Yo oí que...

Capítulo 16: Oh no.

Terpsícore.
 

Alex me besó.

Y yo le correspondí.

Y demonios, desde ese día en la fiesta había deseado inconcientemente que esto pasara.

Había tratado de mentirme a mi misma pero en este punto ya no podía ignorar mis estúpidos sentimientos.

Nos estábamos dejando llevar por el momento y nada podía importar más ahora.

No quería que esto parara y parecía que tampoco él.

En serio no quería, pero alguien llamó a la puerta y nos separamos, nos vimos por algunos segundos y volvieron a llamar con más insistencia.

—¡Ya voy!—Grité y me pare de mala gana arreglando mi blusa y mi cabello.

Abrí la puerta y en cuanto lo hice Lisa saltó a abrazarme.

—¡Perdón por tardar!

Había olvidado que le había mandado un mensaje de emergencia a Lisa cuando paso lo de mi padre.

Ups.

—Será mejor que yo me vaya para que ustedes hablen.—Dijo Alex apareciendo detrás de mi. Yo asentí.—Hablamos luego ¿Si?

—Esta bien.—Salió y cerré la puerta.

—Bien, tienes que explicarme que esta pasando aquí en este día.

Dicho y hecho le relaté todo a Lisa incluyendo lo ocurrido hace menos de veinte minutos con Alex.

Mi corazón seguía un poco acelerado.

—Perdón por haberte dejado tantos días con tantas crisis existenciales, en serio.—Lisa me dijo mientras ponía las manos en su cara.

Ella había estado toda la semana estudiando y Luke era su tutor.

Oh no, había olvidado a Luke.

—No te preocupes, sé que estás a punto de reprobar así que tampoco quería agobiarte.

—No me agobias, lo sabes. Al menos ya sé que estuviste en buenas manos.—Comenzó a alzar y bajar las cejas.

—Gracias por hacerme recordar el tema.

—¡Alguien tenía que tocarlo! ¿Sabes que a penas hace una semana tu seguías sintiendo algo por Luke no?

—Y si lo hago, solo que tal vez ya no de la manera en que solía hacerlo. Empiezo a creer que solo le tengo aprecio por lo que pasamos.

—¿Tal vez?

—Aún no lo sé, ¡No me presiones! Ahora con Alex las cosas son ¿diferentes?

—Veamos, que te orilló a besar a Alex la primera vez.—Tomó su posición de psicóloga.

—¿En la fiesta?—Ella asintió.—¿El alcohol?

—¡Sabes que no! También seguías ebria cuando estábamos con Luke. Y no lo besaste.

Es un muy buen punto, no lo había considerado.

—Ya te dije que no lo sé. Fue un impulso. Sabes que cuando bebo me gusta ser melosa con todos. En ese momento Alex estaba ahí y las cosas pasaron.

—Pues debes de calmar tus impulsos antes de herir a alguno de los dos o peor, herirte tu misma. Y el alcohol no sirve de excusa.

—Odio que tengas tanta razón.


(...)

 

Lunes otra vez, al menos ya era el fin de mi día escolar y al parecer me iría sola de nuevo gracias a que Max estaba con Sam.

Volteé y Luke venía hacía mi. Oh no.

—¿Ya te vas a tu casa?—Dijo mientras se iba acercando.

—Sí.

—¿Puedo acompañarte?

—Claro.—Le sonreí.

Comenzamos a caminar por las calles hablando de cosas al azar, al menos todo era muy tranquilo, sabía que siempre podía entablar una buena conversación con el.

—Extrañé hablar contigo estos días.—Me dijo cuando paramos en frente de mi casa.

—Han sido semanas de locos.

¿Yo lo había extrañado?

—Lo sé, creí que empezarías a cambiarme por Alex o algo.—Me estaba mirando muy fijamente.

—¿A que va eso?—No esta conversación por favor.

—Es que últimamente pasan mucho tiempo juntos. Para serte honesto me siento un poco celoso.—Odiaba lo directo que llegaba a ser, ya lo conocía bien.

—¿Por qué?

—Creo que él te quiere, de la misma manera en que yo te quiero.

—¿Qué manera es esa?—Y todavía preguntas Terpsícore.

Estas jugando con fuego y te vas a quemar.

—Creo que bien sabes cual.—No entendía el rumbo de esta conversación. O tal vez si pero me gustaba hacerme la desentendida. —La manera suficiente como para aceptar que solo me estes contestando con preguntas y aún así pensar que eres hermosa.

—Lo siento. Yo no soy...

—Escucha.—Me interrumpió.—Alex es mi amigo y todo, de los mejores, Core. Y creo que tienes que decir si quieres estar conmigo de una vez por que yo si quiero estar contigo. A pesar de todo y todos.

Mierda.

—Yo... yo no creo saberlo ahora. También te quiero, Luke pero no sé si es lo suficiente como para estar en una relación contigo. Estoy un poco confundida a decir verdad.

Poco en realidad significa muy confundida.

—Solo, piénsalo ¿Si? Yo sabré esperar pero no por demasiado tiempo.

—Esta bien. Prometo que lo haré.

—Me tengo que ir, nos vemos luego.—Dijo y me dio un beso corto en los labios.

No sabía que pensar.

Ni siquiera sabía como sentirme al respecto.

¿Debía estar feliz por qué el chico que siempre me gustó que también es mi ex novio quería regresar conmigo?

¿O debía no estarlo por la misma razón?

Sumándole eso el tema de Alex y lo que no sabía que sentía ahora.

Mi estomago está revuelto.

No sabía que hacer en este punto.

Y menos cuando voltee y Alex estaba atrás de mi.

—Tenemos que hablar.


 



Sparkle Guuurl

#511 en Joven Adulto
#834 en Otros
#243 en Humor

En el texto hay: novelajuvenil, romanceadolescente, enemigos

Editado: 14.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar