ducha y entro. En agua recorriendo mi cuerpo relaja cada músculo. Cuando termino de ducharme limpio mi herida y me coloco una gasa nueva. Me visto con un vestido holgado color amarillo y unas sandalias café. Dejó mi cabello húmedo y me maquillo naturalmente. Tomo mi bolso y bajo al comedor. Mis padres se encuentran en sus lugares habituales y sonrío. Me siento y sirven mi desayuno, agradezco y siento la mirada de mi padre.

-El chófer te llevará al Instituto. Yo tomaré tu auto- su voz es segura y asiento.

-La señora Moore ha llegado- dice la señora del servicio.

Si la madre de Kendall vino, significa que mi madre se tomará el día libre. Sonrío cuando veo una versión mayor de mi mejor amiga. Termino mi desayuno y tomo mi teléfono comunicándole a Andrea que el chófer me llevará. Retoco mi maquillaje y salgo de mi casa. Entro al auto y Nick me saluda alegremente. Maneja tranquilamente observando de vez en cuando el espejo, sé que son órdenes de mi padre, sé que debe cuidarme, pero que haga eso me dan nervios. La arquitectura del Instituto se hace presente y pronto estaciona frente a él. Baja del auto y abre la puerta, salgo y me despido. Camino hacia la entrada y allí está Andrea. Sonrío y su mano toma la mía. Caminamos juntos hasta mi casillero y mi mejor amiga me observa. Se acerca a mí y me abraza muy fuerte. Siento sus lágrimas corriendo por mi hombro y acaricio su cabello.

-Estoy bien, Ken- digo en un susurro.

-No tienes idea de cuánto me asusté con tu llamada. No puedo perderte, no lo soportaría- una lágrima se desplaza por mi mejilla.

-Todo está bien- respondo.

Las clases pasan velozmente y disfruto de los momentos con mi mejor amiga y mi novio. Sonrío y me olvido del mal momento que pasó el día anterior. Observo la hora y falta poco para salir. Entonces mi teléfono comienza a sonar. Salgo del aula y respondo. Se escuchan ruidos, pero ninguna voz, entonces escucho un llanto.

-Grecia- escucho la voz temblorosa de mi madre y el miedo invade todo mi cuerpo.

-Mamá- respondo preocupada.

-Grecia, tienes que venir al hospital- cada centímetro de mi cuerpo comienza a temblar.

-¿Qué pasó? ¿Mamá?- grito desesperada, pero no obtengo ninguna respuesta.

-Ven, por favor- cuelga y las lágrimas comienzan a caer.

Entro al aula y tomo mi bolso. Salgo del Instituto y recuerdo que no traje mi auto, entonces el coche de mi padre aparece. Nick abre la puerta y entro. Maneja y en unos minutos estamos frente al hospital de Miller. Salgo rápidamente y comienzo a correr. Busco a mi madre con la mirada y la veo entre los brazos de la mamá de Kendall. A pasos veloces me acerco y mi mamá alza la mirada. Se separa y su cuerpo tiembla, provocando que me ponga más nerviosa.



LynelaNT

Editado: 20.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar