Wolfsbane

Rápido Posible

TRACY

Ahora que conseguimos la ubicación del lunático tenemos que comenzar con el plan lo más rápido posible. El tío Damon trata de mantener lo más calmado a papa mientras el también trata de mantener la cordura al igual que todos los demás, pero el que más me preocupa es Ethan que se ha mantenido muy callado demasiado para ser sincera.

Hoy vamos a practicar técnicas de ataque con el tío Damon en el en el bosque ya todos listos mi padre comienza hablar.

—Bueno ahora vamos a comenzar con lo básico y es defensa y él nos señala para que nos acerquemos más y nos ubica cara a cara con una pareja, yo con Jacob, Megan con Noah y Ethan con Damon.

—No olviden usar ataques sorpresa y usar el punto débil del oponente — todos asentimos listos.

—Okay ahora puede comenzar.

Cada uno empieza a dar vueltas sin perder la vista de su oponente mirando con miradas asesinas y con un poco de diversión. Jacob se mantiene atento a cada movimiento que haga y esperando a que yo me lance a atacar, si eso quiere eso tendrá. Corro hacia él y trato de golpearlo en la cara, pero evita mi golpe y me toma por la cintura para derribarme al suelo.

—Ahuché — él me sonríe victorioso, pero esto apenas ha empezado, con mi rodilla lo golpeó en el estómago dejándolo sin aire y quitándoselo de encima para después tomar sus dos brazos y sujetarlos detrás de su espalda y sentarse sobre él.

Papa suena su silbato indicando que dejemos de pelear, suelto a Jacob y apenas se levanta me toma de la cintura me pega a su cuerpo y une sus labios a los míos para darme un tierno beso.

—¿Esa es tu venganza?

—No es tu trofeo.

Papa se nos acerca y nos sonríe.

—Bien hecho hija, pero para la próxima no te adelantes mucho y Jacob eres ágil, pero debes estar más atento a las piernas no solo los brazos —los dos asentimos y nos quedamos observando como los demás pelean.

Megan parece una gimnasta, cuando Noah intenta derribarla ella salta y se sube sobre el las piernas en sus hombros y pone su peso hacia atrás haciendo que el pierda el equilibrio y lo derriba es antes aterrizar al suelo como una gata.

—Bien hecho Megan, pero eso no basta necesitas dar más golpes — ella asiente—Y Noah, solo porque es tu chica no debes tener, no necesito que la golpees, sino que te defiendas, y sigue usando la técnica de mirarla a los ojos eso la distrae — el asiente.

Ahora la pelea entre Damon y Ethan.

Damon se encuentra arriba de él manteniéndolo en esa posición por un largo tiempo, pero Ethan da un giro ahora el encontrándose encima de él sosteniendo sus dos brazos, pero tío Damon con su pierna derecha lo empuja a un lado y lo deja poca abajo en suelo apresando sus brazos en la espalda y el montándose encima. Damon lo deja ir satisfecho con su trabajo, pero cuando mi padre está apunto se sonar el silbato, Ethan usas ambas piernas para atrapar las de mi tío y derribarlo justo cuando mi padre suena el silbato.

—Muy bien chicos, pero Ethan debes utilizar más resistencia no solo maniobras, y Damon no subestimes a un Wood— Todos excepto el hacemos una risita.

Un fuerte pinchazo en mi cuello me tomó por sorpresa y toque mi cuello y un quejido salió de mi boca.

—¿Estás bien Tracy? —es Alex— digo al ver el color carmesí en mis dedos.

(...)

Al siguiente día todos nos encontrábamos en la carretera en una mini Van camino a rescatar a Alex, y lo que más nos preocupa es que ya llevo ocho agujeros en mi cuello y antebrazo y por lo despacio que va sanando creemos que le aplican matalobos a Alex una planta también conocida como wolfsbane y los cazadores lo usaban para debilitar a los hombres lobo.

Solo falta media hora más y siento como mi cuerpo está envuelto en llamas, mi garganta seca y puntos blancos en mi vista.

—¿Tracy te encuentras bien? — oigo la voz preocupada de Megan a mi lado.

—Creo que no — de pronto siento la necesidad de vomitar.

—¡Paren el auto!

Papa frena el auto de golpe y desesperada salgo del caigo de rodillas al suelo y vomitó un líquido verde combinado con sangre.

—¡Dios mío Tracy! — Megan se arrodilla a mi lado y recoge mi cabello en una cola de caballo, cuando al fin paró de vomitar Noah me pasa papel higiénico, le agradezco con una débil sonrisa y limpio el residuo de vómito que quedó alrededor de mi boca.

—Creo que debemos apurarnos — Megan y Noah me ayudar a levantarme y todos volvemos al auto. Aunque no es una de mis cosas preferidas no me quejo ya que yo solo puedo sentir una muestra de lo que Alex ha de estar sintiendo, y ni siquiera me quiero imaginar de lo que ella está sintiendo.

 

 



Fadua Castro

#558 en Fantasía
#407 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: hombreslobo, romance, accion

Editado: 27.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar