Your True Self

Capítulo V

Algo punzante en mi muñeca fue lo que me hizo despertar.

Mis ojos tardaron un poco en adaptarse a la luz, miré el causante de mi malestar, una pequeña aguja atravesaba mi mano, a su vez ésta estaba conectada a una bolsa de lo que parecía suero.

¿Qué es lo que había pasado?

Los recuerdos fueron llegando poco a poco y me coloqué en estado de alerta. Si lo que recordaba era cierto y no sólo producto de algún alucinógeno, él debería aparecer en cualquier momento.

—Me alegra que hayas despertado

Miré con miedo al chico frente a mí e instintivamente me senté y retrocedí todo lo que pude hacia el cabecero.

—Te dije que no debías temerme —dijo en voz baja.

—Es bastante difícil no hacerlo Asriel —le respondí con el ceño fruncido.

—Entiendo, pero… —se sentó a los pies de la cama y sonrió débilmente —, ¿no crees que si hubiera querido hacerte daño… no me hubiera detenido? Tú me deseas, hubiera sido muy fácil matarte. Pero yo no soy así y tú no mereces eso

Observé sus ojos durante un rato, tratando de encontrar la mentira en sus palabras, pero éstos se veían sinceros. Aún así, necesitaba muchas explicaciones, después de todo se supone que los demonios no existen o al menos no deberían convivir entre nosotros.

—Supongamos que te creo. ¿Por qué tú no quieres matarme? ¿Qué te hace diferente al resto?

—No lo sé realmente, tal vez sean los genes de mi madre, pero desde que descubrí lo que soy, sólo consumo energía por necesidad, cuando ya me siento lo suficientemente débil para reprimir mi naturaleza demoníaca

—Tu madre era una bruja ¿no?

Asriel asintió.

—Y tu padre un íncubo, ¿Cómo fuiste engendrado? Es… extraño

—Mi padre se enamoró de mi madre y ella de él, por muy imposible que suene, pero… es difícil tener un hijo de un demonio, era imposible que yo pudiera nacer por mí mismo, así que… mi madre me cedió sus poderes cuando nací, para que pudiera sobrevivir, inevitablemente consumí su energía vital y… la maté

Lo miré incómodo por hacer que me contara esa historia.

—Él cuidó de mí hasta que le fue posible, pero debía de regresar al infierno, así que me dejó al cuidado de mi “tío” quien es un primo lejano de mi madre, él era completamente humano así que me crió como tal, hasta que fue imposible ocultar mi verdadera naturaleza, mi padre vino por mí y me explicó todo, desde entonces tuve que hacer lo que hace mi raza, con la excepción de que no mato a mis víctimas, sólo tomo de ellos lo necesario

Tragué saliva cuando terminó de hablar.

—Por eso… quiero que confíes en mí, no quiero hacerte daño Isaac

—Es difícil, todo esto… es difícil de digerir, dame un tiempo, dámelo y dejaré de temerte, prometo que haré lo posible

—De acuerdo —una ligera sonrisa apareció en su rostro y entonces me permití relajarme.

Procedí entonces a sacarme la aguja, no me agradaban esas cosas.

Me coloqué los zapatos y miré entonces al pelirrojo, quien no se había movido del sitio.

—Debería irme

—Antes de eso… el íncubo que te atacó, probablemente vaya contando que te estoy protegiendo, es casi imposible distinguirnos hasta que ya estamos en pleno acto. Por eso… —se levantó y sacó algo de su bolsillo, no pude evitar encogerme cuando lo tuve cerca.

Deslizó sus manos por mi cuello con delicadeza y me colocó un extraño collar.

— ¿Qué es esto? —miré con curiosidad el dije, parecía una especie de talismán.

—Le pedí ayuda a mi tío, él me dio esto, me dijo que era de mi madre, los mantendrá alejados de ti, o al menos eso esperamos, aún así… por seguridad te recomiendo que no tengas relaciones hasta que las cosas se calmen y no te lo vayas a quitar

—Me pides algo difícil —dije en broma, el ambiente estaba algo tenso —. Gracias —dije mientras sonreía.

— ¿Quieres desayunar?

—Me gustaría, pero Ángel debe estar preocupada

—Ella sabe que estas aquí. Anoche la llamé y le dije que estabas muy borracho y que te había traído a mi casa, te encontrabas débil, se iba a asustar si te veía así

—Entiendo, entonces supongo que te aceptaré la oferta

Comimos en silencio, no podía evitar mirarlo de reojo de vez en cuando, tenía un demonio comiendo a mi lado tranquilamente. Si le decía a alguien sobre esto, era un pasaje seguro al psiquiátrico o a una iglesia por un exorcismo.

—Gracias por la comida, y por todo, nos veremos cuando volvamos a la universidad supongo

—Te visitaré en el café si quieres

—Puedes ir cuando quieras

—Cualquier cosa extraña no dudes en llamarme

—Lo haré

El momento se volvió incómodo una vez estuvimos en la puerta. ¿Qué debía hacer? ¿Simplemente irme, o debía darle un abrazo, un apretón de manos o un beso?, ¿qué?

—Deja de pensar tanto —Asriel revolvió mi cabello con una sonrisa en su rostro —. No quiero que me trates diferente ni que estés nervioso, sólo… todo estará bien, por favor. No quiero que las cosas cambien entre nosotros

Tragué saliva con fuerza y asentí despacio.

—Lo siento, estoy algo… abrumado

—Lo sé, cuídate —correspondí la sonrisa y me alejé de aquella casa.

Ángel me recibió con un abrazo una vez llegué al departamento.

—Te divertiste anoche ¿eh? Asriel tuvo que llevarte a su casa

Me encogí de hombros con una leve sonrisa.

—Supongo, voy a ducharme, lo necesito

—¿Hoy trabajas?

—Si, tomaré doble turno. Quiero distraerme

—Bueno, yo también trabajo hoy, pero saldré temprano. Tal vez salga un rato con unas amigas de la facultad

—No hay problema

Pasé un buen rato bajo el agua, ordenando mis ideas. Pensando en Asriel, en lo que era, en que casi me asesinan y sobre todo en que no podré tener sexo en un tiempo.

Mis prioridades eran insólitas.

Me reí de mi mismo mientras tomaba la toalla y me envolvía en ella.

Me vestí y vi la televisión hasta que fue la hora de almorzar, mi mejor amiga y yo comimos en un silencio cómodo. Ella salió primero, depositó un beso en mi mejilla mientras le pedía que se cuidara.



#632 en Fantasía
#417 en Personajes sobrenaturales
#2888 en Novela romántica

En el texto hay: erótica, drama, gay

Editado: 09.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.