you are perfect for me

"un pequeño robo"

Capítulo 14

Estoy a punto de perder el control y salir corriendo como una loca...pensándolo bien, no es tan mala idea.

Christopher sigue encima de mí pero no lo veo porque sigo con las manos en mi cara. Siento sus labios en mi oreja y susurra seductoramente.

-que linda manera de despertar. Espero que se repita- Sonreí sin poder evitarlo y escuchamos un carraspeo de parte de Becca.

Christopher negó con el cabeza divertido y se separó de mí.

- buenos días Becca - saluda chris mientras yo me siento con las piernas cruzadas.

- hola cuñadito-  responde Becca sonriendo como el gato de Alicia en el país de las maravillas.

Chris sólo sonrió sin decir nada y se fue hacia la cocina dejándonos solas.

-así que...- canturreo Becca mientras rodeaba el sofá para sentarse a mi lado -¿pensaban tener sexo en mi sofá?

Abrí los ojos como platos y la miré mal.

-¡¿QUE?! ¡Estás loca Becca!- grité molesta y ella empezó a reírse.

Cada día me sorprende más esta  chica. ¡No puedo creer que piense que iba a tener sexo aquí!

-okey no te alteres...- dijo intentando calmarse de su pequeño ataque de risa- pero si planeabas hacerlo en mi casa solo te digo que no públicamente, no quiero traumarme.

-¡qué no, Becca!- grité más furiosa que antes. Suspire con molestia y decidí decirle la verdad- tengo que decirte algo.

Becca solo me miró confundida y me hizo un ademán con la mano para que siga hablando.

- bueno...Christopher y yo en realidad no estamos saliendo. No somos novios.- le dije y ella solo se quedó viendo fijamente el suelo.

Esperé a que me dijera algo o se pusiera en su papel de dramática, pero no hablaba.

¿Y a esta que le pasa

- Beccaaa- la llamé moviendo mi mano en su cara hasta que me miró.

- ahh lo siento, no sé qué me pasa- dijo distraída, bajó la mirada y luego volvió a mirarme- ¿cómo que no son novios? Tú dijiste que...

-ya lo sé. Pero solo lo dije para que Daniel no me moleste. Apenas conozco a chris.-le conté y ella solo asentía con la cabeza.

-entonces ¿desde cuándo lo conoces?- preguntó y se levantó del sofá para abrir un poco las puertas que daban al patio trasero.

-mmm...- puse mi dedo índice en el mentón y contesté- desde ayer.

-¡¿QUE?!? ¡¡Emma, puede ser un asesino!!- gritó mientras movía las manos al aire. 

- no seas dramática Rebeca, no es para tanto- doble los ojos y me cruce de brazos mientras ella me miraba con odio por decir su nombre completo.

- no me digas así o me conocerás Emma Brown- me amenazó señalándome con su dedo índice.

-uhh que miedo...-la desafié con la mirada y ella se acercó lentamente, me encogí en mi lugar. A veces no es bueno retar a Becca ya que se vuelve más loca de lo que ya es.

-¡chicas tienen que venir!-grito "mi salvación" desde algún lugar de la casa. mire a Becca preocupada y ella hacia lo mismo. Nos miramos una vez más sin movernos y sin decir nada hasta que escuchamos de nuevo un grito-¡AHORA! - luke aparece en nuestro campo de visión un poco alterado.

-¿qué pasa?-preguntamos Becca y yo al unísono.

-mírenlo ustedes mismas- dijo molesto doblando los ojos y empezó a caminar dejándonos confundidas.

Becca me dio una mirada confusa y yo solo me encogí de hombros. Fuimos por el pasillo que Luke tomó y lo encontramos al final del pasillo con Mateo y chris mirando una habitación. Los tres tenían caras de enojo y asco. Me parece que esa habitación siempre ha estado vacía, no sé qué tanto están mirando.

Me acerque lentamente hacia ellos.

- chicos ¿qué hay allí dentro?-pregunté con mi voz llena de confusión, ellos solo se apartaron de la puerta ya que no me dejaban ver nada.

Entré a la habitación y no veía nada, pero por suerte mis ojos se acostumbraron a la oscuridad y pude ver más claro...

Pero...que mierda es esto.

Me quedé con la boca abierta y después de unos segundos Becca me empujó para que ella pueda entrar.

-¿Daniel?- susurramos al unísono y nos miramos confundidas.

El escenario es este: Daniel abrazando un oso de peluche que posiblemente sea de Becca, y tres chicos con ropa de policía, los cuatro durmiendo tirados en el suelo como sacos de papas. añadiéndole a esto que todo el maldito cuarto huele a alcohol mezclado con sudor.

-¡¿Daniel es guey?!-gritó Becca haciendo que todos la miremos con cara de "es enserio".

- no me miren así... Yo solo decía- hizo puchero y todos doblamos los ojos.

- deberías preguntar ¡¿qué hacen estos hombres en tu casa?! - dije y miré a todos esperando una explicación.



jackelineh

#20449 en Novela romántica
#13460 en Otros
#1968 en Humor

En el texto hay: novela juvenil, comedia drama y romance, chico perfecto

Editado: 28.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar