Wolfsbane

¡Considerate Muerto!

Intento levantarme, pero me es imposible mis piernas están muy débiles, mi cabeza sigue dando vueltas y es muy difícil concentrarse, pierdo el equilibrio y me desplomo en el suelo sentí un gran alivio de no poner fuerza para mantenerse de rodillas.

Escuchó unos golpes y al voltear veo como Hunter patea a Ethan que no se puede levantar del suelo, desesperada tome impulso y logre volverme a poner de rodillas luego tome más impulso y me levante por completo al ver de nuevo Hunter seguí pateando a Ethan que se encuentra muy débil para defenderse, una gran furia me invadió y ese fue el impulso que me hizo correr a toda velocidad hacia él y derribarlo miré a Ethan que se encuentra inconsciente y muy herido.

Mas ira entró en mí y por instinto mis colmillos salieron y mis ojos se tornaron amarillo brillante, mire a Hunter con mirada asesina pero el solo me sonrió lo acepte como una invitación y no dude ni siquiera un segundo y corrí a atacar. Lo patee en la rodilla provocando que se flaqueara del dolor luego golpea su estómago y el cayó al suelo quejándose del dolor, aproveche y lo patee en el rostro escupió sangre, pero no me importo y volví a patearlo.

Luego lo tome de la camisa obligándolo a levantarse y darme la cara.

—Si te vuelves a meter conmigo la próxima vez te haré desear no haber nacido.

—Primero estarás muerta antes de que eso pase junto a tu noviecito.

—¡Considérate muerto!

Iba a volver a golpearlo, pero unos brazos me tomaron por la cintura obligándome a soltarlo y alejarme intenté zafarme, pero no pude volteé a verlo y vi que es Noah.

—¡Suéltame! — exigí.

—No.

Mire a Hunter que está arrodillado en el suelo con una sonrisa triunfante que luego desapareció cuando Megan lo pateo tan fuerte en la cara dejándolo inconsciente sonreí y le guiñe el ojo a Megan.

Cuando Noah vio que no forcejeaba más me soltó e instintivamente corrí hacia Ethan que Jacob y Tracy lo revisaban.

—¿Cómo está? — preguntó arrodillándose junto a ellos.

—Está inconsciente y su respiración estaba débil debemos llevarlo a casa lo más rápido posible Jacob lo carga como saco de papas en su hombro y corre a toda velocidad con nosotros detrás de él.

Todos entramos al auto, yo en la parte trasera con la cabeza de Ethan recostada en mis piernas y Jacob a mi lado revisando su pulso.

—¿Qué fue lo que pasó? — pregunta viéndome a través de espejo retrovisor mientras conduce el auto.

—El hijo de Will.

Noah frena de golpe.

—¿Cómo que el hijo de Will?

—El chico que estaba a punto de matar es el hijo de Will.

—¿Cómo es eso posible? — susurro Jacob.

—No tengo idea, pero hay algo más inusual.

—¿Que?

—Sentí su parte lobo, pero tiene ojos carmesíes y él fue quien se devoró el venado.

—¿Ósea qué?

—Él es un hombre lobo y vampiro.

—Eso ni siquiera es posible — exclamó Noah.

—En realidad lo es, pero una parte es convertida— dice Tracy

—¿A qué te refieres? — pregunta Jacob

—Hay un libro en la casa que lo explica y creo que Tracy sabe dónde está.

Noah asintió y pisó el acelerador, mire a Jacob y le pregunte.

—¿Cómo está su pulso?

—Sigue igual.

Veo a Ethan con los ojos cerrados un duro golpe en su frente y su labio partido con un color morado formándose alrededor.

—Estás sangrando — escuchó decir a Jacob lo volteo a ver y mira el costado de mi cabeza con la expresión llena de preocupación.

—Solo fue un golpe.

—Un fuerte golpe, al llegar a casa te revisare — asentí sin interés, pero una duda entra a mi cabeza.

—¿Cómo es que sabes tanto de enfermería lobuna? — él sonríe viendo al suelo de auto como si estuviera recordando algo.

—Nuestra madre es enfermera en la manada, nos enseñó todo lo que sabemos.

Noah nos observaba por el espejo retrovisor con una media sonrisa en sus labios, pero su mirada refleja tristeza y sé que hay una historia detrás.

(...)

Noah parque el auto junto al mío donde se encuentran Megan y Tracy recostadas, Jacob se encargó de Ethan mientras yo me acerque a Tracy y al ver mi expresión la de ella se preocupó.

—¿Qué pasa?

—Necesito tu ayuda, recuerdas el libro de criaturas místicas de papa —ella asiente.

—Creo que está en su biblioteca privada — dice comenzando a caminar hacia la casa.

—Luego te alcanzo — le avisó, ella asiente y entra a la casa.

Noah carga a Ethan hasta la sala y lo recuesta en el sillón más grande.

—Traigan hielo— ordena Noah, Megan sale corriendo a la cocina y no tarda en regresar con bolsas de hielo en las manos Noah las agarra y pone una encima de la cabeza de Ethan y otra en sus costillas.

—Solo falta despertarlo y prepararle un té de romero — dice Jacob.



Fadua Castro

#501 en Fantasía
#375 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: hombreslobo, romance, accion

Editado: 27.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar