Valiente

12. Aquí estoy.

Charlie cuando llegó, vio por la ventana a Miranda, estaba conectada a una máquina de oxígeno, ella entró y se sentó al lado de ella, al verla en tal estado, se puso a llorar, aunque Charlie lloraba por casi cualquier cosa. Charlie le tomó la mano a su mejor amiga y esta estaba muy fría.

—Ay Miranda. —dice ella, en serio no podía creer que por intentar de no dejarla sola estaba así de mal...

Una enfermera entró y le sonrió a Charlie, ella trató de devolverla pero, no pudo.

—¿Usted es la hermana de la joven? —le dice la enfermera y Charlie asiente.

—Ella y yo somos como hermanas.

—Hable le de todo lo que han pasado juntas, momentos felices e importantes para ustedes. —dice ella y Charlie la mira confundida.

—¿Por qué?

—Es para estimular el cerebro, ella nos está escuchando y también para prevenir que la paciente despierte con amnesia.

Charlie miró a Miranda y la enfermera las dejó solas...

—Miranda, eres mi ángel guardián, siempre lo vas a ser, tienes que recordarme, recordar cuando le diste el primer beso a Cody, cuando me escapé a tu casa por primera vez... —dice ella riendo, pero igual las lágrimas bajaban por sus mejillas.

—Tienes que estar aquí, ¿quién me va a hacer reír como tú lo haces? —dice ella y sintió donde Miranda le apretó la mano, pero seguía con sus ojos cerrados. —Miranda, aquí estoy, y creeme que aunque me ofrecieran todo el dinero del mundo jamás me iría de tu lado... Porque tú me defendiste sin tan siquiera saber quién era, si te iba a caer bien o no... A lo largo de la vida me he dado cuenta que las almas gemelas no solo son amores... Porque yo sé que tu eres mi alma gemela, y en serio... No te quiero perder, mira que estamos a pocos meses de obtener nuestra beca, como siempre lo hemos soñado... No puedes rendirte, no ahora, yo sé que tu eres valiente, y no te vas a rendir... Recuerda aquella frase que me dijiste cuando un día quise acabar con mi vida, y yo dije que no tenía futuro, y tú, como siempre te han gustado tanto las películas de Disney me dijiste una frase de Valiente, la película y me encantó, en serio, esa frase me hizo cambiar muchos puntos de vista que tenía sobre mi vida, en serio gracias... —le dice Charlie, ahí se quedó ella en silencio, viendo a su mejor amiga. —Aquí estoy, y aquí estaré siempre...

Nuestro destino está dentro de nosotros, solo hay que ser lo suficientemente valiente para verlo.  Piensa Miranda en la frase que le dijo Miranda aquella vez.

—¿Puedo pasar? —dice Cody y ella asiente. —Claro... Los voy a dejar solos. 

—De acuerdo. —dice él y se sienta donde antes estaba, pero se inclina un poco y la besa.

—Ay Miranda... No sabes lo que me duele verte así... —dice Cody con los ojos cristalizados. —No puedes irte, yo acabo de llegar, aquí el que se fue fui yo, no vas a ser tú. —dice él y se ríe, en eso entra una enfermera. 

—¿Señor Antonio? 

Cody al escuchar esto se rió, tiene que haber sido una broma.

—¿Perdón? —dice él.

—¿Usted quién es? —le dice ella.

—Soy Cody Evans, el novio de la paciente, ¿por qué me llamó Antonio? 

—Es que un chico llamado Antonio Voight dijo que iba a pasar a ver a la paciente. 

—Ay no... —susurra él y saca su celular.

"¡Dante! ¿Dónde estás?" habla él apresurado.

"Eso te iba a preguntar yo hermano, ¿estás con Miranda?"

"Sí, aquí estoy con ella, ¿Qué pasa?"

"Es que acabamos de ver a Antonio irse por el mismo pasillo donde tú te fuiste." le dice Dante y Cody le contó lo que le había dicho la enfermera y todos se pusieron alertas.

—Oh por Dios... —dice una voz detrás de Cody, él se voltea y ve a Antonio.

—¿Qué haces aquí? —le dice Cody enfadado.

—Quería saber cómo seguía Miranda.

A Cody algo no le terminaba de calzar...

—¿Y eso cómo por qué? 

—Déjame verla. —dice y se trata de acercar pero, Cody lo empuja.

—Ni se te ocurra tocarla.

—¿Novio celoso?

—Contigo hay que tener cuidado.

—No vas a estar al lado de ella para siempre...

—Tú no me vas a volver a separar de ella.

—Eso es lo que tú piensas... —dice Antonio riendo.

—¿Cody? —dice Miranda con la voz algo ronca, él se voltea y sonreí.

—Vete... —le dice Cody en un susurro.

Antonio lo vio por unos momentos a los ojos y después le dijo:

—Ustedes de mí no se van a librar muy rápido.

—¿Qué es lo que tienes contra nosotros?

Antonio solo ríe y se va.

Cody se voltea y ve a Miranda con una sonrisa.

—Miranda... —dice él y se acerca a ella hasta abrazarla, ella hace lo mismo, y se quedan ahí por un momento. —Pensé que te iba a perder.



Monse Corrales

Editado: 05.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar