Vita, Un Corazón Con Deseos De Latir

Día 1, impulso de un ser humano

La noche cae poco a poco en la ciudad, y durante este proceso de cambio, todo tipo de sonidos invaden las calles, gritos, armas de fuego, vehículos a gran velocidad, explosiones, el miedo y desesperación. Al cabo de unas horas los ruidos comienzan a ser menos frecuente o se van desvaneciendo en el crepúsculo, hasta quedar en un silencio pasivo, y en ese silencio un sutil sonido comienza a escucharse, thump thump, thump thump, el notorio sonar de un corazón palpitando. El cuerpo de Vita que se encuentra en el suelo frio y manchado, ahora con hilos largos de sangre por donde se abrió paso, llegando a pequeñas gritas donde se acumuló en charcos para después continuar su trayecto, mientras continua el palpitar, Vita comienza a incorporarse, un poco tosca y tambaleando, como si fuera su primera vez intentando caminar, al poco tiempo de mantener su postura comienza a mover sus pies, caminando un poco lento, su cabello cae por entre su rostro, y su dirección parece errática pues no tiene definido a donde se dirige.

Pasada la media noche, el tonto caminar de Vita es interrumpido por un estruendoso golpe,  cerca de ella, por ello comienza a girar hacia la fuente del ruido pero antes de que logre voltear por completo, una chica sale corriendo de entre una calle y choca contra Vita, esto  provoca que esa persona caiga de retroceso, mientras que a Vita solo logro que esta columpiara sus brazos un poco  y termino de girar por completo, la chica rápidamente levanta la mirada para ver con lo que ha chocado y al momento de ver A una Vita sin expresión y su ropa llena de sangre, suelta un grito de terror.

     —¡Por favor no me mates! — grita alzando las manos para que Vita no se acerque.

De Vita no salen palabras simplemente un ligero gruñido, y con sus pasos tambaleantes se aproxima a la asustada chica, pero antes que logre siquiera tocarla, unas manos demacradas y ensangrentadas de uno de esos muertos, sostienen la cabeza de la chica, esta se petrifica al sentir la presión de esas manos, que casi como agujas  se abren paso entre la piel, hasta escucharse  el crujir del cráneo rompiéndose,  la sangre escurriendo por los orificios, justo después con unas mandíbulas abiertas hasta su límite, este ser  muerde la cabeza con tal brutalidad que la chica apenas si pudo hacer un pequeño grito que se detuvo instantáneamente, tras arrancar un gran trozo de la parte trasera de su cabeza.

Vita se queda quieta al observar esta sangrienta escena, y con un parpadeo, seguido del bum de su interior, en su mente pasa un ligero recuerdo de horas atrás, en ellas el monstruo que la mordió, el chico que le gusta viéndola con odio, y verlo correr mientras la abandona. Todo esto hace que Vita cambie su expresión sin emoción a una de miedo, da un paso atrás y su ojo izquierdo comienza a llorar, pero en el derecho unas pequeñas venas como si fuera una red invaden el ojo tornándolo de un rojo intenso. Ella sigue avanzando en reversa, hasta llegar al borde de la banqueta, donde cae por el mal paso, se queda sentada y mientras se sigue escuchando el ruido de carne desgarrándose y el masticar de esa cosa disfrutando su presa, Vita baja su cabeza cubriéndose entre sus piernas, se lleva las manos a los oídos para no seguir escuchando, sierra sus ojos y en su mente siguen pasando esos pequeños momentos, que no se percata de que el ruido se detuvo, sin saber que tanto tiempo lleva así, siente una mano en su cabeza que la hace reaccionar, abre sus ojos y lentamente sube su cabeza y como si apenas recobrara su oído empieza a escuchar.

     —¿estás bien?...   oye…  ¡Oye! — esa voz comienza a ser más nítida.

Vita sorprendida, termina de levantar la vista hasta poder visualizar varias personas, una mujer un poco alejada está terminando de regurgitar, y con ella otra mujer sobando su espalda como apoyo por el mal momento que pasa, un poco más a su izquierda hay un joven con un bate en las manos, manchado en sangre, mirando a varios lados de las calles, estando alerta de todo su alrededor, y aquella cosa que devoraba como animal, yacía inmóvil en el suelo, por último la persona que tiene en frente, quien la mira a los ojos para que esta se  logre concentrar en él.

     —Oye, ¿te encuentras bien? — sigue preguntando.

Ella lo mira y al ver mejor su rostro, él se da cuenta que estava llorando. Los ojos de Vita están normales y el tono rojo desapareció. Ella intenta responder, pero al intentar hablar no sale sonido alguno, así que simplemente asiente con la cabeza, al tiempo que toca su hombro donde fue mordida.

     —¿Estas herida? ¿te duele ahí? — le pregunta mientras intenta revisar el hombro de Vita.

Al quitar la mano de Vita, él puede ver mejor el hombro, pero este no tiene ninguna herida, solo manchas de sangre ya seca, que aún permanecen en ella.

     —no te preocupes, estas bien, dime ¿puedes hablar? — el pregunta.

Pero Vita simplemente niega con la cabeza.

     —bueno, todo estará bien— antes de que siga hablando, el joven que miraba a todos lados, se centra en ellos.

     —Donovan, tenemos que salir de aquí, estamos muy expuestos. — dice y después mira a las otras dos chicas.

     —si tienes razón, tenemos que seguir caminando—dice la chica que vomitaba, mientras termina de escupir lo último que quedo en su boca.

     —si está bien, solo déjenme levantarla— dice Donovan que intenta levantar a Vita y a su vez un largo machete. Que avía tenido a sus pies — vamos iremos a buscar un lugar seguro—

Casi sin pensarlo, Vita simplemente los sigue, esta vez ella comienza a caminar de forma más natural, así que le es fácil seguir el paso, pasando entre lámparas que iluminan las calles, Vita mira un momento atrás.

Todo eso paso muy rápido que no se puso a pensar que avía pasado, ¿cómo es que ahora estaba en esta situación? y ¿cómo es que llego a esa esquina?

 

 

********************                    ********************                    ********************



ConD

Editado: 14.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar